Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

No olvidar la infamia del 36

Carmen Magallón. Público, 23 jul 2011 | 24 julio 2011

La dignidad de los vencidos nos compete a todos. Pero la estructura jurídico-política parece no entenderlo

 

Directora de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz

A los 75 años de una guerra que por su carácter fratricida mejor sería llamar incivil, las actitudes al respecto de la memoria de lo sucedido se sitúan en torno a dos posiciones: quienes defienden la necesidad de sacar a la luz lo que fue ocultado por la dictadura y callado durante años, y quienes piensan que remover el pasado es hurgar en una herida cerrada que hay que dejar atrás. El argumento de los segundos queda invalidado precisamente por la existencia de los primeros: para muchos familiares de muertos, represaliados o desaparecidos del lado republicano, la herida no está en absoluto cerrada. Difícilmente puede estarlo cuando sobre sus seres queridos no ha habido ni verdad, ni justicia, ni reparación. La pregunta es por qué nos cuesta tanto, como sociedad, elaborar una memoria en la que queden iluminadas las sombras que aún perviven.

Predomina la idea de que como el recuerdo es conflictivo, tanto en la selección de hechos como en su interpretación, lo mejor es no abordarlo. Nada más lejos de lo que propugna una cultura de paz, que subraya la importancia de abordar el conflicto. Necesitamos conocer y confrontar visiones, si eso es lo que hay. Todo menos el silencio. Y más cuando el silencio, impuesto con brutalidad sobre varias generaciones que crecimos bajo su peso, es la continuidad de la infamia inicial.

Durante años, ya en democracia, supimos más de los movimientos de familiares en los países de América Latina que sufrieron dictaduras, que de nuestros propios desaparecidos. Con su tenacidad, lograron que la ONU creara un Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias, y que su ejemplo de lucha contra la impunidad, para que no se repita, fuera un legado para la humanidad. Aquí, en este aniversario, el Parlamento español ha vuelto a decepcionar, al no ser capaz de condenar un régimen, el franquista, que nació y se desarrolló en la infamia.

Escuché decir a Ángel del Río, profesor de Antropología ligado al movimiento por la memoria en Andalucía, que en las exhumaciones nunca había oído una palabra de rencor. Es ya tiempo de afrontar el pasado de una forma madura. La dignidad de los vencidos nos compete a todos. Pero la estructura jurídico-política parece no entenderlo.

http://blogs.publico.es/delconsejoeditorial/1601/no-olvidar-la-infamia-del-36/