Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Millán Astray divide a los socialistas

Fernando González Macías. La Opinióncoruña.es, | 23 agosto 2011

En el seno del PSOE coruñés no todo el mundo está a favor de reabrir la polémica sobre la retirada de honores y distinciones a José Millán Astray

 

FERNANDO GONZÁLEZ MACÍAS

A diferencia de Esquerda Unida y del Bloque, donde no se atisban fisuras, en el seno del PSOE coruñés no todo el mundo está a favor de reabrir la polémica sobre la retirada de honores y distinciones a José Millán Astray. Imposible saber si es el más amplio dentro de la militancia, pero no es ningún secreto que hay un importante sector contrario a alimentar con iniciativas propias un debate político que tiene poco que ver con las principales preocupaciones del ciudadano de la calle, justo cuando parece recrudecerse la crisis económica.

No es que lo socialistas aplaudan la decisión del gobierno municipal del Partido Popular de no recurrir la sentencia que obliga a devolver al fundador de la Legión el título de hijo predilecto, ni que, mucho menos, estén a favor de restituir la estatua al lugar de donde fue retirada con cierta nocturnidad, en enero de 2010. Lo que no quiere ese sector es asumir un papel protagonista en este culebrón; prefieren estar en una discreta segunda fila, una vez que han dejado claro su rechazo al personaje y a todo lo que significó en la historia de España.

Por lo visto, al socialismo coruñés, a pesar de los pesares, le queda todavía un mínimo sentido del ridículo. Es incoherente constituirse ahora en punta de lanza en la campaña para deshonrar a Millán Astray, cuando hubo ocasión de despojarlo de los reconocimientos que ostentaba durante los muchos años de Paco Vázquez en la alcaldía con mayoría absoluta. En una ciudad como A Coruña la gente de a pie tiene suficiente memoria como para que no le pasen inadvertidas ese tipo de contradicciones, como otras similares, de las que una parte del antiguo electorado del PSOE ya le pasó factura el 22 de mayo.

Aunque ni él ni casi ninguno de sus compañeros de filas estaban muy convencidos, fue en la etapa del socialista Javier Losada como alcalde cuando, por presión de sus socios nacionalistas y de influyentes colectivos progresistas, el pleno municipal de A Coruña adoptó el acuerdo que los tribunales acaban de anular. Lo echan abajo por legalmente chapucero, por apoyarse en fundamentos erróneos. La solidez de la resolución judicial es la que desaconseja recurrir en segunda instancia. Hacerlo sería una temeridad, porque supondría arriesgarse a una nueva derrota jurídica y, lo que es peor, a tener que pagar unas elevadas costas. A eso se agarra el equipo de Negreira para desistir del recurso. Los populares tienen claro que este tema, por incómodo, divide profundamente al PSOE coruñés y eso a ellos les viene al pelo porque, aunque sea por omisión, no echando leña al fuego, los socialistas les secundarán en su estrategia de dejar que la cosa se vaya enfriando. El tiempo apaga las más encendidas disputas. Además, en el entorno de la alcaldía hay quien echa cuentas para llegar a la conclusión de que son clara mayoría los ciudadanos a los que o esta polémica les resulta indiferente o la consideran una pérdida de tiempo y esfuerzo, con independencia de quién fuese el tal Millán Astray.

Es por eso que al PP no le preocupa demasiado el desgaste que le pudiera ocasionar una postura tibia en un asunto tan delicado. Por la banda izquierda nada tiene que perder, o eso cree. Desde luego, su clientela natural, la ideológicamente más afín, no se lo va a tener en cuenta. Es gente a la cual la memoria histórica no le interesa lo más mínimo y lo único que espera es una buena gestión económica. Sin embargo, Negreira y los suyos tal vez piensen que todavía les quedan por captar unos miles de votos de individuos anclados en el franquismo sociológico o bien de militantes de un coruñesismo recalcitrante, conscientemente alimentado en su día por el vazquismo, que no tiene empacho en enorgullecerse de personajes capaces de gritar “muera la inteligencia, viva la muerte” simplemente porque nacieron en A Coruña.

fernandomacias@terra.es

http://www.laopinioncoruna.es/opinion/2011/08/23/millan-astray-divide-socialistas/525641.html