Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

La memoria rinde cuentas

Diario de León, 4/07/2011 | 5 julio 2011

Las asociaciones de la memoria histórica de León han manejado dos millones de euros en subvenciones

 

marco romero | león

Una búsqueda en la hemeroteca digital retrotrae hasta el año 1998 para encontrar la primera vez que aparecen las palabras «recuperac ión de la memoria histórica» ligadas a una fosa del franquismo. Se trata del pozo Grajero de Lario, en la montaña oriental leonesa, donde la Guardia Civil exhumó por orden judicial una sima en la que fueron hallados los primeros restos óseos de hombres y mujeres represaliados durante la Guerra Civil y los años posteriores. Desde entonces, esos términos y todo lo que conllevan han evolucionado radicalmente. «Al menos ahora se puede hablar», indican desde la Agrupación Grajero, colectivo pionero en exigir al Estado un trabajo a fondo para indentificar las fosas y aplicar un protocolo de exhumaciones a su cargo, no al de las familias. Tras la estela que dejó el caso del pozo Grajero, nacieron por toda España asociaciones dispuestas a recuperar de manera simbólica y efectiv a la memoria de quienes fueron ajusticiados durante la contienda, caso de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Su labor ha sido fundamental para que cientos de familias hayan recuperado la memoria de los suyos. En la provincia de León, han devuelto a sus familiares los restos de 109 personas (más de 400 en Castilla y León). Otras asociaciones han surgido al albor de este fenómeno social, con mayor o menor éxito.

Todas ellas acceden desde hace cinco años a una línea de subvenciones convocada anualmente por el Ministerio de Presidencia, a través de las cuales las entidades leonesas han recibido ya más de dos millones de euros. En España, hasta finales del 2010 se han gastado 20 millones de euros. En las cinco convocatorias de subvención realizadas hasta la fecha se han financiado 642 proyectos. Entre las entidades subsidiadas desde el año 2006 figuran asociaciones, sindicatos, fundaciones y, por primera vez desde el 2010, universidades.

La web del ministerio, pese a tener un enlace para las asociaciones y proyectos subvencionados, ofrece un servicio v acío, por lo que ha sido necesario recurrir a cada una de las organizaciones para obtener esta información. Exhumaciones, estudios forenses, actos conmemorativos, libros y presentaciones, conferencias, placas conmemorativas, dietas para viajes, empleos a media jornada… Las subvenciones han dado para mucho.

 

ASOCIACIÓN MANUEL AZAÑA

Cien mil euros para mover una exposición sobre el presidente

 

Se han llevado 180.000 euros desde que han entrado en las ayudas del Ministerio de Presidencia. «Estamos haciendo cosas que debería hacer el Gobierno», arremete el presidente de la Asociación Manuel Azaña de León, Joaquín Rodero. El fin primordial de esta entidad es fomentar el conocimiento del pensamiento republicano. Su aportación más emblemática desde el 2001 ha sido la exposición itinerante Manuel Azaña y la II República. Aunque llevan moviéndola por todo el país desde entonces, recibieron la primera subvención en el 2009. El Ministerio de Presidencia aportó en dos ocasiones para la misma exposición 29.700 y 21.500 euros. Desde que en el 2001 la muestra fuese montada en León por vez primera en colaboración con la Fundación Vela Zanetti, no ha vuelto a pisar la provincia. Sí ha sido movida por Madrid, B arcelona, Cuenca, Cádiz, Coruña, Albacete, Puente Genil, Alcázar de San Juan y Parla. En el presente año, el ministerio ha vuelto a dar a esta asociación 29.626 euros para trasladar su montaje a Córdoba, Valencia, Barcelona y Francia. Próximamente se expondrá en El Bierzo. «Hay un problema con esta exposición -”afirma Rodero-” y es que nosotros la ofrecemos, pero sólo la aceptan los gobiernos de izquierdas». El ofrecimiento se hizo primero a las ciudades de más de 50.000 habitantes y después a las de más de 30.000, pero la aceptación ha sido mínima.

