Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Otxandio 75 años después del bombardeo

Iñigo Urkullu, Presidente del PNV. 24-07-2011 | 29 julio 2011

Apenas cuatro días después del golpe de Estado,Franco demostró lo que estaba dispuesto a hacer para ganar la guerra

 

Iñigo Urkullu, EAJren EBBren Presidentea. Presidente del EBB del PNV

julio 24th, 2011

El viernes pasado, día 22, se cumplió el 75 aniversario del bombardeo de Otxandiano. El primer bombardeo de la historia sobre una población civil. Apenas cuatro días después del inicio del golpe de Estado, el régimen de Franco demostró lo que estaba dispuesto a hacer para ganar la guerra.

Hoy, en memoria de aquella atrocidad y de las más de sesenta personas muertas, hemos participado en el acto de homenaje en el que se ha inaugurado una plaza, la plaza de Andikona donde cayeron las bombas, en la que se daba a conocer también una escultura de Nestor Basterretxea junto con un muro en el que se hallan insertos los nombres de las personas víctimas de aquella barbarie. Una plaza con formas cúbicas de piedra en la que se ha plantado un árbol, que junto con el roble es típico y emblemático, la encina, y una escultura y un muro de acero corten. Un material que el tiempo y la oxidación refuerzan su dureza y su permanecía en el tiempo, la escultura  recupera para siempre los nombres de los 62 muertos en el bombardeo. Familias enteras masacradas por un dictador que se creía Dios. ¡Para que, además,  tengamos que aguantar las interpretaciones que sobre el personaje hace la Real Academia de la Historia!.

Los valores, como el acero corten, son inalterables por el tiempo. Los valores de la sociedad vasca también, si ésta es su voluntad. Su compromiso por la paz y por los derechos humanos.  Su rechazo a cualquier tipo de violencia es absoluto. El testimonio presente de lo sucedido hace 75 años impide el olvido, nos renueva permanentemente la memoria colectiva, memoria que queda para los Pueblos al ir yéndose las personas que guardan lo sufrido en la memoria personal –ha sido emocionante, una vez más, saludar a muchas personas que vivieron aquel drama e injusticia-.  Memoria que es necesaria para profundizar en los valores característicos que han sido del Pueblo Vasco ante toda violencia y toda violación de los derechos humanos, confundiéndolos con la discrepancia ideológica y los derechos colectivos sin tener en cuenta la PERSONA y la voluntad de las personas.

Y todo esto dos días después de la masacre de Noruega. 93 asesinatos, por lo menos, por alguien que también quiso convertirse en Dios por un día. La intolerancia no conoce fronteras ni ideologías.

Tuve la ocasión de expresar mis condolencias al embajador de Noruega.  El me transmitió el compromiso de todo un Pueblo que no está dispuesto a aceptar que un acto de extremismo cambie nuestra política, nuestros valores o nuestro modelo de sociedad abierta.

Nosotras-os los vascos tampoco. Ni en el 36 ni hoy en el siglo XXI.

http://urkullu.eu/2011/07/24/otxandio-75-anos-despues-del-bombardeo/