Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La disputada placa de los republicanos de Granada

El Mundo.es, 26/07/2011 | 26 julio 2011

El Ayuntamiento ha retirado cuatro veces una placa homenaje a los fusilados

 

José A. Cano | Granada

Todo puede cambiar el 2 de agosto, cuando la tapia sea un Lugar de la Memoria

Entonces, pasará a ser competencia de la Junta, y no municipal

El cementerio ya tiene un patio dedicado a los caídos del bando nacional

Ni una, ni dos, ni tres. Ya son cuatro las veces en que la historia de la ‘placa del cementerio’ se repite en Granada. Cuatro ocasiones en las que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada (AGRMH) celebra un acto de conmemoración de los fusilados republicanos y coloca una placa en homenaje, y cuatro ocasiones en las que la empresa municipal que gestiona el cementerio, Emucesa, ordena retirarla en menos de una semana. El cuento de nunca acabar, pero que puede hacerlo el próximo 2 de agosto cuando se apruebe el Decreto de Lugares de Memoria de Andalucía y la competencia sobre la tapia pase a manos de la Junta de Andalucía.

En el muro del cementerio de San José se fusiló a 3.968 personas durante la Guerra Civil y la posguerra. El camposanto, que contiene entre otras la tumba de Ángel Ganivet o el palacio nazarí de los Alíxares, y forma parte de la Ruta Europea de Cementerios Históricos, posee un patio, el de Santiago, dedicado a los fallecidos en el bando nacional -‘Caídos por Dios y por la Patria’- y un monumento del escultor Eduardo Carretero, ‘Piedad’, dedicado a los caídos de ambos bandos.

El Ayuntamiento, de hecho, considera que con la estatua se homenajea de sobra a cualquier víctima de la contienda civil, pero la AGRMH no está de acuerdo. Si la inauguración del monumento, en febrero, ya tuvo alguna protesta desde los asistentes, el portavoz de la asociación, Francisco Vigueras, ha vuelto a insistir, tras “lamentar” la última retirada de la placa, en que “no podemos pedir que los familiares de los republicanos se identifiquen con una estatua llamada ‘Piedad'”. En su momento, el autor insistió en que era la ‘piedad’ en sentido laico.

‘El muro de la discordia’

El próximo 2 de agosto, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobará el Decreto de Lugares de la Memoria, que incluirá la tapia del cementerio, circunstancia que implica que la pared pasará a ser de titularidad autonómica, y escapará al control del Ayuntamiento, aunque siga gestionando el resto del cementerio, en una situación, cuanto menos, curiosa para el muro de la discordia.

Vigueras confiesa que esperan que esto signifique que la placa se convierta en fija “antes de que acabe la legislatura”. Explica que el año pasado también se colocó, como este, el 20 de julio -la fecha en la que se fusiló al primer caído- e igualmente duró cinco días, pero que en esta ocasión, por ser el 75 aniversario del golpe y por estar tan inminente la ‘huida’ del muro de las manos municipales “habría un gesto de generosidad para con los familiares” que “ni siquiera han podido recuperar los cuerpos porque en la posguerra se removieron las fosas comunes”. Para la AGRMH, “este tipo de actuaciones lo que hacen es espolear a la extrema derecha”.

Y es que cada fecha de aniversario de la Guerra Civil o la dictadura reaviva las varias polémicas en torno a la Memoria Histórica en la ciudad. Por ejemplo, a raíz de las declaraciones de la concejal novata de UPyD, Mayte Olalla, que calificó el pasado 18 de julio la Ley de Memoria como “ganas de remover la mierda”. Algo por lo que pidió disculpas, pero que ha provocado que la Juventudes Socialistas lancen una campaña contra ella bajo el lema ‘Que no te cieguen’.

Luego está la que enfrenta en un contencioso-administrativo a Junta de Andalucía y Ayuntamiento por el monolito homenaje a José Antonio Primo de Rivera que permanece en la Plaza de Bibataubín de la capital granadina, frente a la actual sede del Consejo Consultivo de Andalucía. Obra de Francisco López Burgos, el Consistorio defiende su valor artístico mientras que la Junta insiste en que no cumple la Ley de Memoria Histórica. Una discusión recurrente y sostenida que, además amenaza con repetirse en cuanto la tapia de la discordia cambie de dueño.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/07/25/andalucia/1311613247.html