El fondo fotográfico de la asociación leonesa tuvo que ser restaurado antes de la muestra, para lo que recibió otra subvención del Ministerio de Presidencia en el 2007, en esta ocasión por valor de 16.750 euros, según los datos aportados por el presidente de la asociación. El material montado en paneles pertenece a esta asociación, pero el documental vino del archivo histórico de Izquierda Republicana. Consta de documentos originales de la Segunda República, libros, publicaciones periódicas, grabaciones videográficas y paneles fotográficos. Sobresalen los documentos personales de Azaña, como cartas manuscritas o el texto original de Mi rebelión en Barcelona . La asociación pretende aprovechar el material para celebrar más exposiciones y ha solicitado otra subvención para circular nuevamente la muestra.

Aunque constituida en 1996, la asociación no tuvo sede abierta al público hasta el año 2002. En ese año alquiló un piso en el centro de la capital leonesa como sede social. Desde que se dispone de este inmueble, la asociación viene celebrando actividades culturales, fundamentalmente conferencias, charlas-coloquio y presentaciones de libros de interés para el republicanismo.

Uno de los estudios de mayor relevancia financiera que han llevado a cabo es el censo de diputados y concejales republicanos de la provincia de León, trabajo que fue subvencionado con 60.000 euros: 30.000 para la Asociación Manuel Azaña y la otra mitad para el Ateneo Republicano de León.

Además del trabajo subvencionado, la asociación que dirige Joaquín Rodero ha coorganizado dos ciclos de conferencias en Valladolid y Lugo y ha editado el libro Represión franquista en el Frente Norte . Con la aportación de las subvenciones, esta asociación con sede en León ha podido realizar un contrato a media jornada y pagar las dietas de los viajes necesarios para investigar y mover por varias provincias la exposición sobre el presidente Manuel Azaña.

 

ATENEO REPUBLICANO DE LEÓN

Subvenciones compartidas con las Asociación Manuel Azaña

El Ateneo Republicano de León fue constituido oficialmente en el 2005. Su proyecto estrella se denomina -˜Represión política y social en el tardofranquismo-™. Está subvencionado por el Ministerio de Presidencia y ha consistido en la realización de cinco entrevistas de una hora de duración a dirigentes del PCE y de Izquierda Republicana. El coste de este trabajo ascendió a 25.226 euros. «Afortunadamente, todavía viven muchos más represaliados a los que podemos entrevistar y queremos hacerlo en una segunda edición para que sus opiniones y sus vivencias no se pierdan en el olvido», responden a través de un email los responsables de la organización, presidida por Juan Moreno Tascón. Es decir, que para continuar este proyecto ya se ha solicitado una segunda subvención. Las entrevistas son la base documental para la edición de un libro de unas 300 páginas, del que se publicarán unos 3.000 ejemplares.

El Ateneo Republicano ha recibido 52.000 euros para colaborar en la exposición sobre Manuel Azaña organizada por la asociación que lleva el nombre del presidente republicano. Asimismo declara otra subvención de 60.000 euros, repartida en dos fases, que destinó a elaborar el censo de diputados y concejales republicanos de la provincia de León. El proyecto consistió básicamente en confeccionar un censo que recoge la relación de cargos públicos, electos o designados, de la provincia de León durante el periodo republicano, así como sus circunstancias personales y los programas políticos que defendían. La segunda parte del proyecto, correspondiente al año 2009, abordó el censo en los periodos constitucionales y los de la sublevación militar hasta la Guerra Civil.

La otra aportación más relevante que se atribuye el Ateneo es la publicación del libro Poder político y sus protagonistas en la provincia de León durante la Segunda República , una obra de 160 páginas que se está distribuyendo a ayuntameintos y asociaciones culturales de León.

 

ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA

886.000 euros por hacer un trabajo que corresponde al Estado

La Asociac ión para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) arrancó como asociación en el año 2000, coincidiendo con la exhumación de la fosa de los 13 de Priaranza del Bierzo. Su noble objetivo era «agujerear el olvido». Empezó a recibir las primeras ayudas en el 2006. Desde entonces, declara unos ingresos por subvenciones que ascienden a 625.000 euros. «Es el resumen del trabajo subvencionado», responde el vicepresidente de la asociación, Marco González. En el email de respuesta a un cuestionario muy concreto (proyectos presentados, dinero recibido y planes futuros), el nuevo responsable de esta entidad a nivel nacional remitió un listado con todas y cada una de las exhumaciones llevadas a cabo desde el año 2006, clasificadas por años, y el presupuesto financiado por el Ministerio de Presidencia. No están incluidos los 221.400 euros que recibieron en los años 2008, 2009 y 2010 para realizar exhumaciones en varias provincias de Castilla y León, entre ellas León. Concretamente, la correspondiente al año 2010 (56.400 euros) era para realizar trabajos en la provincia leonesa. Y al menos otra -”45.000 euros en el 2009-” para financiar exhumaciones en León, Burgos y Segovia. En el listado remitido a este periódico por parte de la asociación tampoco se incluyen los 40.000 euros que, según el Ministerio de Presidencia, recibió la delegación de Castilla y León en el 2007 para la instalación de placas conmemorativas.

Con todo, la ARMH habría manejado en torno a 886.400 euros en el ámbito de León y de Castilla y León. Eso sin contar con las cuantiosas subvenciones que han recibido las diferentes delegaciones de la ARMH en otras provincias de la comunidad autonóma a título particular, ni por supuesto las que han llegado a las numerosas sucursales de la asociación que hay repartidas por todo el país.

Con este presupuesto han realizado exhumaciones en las que se ha logrado rescatar los restos de más de 400 hombres y mujeres ejecutados en muchos puntos del país. «Hay que recordar que la ARMH lleva trabajando desde el año 2000 sin ningún tipo de apoyo económico de ninguna institución hasta el año 2007», advierte Marco González, vicepresidente que sustituye a Santiago Macías, ahora concejal socialista en el Ayuntameinto de Ponferrada. «El capital humano voluntario que tiene la asociación es el que permite abarcar todo ese trabajo», matiza. El nuevo portavoz de esta asociación subraya que, a parte de la exhumación de los restos, existe un largo proceso de identificación.

Por un lado se realizan trabajos antropológicos y atroprométricos, un proceso que no da una fiabilidad al cien por cien para identificar y dar nombre a un esqueleto, pero sí consigue un perfil biológico que ayuda a dar una identidad relativa a estos restos.

Por otro, su proceso continúa con los trabajos sobre la genética. A cada esqueleto, siempre según el estado de los restos, se le extrae dos muestras: un molar y una esquirla de un hueso largo, preferentemente de un fémur. En este proceso interviene la Universidad de Barcelona o un laboratorio privado. La sede leonesa de la investigación forense se encuentra en el campus de Ponferrada.

Una vez que los huesos son exhumados e identificados, hay casos en que las familias sólo quieren un traslado de los restos a un cementerio. La metodología de la ARMH y de sus técnicos en este caso es extraer unas muestras por si en el futuro fuese necesario un contraste genético. En definitiva se trata de un banco de ADN de los restos exhumados por esta asociación. En la medida de lo posible y si la familia no desea lo contrario, la entrega de los cuerpos se suele hacer en un acto público y con presencia del alcalde y autoridades del pueblo del asesinado. «Es un ejercicio de saneamiento democrático, de reconocimiento a un vecino y de un duelo colectivo al que tienen derecho los familiares, recomendado por varios protocolos internacionales de psicología para la ayuda de las víctimas y familiares», reflexiona Marco González. En este momento acaba la tarea de la ARMH. A la hora de inhumar los restos, la familia elige cómo y de qué manera lo hace. Es una decesión personal de cada familiar. «Todo este proceso, en la medida de lo posible, intentamos que no se dilate más de un año. A veces, por dificultades técnicas, se puede demorar bastante más».

Desde el año 2009, la Sociedad de Ciencias Aranzadi abandera el proyecto para realizar esa base de datos con información integral de las fosas comunes exhumadas bajo la dirección de Francisco Etxeberria Gabilondo, profesor titular de Medicina Legal y Forense de la Universidad del País Vasco. El listado de las fosas leonesas arranca en el año 2000, con la fosa de Priaranza. El ministerio asume el argumento de la ARMH y considera que las fosas exhumadas con anterioridad en todo el país no tenían el apoyo institucional por parte de las víctimas y, en consecuencia, se efectuaron trabajos «de los que no queda un registro en documentos técnicos o periciales, por lo que resulta difícil su conocimiento y evaluación». Por el contrario, familiares de las personas aparecidas en el pozo Grajero de Lario siempre se han mostrado dolidos con esta postura, puesto que su caso fue instruido en los Juzgados de Cistierna tras unas diligencias abiertas por la Guardia Civil.

