Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La huella del franquismo pervive en Galicia

Farodevigo.es, | 31 julio 2011

Las ciudades gallegas conservan símbolos relacionados con la Guerra Civil y la dictadura

 

Las ciudades gallegas conservan símbolos relacionados con la Guerra Civil y la dictadura, mientras que en la mayoría de los ayuntamientos el callejero contiene aún referencias a personajes de la época

La Cruz de los Caídos en el Monte de O Castro en Vigo o los escudos franquistas del Ayuntamiento de A Coruña y del instituto Lucus Augusti de Lugo son las principales muestras de la etapa de Franco que quedan en Galicia pese a que la Ley de la Memoria Histórica, aprobada en el año 2007, obliga a la retirada de todos los símbolos relacionados con la contienda del 36 y la dictadura. Las asociaciones gallegas que luchan por erradicar estos elementos también denuncian la lentitud en la sustitución de los nombres de calles que aluden a personajes afines al régimen, sobre todo, alcaldes de la Falange sobre los que no dice nada la norma estatal.

ALEXANDRA MOLEDO – A CORUÑA Cuatro años después de la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica, que obliga a los concellos a retirar todos los objetos conmemorativos del golpe militar de 1936, la Guerra Civil o la dictadura, en las ciudades gallegas aún se conservan vestigios de la época. El caso más reciente y polémico es el de José Millán Astray. La justicia ha ordenado al Ayuntamiento herculino la devolución del título de hijo predilecto de la ciudad al fundador de la Legión al estimar el recurso que presentó su hija contra la decisión del concello porque el nombramiento se acordó en 1922, “14 años antes de la sublevación”, por lo que no se puede aplicar la ley de memoria histórica.

Varias organizaciones gallegas critican la ineficacia de la norma porque las distinciones a Franco y la simbología en edificios institucionales se habían eliminado antes de su entrada en vigor. Además, denuncian que en algunos municipios, sobre todo en Pontevedra y Lugo, se mantengan vías dedicadas a alcaldes vinculados a la Falange. Desde la Asociación para a dignificación das víctimas do franquismo en Lugo afirman que la ley es “ambigua” en este sentido y “deja todo en manos de las corporaciones locales”.

Vigo eliminó hace años las alusiones al franquismo en sus vías, pero aún permanece en el monte de O Castro la cruz levantada en homenaje a los caídos en la División Azul, algo que la Asociación pola Memoria Histórica do 36 califica de “denigrante”. Su portavoz, Telmo Comesaña, explica que el concello ofrece en su web rutas a los turistas explicando que es un monumento a todos los soldados muertos en el levantamiento militar, cuando en realidad, matiza, “fue inaugurada por el caudillo en 1961 para honrar al franquismo”. El ente ha recogido más de 4.000 firmas para que el alcalde, Abel Caballero, “tome cartas en el asunto” pero hasta ahora no han recibido respuesta.

La otra cara de la moneda es Pontevedra, donde los distintos gobiernos municipales de izquierdas se adelantaron a la Ley de la Memoria Histórica al emprender desde 1999 la retirada de monumentos y modificaciones del callejero. Según el responsable de la plataforma Pontevedra nos anos do medo, Xosé Alvarez, apenas quedan restos de esa época.

A Coruña es la ciudad gallega en la que quedan más vestigios de la ideología franquista. El concello aprobó en un pleno municipal en 2009 la retirada de 53 símbolos, entre ellos 22 nombres de calles y las distinciones otorgadas a Franco. La Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica (CRMH) coruñesa ha solicitado recientemente una reunión con el nuevo alcalde, Carlos Negreira, para pedirle la retirada del escudo de la entrada de María Pita. La entidad también demanda que se quiten las placas en una veintena de calles.

Los símbolos franquistas aún perviven en algunos organismos oficiales como el escudo con el águila imperial que luce en lo alto de la fachada del instituto Lucus Augusti, el más antiguo de la capital lucense. Además, el actual gobierno local propuso bautizar 4 vías con nombres de regidores afines al régimen.

Por otra parte, en Ourense entre 1987 y 1995 se eliminó casi toda la simbología y solo queda la plaza Alférez provisional, porque no está dedicada a ningún personaje en particular. Además en los 80 se retiró la placa “Caídos por la patria” de la figura del ángel del parque de San Lázaro.

http://www.farodevigo.es/galicia/2011/07/31/huella-franquismo-pervive-galicia/567421.html