Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Las historias que alberga la ‘fosa de los alcaldes’

Público, 17/08/2011 | 18 agosto 2011

Los trabajos de exhumación, iniciados el martes en Palencia, revelan el ataque que sufrió el poder civil en la zona

 

“Ser un cargo electo republicano o funcionario bastaba para ser fusilado en 1936”. Así explica Juan Manuel Monge, investigador de la represión franquista, la causa que llevó a la muerte al jefe de Correos de Palencia Antonio Soto Carazo. Le acusaron de “amistad con el Gobierno de Azaña” y fue fusilado. La historia se repite en el caso del Comisario de policía Salvador Enrique a quien, tras un juicio sumarísmo, le acusaron de “auxilio a la rebelión” y fue puesto ante el pelotón de fusilamiento en menos de 24 horas.

Los cuerpos de ambos podrían encontrarse en los terrenos del antiguo cementerio palentino, hoy convertido en parque, donde ayer los técnicos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Palencia (ARMH) comenzaron los trabajos previos a la exhumación.

La particularidad de este enterramiento —donde las 250 víctimas documentadas pertenecen a más de 25 municipios palentinos— es la vinculación política o administrativa que casi el 80% de ellos tenía con el gobierno de la Segunda República o con los ayuntamientos de la zona.

“Alcaldes, diputados, concejales, secretarios de sindicatos y partidos políticos e incluso presidentes de diputación”, son los cargos de la mayoría de las víctimas, aclara el investigador.

Es el caso de los alcaldes de Boadilla del Camino, Aguilar del Campoó, Cervera del Pisuerga o el presidente de la Diputación de Palencia.  Entre los cuerpos que se espera identificar, está el del presidente del PSOE palentino, José Sánchez Herrero, fusilado el 20 de julio de 1936.

Contra el poder civil

En muchos casos se han recuperado los sumarios, en los que se detallan cargos como “ir en contra del alzamiento militar” o “auxilio a la rebelión armada”, indica el investigador y miembro de la ARMH. La mayoría de las víctimas de la ‘fosa de los alcaldes’ fueron fusiladas en los primeros meses tras el golpe militar que desencadenó la Guerra Civil, aunque “también los hay de 1937 y 1938”, explica el arqueólogo Jimi Jiménez, que dirige los trabajos de exhumación junto a Almudena García.

“El goteo, sin embargo, llega hasta el 15 de septiembre de 1945”, fecha en la que se ha documentado el fusilamiento del alcalde de Villanueva de Henares, cuyos restos ya fueron exhumados con anterioridad.

Monge puntualiza que en la provincia palentina no hubo apenas resistencia a los militares golpistas ni frentes de guerra, por lo que la gran mayoría de los civiles fusilados fueron víctimas “de una represión directa y planificada”.

Entre los cuerpos que se espera identificar, está el del presidente del PSOE palentino José Sánchez Herrero

El caso del municipio de Cevico Navero, de apenas 400 habitantes en 1936, es “especialmente duro”, relata, ya que allí “asesinaron a toda la corporación municipal”.

Los 32 de la Diputación

En la capital palentina, 32 vecinos se encerraron en el edificio de la Diputación en agosto del 36 para que no fuera ocupado por las fuerzas de Falange. Hasta allí llegaron cajas con armas y con dinamita que no se pudo utilizar porque no llegaron los multiplicadores necesarios para hacerla estallar.

En la sede de la Diputación también se encontraba el abuelo de Visitación Blanco, Emilio Porral González, alto cargo del PSOE de Palencia, fusilado en septiembre de 1936 tras pasar un mes en prisión.

“Mi abuela me contó que aunque hubo tiroteos, su marido no llegó a utilizar su arma. Tenía la conciencia muy tranquila y por eso no quiso huir”, recuerda Visitación, quien ha reconstruido la historia de su abuelo tras la investigación que hizo la ARMH. “Durante la dictadura no hablábamos de lo que pasó”, lamenta.

En la resistencia defendiendo la sede republicana, alguien hizo un listado con todo el armamento y con los nombres de a quien correspondía cada fusil. Esa lista cayó en manos de los falangistas y “todos acabaron siendo fusilados”. Tenían una media de 22 años. “Esperamos poder exhumarlos a todos”, desean desde la asociación de víctimas. Visitación espera ahora poder enterrar a sus abuelos juntos.

La lista con la distribución de las armas en la Diputación cayó en manos de los falangistas

Sin embargo, el Gobernador civil de la provincia Enrique Martínez Ruíz Delgado, fusilado el 19 de julio de 1937,  y el alcalde de Palencia, entre otros, yacen en lo que fuera la sección segunda del antiguo cementerio, una zona que “no se abrirá de momento”, según explica Jimi Jiménez, debido a la magnitud de los trabajos comenzados ayer en la sección tercera.

Un mes de exhumaciones

La cercanía con la cárcel de Palencia propició que el cementerio más próximo albergara el enterramiento más numeroso de toda la provincia. Monge, que lleva cinco años documentando la represión en la zona, explica que en las partidas de defunción es recurrente la nota: “Pasado por las armas” o “herida por arma de fuego” como causas de la muerte. “Muchas de ellas están tachadas, pero aún así se puede leer”.

Con esa información, investigadores como García Colmenares han identificado las víctimas que pueden estar en la zona a exhumar —dividida en varias fosas comunes— ya que los nombres de esas partidas de defunción figuran también en el libro del cementerio. Con esas causas de la muerte, los documentalistas pueden distinguir a quienes fueron fusilados.

Los trabajos de exhumación, que han sido impulsados con una subvención de la agrupación de familiares, se prolongarán cerca de un mes y contarán con el apoyo voluntario de alumnos  de la facultad de Medicina del País Vasco y de la Universidad Autónoma de Madrid.

PATRICIA CAMPELO.  Público.es

http://www.publico.es/especiales/memoriapublica/391690/las-historias-que-alberga-la-fosa-de-los-alcaldes