Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

«Los antifranquistas provocamos un cambio real en la historia de España»

El Diario Montañés, | 29 agosto 2011

El pintor y escultor vasco Agustín Ibarrola presentó el libro de memorias del músico Eduardo Rincón en el Museo de Bellas Artes

 

29.08.11 -PABLO SÁNCHEZ | SANTANDER.

La vida de Agustín Ibarrola (Basauri, 1930) ha quedado marcada irremediablemente por la lucha constante, fatigosa y, a menudo, poco reconocida por la libertad. Su obra artística se ha visto oscurecida en muchas ocasiones por el compromiso cívico del que ha hecho gala durante toda su trayectoria pública. Primero, en la militancia comunista contra la dictadura. Después, el activismo contra los crímenes de ETA, desde plataformas ciudadanas como Basta Ya o el Foro de Ermua.

El artista vasco estuvo en Santander para acompañar al compositor Eduardo Rincón en la presentación de su libro de memorias ‘Cuando los pasos se alejan’, que tuvo lugar el pasado jueves en el Museo de Bellas Artes de la capital cántabra, y en el que participaron el editor José María Lafuente y los poetas Julio Maruri y Juan Antonio González Fuentes, además de Salvador Carretero, director del museo. Ibarrola y Rincón, militantes clandestinos del Partido Comunista, compartieron encierro en la prisión de Burgos durante los primero años 60. El autor de ‘Los cubos de la memoria’ evoca aquellos años con el orgullo de reconocerse como alguien que puso su granito de arena para provocar el final del régimen franquista. «Me siento satisfecho de haber colaborado -afirma-. Provocamos un cambio real en la historia de España, aunque me fastidia mucho haber sufrido tanto, y que tantos amigos hayan sufrido también».

Rincón, como miembro del PCE, fue responsable de las huelgas de Asturias de 1961 y 1962. Detenido y condenado, coincidió en el penal de Burgos con grupos de Bilbao que se habían sumado a la protestas. Y conoció a Agustín Ibarrola, con quien trabaría amistad, así como a Vidal de Nicolás y Antonio Giménez Pericás, miembros todos ellos más tarde del Foro de Ermua, y a quienes dedicaría su obra ‘Tres paisajes vascos’. El músico cántabro conoció también al poeta José Hierro durante su primera estancia en la cárcel en 1939, con tal sólo 14 años.

Durante la presentación de sus memorias, destacó Rincón que éstas «no se han escrito contra nadie» y que «todo lo que cuenta es la verdad». Aunque matizó que se trata de «su verdad», ya que muchos de los acontecimientos que narra «pueden estar exagerados o hace falta matizarlos». Asimismo, aseguró que si se acuerda de más cosas, sin duda escribirá «otro libro».

Reconciliación nacional

En aquella época, los comunistas «sabíamos que había otro mundo más allá del franquismo», asegura Ibarrola. Tal y como señala, buscaban en España una reconciliación nacional, «para contribuir a la creación de un estado de convivencia y libertades democráticas, compartida con todas las tendencias ideológicas». La generación de antifranquistas que no participó directamente en la Guerra Civil tenía otro modo de ver las cosas. «Discutíamos mucho entre nosotros cuando estábamos en prisión. Hacíamos ‘tertulias de café’, lo que estaba mal visto por los viejos comunistas». Alguno de éstos «llevaban más de 20 años en la cárcel y tenían ideas muy antiguas», asegura.

Aunque comunistas, o quizás precisamente por padecer un régimen dictatorial en casa, Ibarrola y sus compañeros tenían una «visión muy crítica de la URSS y de los totalitarismos de toda clase». Finalmente, la lucha «costó mucho sacrificio, pero ganó la democracia y nuestras ideas de cambio». Asimismo, recordó que sus años de cárcel coincidieron con el Concilio Vaticano II, y con las ideas renovadas en la Iglesia, que ya no estaba «dispuesta a llevar bajo palio a ningún dictador más».

Se alegra Ibarrola de que las memorias de Rincón sean un ejercicio «individual, íntimo y que no compromete a otras personas». Trasladó el artista su desconfianza hacia la política de Memoria Histórica que habría sido «manipulada políticamente». A su juicio, ésta «pertenece sólo a las personas que han dado todo por los cambios que se han producido». El libro de Rincón «me ha hecho recordar cosas que ya había olvidado».

Contra el terrorismo

Sobre la actual situación en el País Vasco, Ibarrola se muestra cauto. Con gran prevención, afirma que desde plataformas abertzales «están diciendo las mismas cosas que cuando ETA mataba». Asegura no saber «si seguirán matando o van a querer ser demócratas. No veo dónde están porque no se aclaran -afirma-. Se les está pidiendo al menos que condenen la historia de los daños que han causado. Tienen que hacer una autocrítica y pedir perdón».

El escultor afirma que el terrorismo «llega tarde a la lucha, cuando los demás ya estábamos produciendo los grandes cambios». ETA eliminó «a gente que había estado en la cárcel, fundamentalmente personas democráticas que, institucionalmente, representan a la España democrática». Asimismo, lamenta que su obra haya sido atacada por su militancia: «es lo más doloroso para un creador», y que las personas comprometidas con la libertad en el País Vasco hayan sido «muy recortadas desde el punto de vista profesional» en su tierra. «Realmente, no estamos viviendo la libertad y la democracia como en el resto de España», asegura.

http://www.eldiariomontanes.es/v/20110829/cultura/literatura/antifranquistas-provocamos-cambio-real-20110829.html