Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Adolfo Sánchez Vázquez, un marxista republicano que sentó cátedra en México

Miguel Ángel Ferrer. Cuarto Poder, 23-07-2011 | 24 julio 2011

A los 95 años de edad ha muerto el pasado 8 de julio  en la ciudad de México, Adolfo Sánchez Vázquez

 

 

SÁBADO, 23 JULIO 2011

A los 95 años de edad, y en pleno uso de sus facultades mentales, ha muerto el pasado 8 de julio  en la ciudad de México, Adolfo Sánchez Vázquez, figura señera de la filosofía marxista en lengua española. Nacido español, y combatiente en defensa de la Segunda República, conoció la amargura del exilio. Mas para su fortuna y, sobre todo, para fortuna de la ciencia y la cultura mexicanas, fue acogido en tierra azteca a cuyo servicio dedicó sus enormes talento y sabiduría por más de siete décadas.

Sánchez Vázquez fue uno de los miles de republicanos españoles que en tierras de Anáhuac cultivaron pródigamente las ciencias, las artes, la técnica, las leyes, la administración, la enseñanza. Y aunque casi no hubo centro de estudios superiores donde los republicanos no derramaran generosamente sus dotes intelectuales, fue la Universidad Nacional Autónoma de México, la UNAM, la institución que más se benefició de las aportaciones de aquellos perseguidos que aquí encontraron techo, trabajo y nueva patria.

Interesado desde su paso juvenil por la Universidad Central de Madrid en los meandros del arte, el marxista Sánchez Vázquez se consagró en tierra azteca al estudio  de la estética.

Poeta, ensayista, profesor, conferenciante y fundamentalmente filósofo, Adolfo Sánchez Vázquez dejó en el ámbito de la filosofía en general y de la estética en particular una obra monumental: Las ideas estéticas de Marx, La Filosofía de la Praxis, Ética, Estética y marxismo, Del socialismo científico al socialismo utópico, Invitación a la estética, Ética y política y muchos libros más de filosofía, poesía, ensayo y autobiográficos.

Doctor en Filosofía por la UNAM, personalmente modesto, afable y nada proclive a la autopromoción, su vasta y sólida obra lo hizo merecedor de doctorados honoris causa por las universidades mexicanas de Puebla, Nuevo León, Guadalajara y la de su natal Cádiz. También le otorgaron semejante distinción las universidades españolas Nacional de Educación a Distancia y Complutense. Y en el ámbito latinoamericano, las universidades de La Habana y de Buenos Aires. Igualmente recibió la Gran Cruz de Alfonso X, el Sabio (España), el Premio Universidad Nacional de México en Humanidades, el Premio Nacional de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía del gobierno mexicano, el Premio María Zambrano de la Junta de Andalucía y la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil del gobierno de España.

Figura relevante de la filosofía contemporánea, en 1990 fue invitado por el poeta y ensayista mexicano Octavio Paz a un encuentro de intelectuales que tuvo amplísima difusión mediática para analizar la desaparición de la Unión Soviética y del campo socialista de Europa del Este, y que se denominó “El siglo XX. La experiencia de la libertad”. El usurpador de la Presidencia de México, Carlos Salinas de Gortari, dio, desde luego, bendición y financiación a esa apasionada apología del capitalismo.

En ese encuentro participaron mayoritariamente conocidos intelectuales de derecha, como el propio Octavio Paz y el peruano-español Mario Vargas Llosa, todos ellos festejando, exultantes de alegría, la caída, como diría Hitler en 1941, del “Gran Enemigo del Este”.

A su turno, y contrariando y disgustando al anfitrión, Adolfo Sánchez Vázquez desarrolló las razones que lo llevaron a ser y a seguir siendo marxista. Con palabras comedidas, propias de un hombre de suprema inteligencia y educación, dijo, palabras más, palabras menos, que mientras existan el capitalismo y sus horrores, siempre habrá seres humanos dispuestos a luchar por el socialismo. Fernando Buen Abad ha referido aquellas palabras de Adolfo Sánchez Vázquez del siguiente e insuperable modo y en clara alusión a Octavio Paz: “El capitalismo es un horror que no se puede hermosear aunque para ello se contrate a poetas”.

(*) Miguel Ángel Ferrer (Ciudad de México, 1948). Economista y profesor de Economía Política. Ha sido editor, editorialista y columnista en los principales diarios mexicanos. Actualmente es columnista del diario El Sol de México y colaborador de Rebelión y Telesur.

http://www.cuartopoder.es/invitados/adolfo-sanchez-vazquez-un-marxista-republicano-que-sento-catedra-en-mexico/1561