 

FUNDACIÓN 27 DE MARZO

La historia recuperada de militares, maestros y campos de concentración

La Fundación 27 de Marzo «tiene muchas ramas de actividad», advierte de partida su presidente, el sindicalista Fermín Carnero. Una de ellas es la recuperación de la memoria histórica como tal. Se trata de una entidad surgida para recabar toda la información posible sobre la centenaria organización sindical UGT en Castilla y León. Su sede está en la Casa del Pueblo de Valderas.

Años antes de que el Ministerio de Presidencia abriese la convocatoria de ayudas, esta fundación ya había editado sus primeros trabajos de investigación ( La memoria no se entierra, Cuentos de la memoria …). A partir del 2007, continuó su trayectoria de publicaciones, para las que han recibido un total de 120.000 euros. Con este dinero se han editado dos tomos de Las voces olvidadas y los libros El valor de un juramento sobre los militares fieles a la república, Muerte y represión en el magisterio de Castilla y León y Cárceles y campos de concentración.

«¿Aportación? Hemos recuperado la historia para muchas familias que han estado 40 años silenciadas, sobre todo en esta zona de Valderas, en donde hemos investigado mucho», afirma el presidente de la fundación, Fermín Carnero. «La mayor satisfacción -”confiesa el histórico sindicalista-” proviene de los nietos e hijos de los que vamos sacando a la luz». «Era hora de recuperar esa historia sin revanchismos».

 

ASOCIACIÓN DE ESTUDIOS SOBRE LA REPRESIÓN EN LEÓN (AERLE)

La organización de los 20.000 nombres y las grandes investigaciones

Nacieron en el año 2001 con el fin de estudiar y divulgar la historia de León entre 1931 y 1975. Tras recopilar documentos, aseguran tener constancia de más de 20.000 nombres de personas represaliadas durante este periodo. Esta asociación ha recibido 283.014 euros desde que accedió por primera vez a las subvenciones del Ministerio de Presidencia. No en vano, fue de las primeras en León en recibir estas ayudas. En el año 2006 consiguieron tres partidas distintas para hacer un censo de represaliados (38.834), para crear espacios memoriales (41.754) y para realizar un documental cinematográfico sobre la represión en León (50.000 euros). Un año después, la compilación de expedientes sobre la represión en León volvió a contar con una subvención de 60.000 euros. En la convocatoria del 2008, Aerle recibió 40.000 euros para investigar en los destacamentos penales, campos de trabajo y obras civiles realizadas por presos políticos. En el 2009 contaron con 22.000 euros para recopilar documentos y testimonios y divulgarlos en jornadas por todo el país. Y, finalmente, en el 2010 recibieron otros 30.426 euros para elaborar un libro sobre la historia de una red de espionaje organizada desde León con ramificaciones en todo el norte de España, «proyecto en el que se está trabajando», informan desde la asociación. Además, Aerle prepara actualmente el proyecto de un libro sobre el campo de concentración de San Marcos y termina de digitalizar todos los juicios sumarísimos que afectan a la provincia de León.

 

FORO POR LA MEMORIA DE LEÓN

120.000 euros orientados a didáctica para recuperar la memoria histórica

Es una de las entidades que ha presentado propuestas alternativas a las de la mayoría de asociaciones. Para ello ha recibido 206.506 euros, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico al margen de la asociación. Ha contado con financiación en el 2007, el 2008 y el 2009 para realizar tres documentales, uno sobre las mujeres víctimas de la guerra y otro sobre los artistas víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista. En el 2010 recibió 29.626 euros para el proyecto -˜La memoria histórica en los libros de texto escolares-™. Tres y dos años antes recibió 40.000 y 45.000 euros para realizar un proyecto didáctico para la recuperación de la memoria histórica y para realizar una web didáctica en este mismo sentido. Esta asociación tiene varias cuentas pendientes, entre otras el memorial del cementerio, actualmente paralizado.

 

ASOCIACIÓN AGRUPACIÓN GRAJERO

De modestos homenajes a republicanos a ambiciosos documentales

Como el resto de asociaciones, el resultado de los trabajos de la Asociación Agrupación Grajero también es desigual. Levantaron simbólicos monumentos en Villamanín y Picos de Europa, para los que incluso requirieron ayudas complementarias a las subvenciones que recibieron del Ministerio de Presidencia para construirlos: 22.640 euros y 3.000 euros, respectivamente. El trabajo final fue posible con el apoyo de artistas, marmoleros, etcétera. Una especie de hito en los primeros momentos de la recuperación de la memoria histórica en los pueblos leoneses. Grajero también recibió 24.000 euros para la edición de un libro sobre testimonios en la montaña oriental y central leonesa, que ha sido repartido gratuitamente entre bibliotecas y asociaciones de toda índole. Menos proyección ha tenido el documental sobre Peña Laza, para el que se han recibido dos subvenciones de 22.771 euros y 19.707 euros con el fin de realizar la pieza y editar 3.000 DVDs y distribuirlos. La asociación ha solicitado ahora una nueva subvención para hacer un documental sobre los campos de concentración del franquismo. El contenido del proyecto pretende destacar Mozarrifar, que está en Zaragoza, y Mauthussen (Alemania), haciendo un recorrido de la mano de historiadores por el resto de campos de concentraciónd el país, entre los que citan San Pedro de Cardeña, Miranda de Ebro, San Simón, Camposancos, Albatera, Lerma… El coste estimado de la subcontratación de los medios técnicos y humanos necesarios para llevar a cabo el proyecto asciende a 60.000 euros. La productora, que ya tiene nombre, entraría en términos de coproductor en la financiación del documental con trabajo creativo y técnico de guión y realización que valoran en 30.000 euros. Esta asociación fue la primera que surgió al albor de la exhumación de una fosa, circunstancia que ocurrió en Picos de Europa en 1998.

 

AMIGOS VALLE DE LACIANA

Publicaciones sobre episodios poco conocidos

La Asociación Amigos Valle de Laciana, con mucha actividad editorial en esta comarca leonesa, recibió 22.000 euros en el 2009 para subvencionar el estudio biográfico de Amos Salvador Carreras, arquitecto y ministro represaliado del primer Gobierno del Frente Popular. Esta misma entidad también accedió a las ayudas del Ministerio de Presidencia en la convocatoria del 2010, cuando recibió 29.826 euros para editar una publicación sobre la Segunda República, la Guerra Civil y la represión franquista en el valle de Laciana, episodios poco conocidos.

 

FAMILIARES DE LOS CUATRO DE COLUMBRIANOS

Los primeros leoneses que han recibido ayudas para exhumar a los suyos

Son los únicos familiares de represaliados leoneses que han accedido a las ayudas del Ministerio de Presidencia para ejecutar la exhumación de una fosa y la identificación de los restos. Ocurrió en el 2010 y los familiares de los cuatro de Columbrianos recibieron 40.564 euros para llevar a cabo este trabajo. A través de esta cantidad y de las que han recibido el resto de familiares se puede afirmar que el coste aproximado de exhumar una fosa para buscar a una sola persona ronda los 20.000-26.000 euros, cantidad que va creciendo conforme son más los restos de personas a identificar.

 

UNIVERSIDAD DE LEÓN

La primera investigación subvencionada reparará a las víctimas de la posguerra

Desde que en el año 2006 se aprobara la Ley de la Memoria Histórica, el Gobierno sólo concedía anualmente subvenciones a proyectos dirigidos a localizar y exhumar fosas comunes, a recopilar documentos históricos y de testimonios de las víctimas, a elaborar censos de personas desaparecidas, a realizar homenajes, a publicar libros y hacer documentales, a difundir estudios, convocar exposiciones o jornadas… Pero hasta el pasado año las universidades no podían ser beneficiarias de estas ayudas, algo ilógico con el potencial investigador que hay en las instituciones académicas. La existencia de estas ayudas surgió como reconocimiento a la labor realizada por los profesores tanto en el ámbito de la investigación, como del homenaje y la divulgación.

La Universidad de León recibió de esta convocatoria 23.946 euros. Su proyecto es investigar la represión y clandestinidad política en el noroeste de la península ibérica durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). «La documentación generada por esta investigación contribuirá a recuperar la memoria de las víctimas de la posguerra española», defienden sus promotores.

http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=616786