Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

La alargada sombra de Millán Astray

El Mundo.es, 04/09/2011 | 5 septiembre 2011

‘Es como si en Alemania se rindiesen honores a Goebbels’, apunta la CRMH

 

Marcos Nebreda | A Coruña

La restitución de honores al militar ha abierto un debate en A Coruña. La familia denuncia una interpretación errónea de la ley .La oposición acusa al PP de ocultar una sentencia que aprueba su retirada. El Ayuntamiento no se personará en la causa a la espera del TSXG. ‘No tenemos intención de defender el icono’, dice el abogado de los Astray.

El 29 de septiembre de 1970, A Coruña destapaba la estatua en memoria de José Millán Astray, fundador de la Legión e hijo predilecto de la ciudad que lo vio nacer. El monumento de bronce y tres metros de altura, obra del escultor cangués Juan Piñeiro, presidió la plaza del mismo nombre que el militar, situada frente al cuartel de Atocha durante treinta años.

Al amanecer del 22 de enero 2010, una pala excavadora retiraba la efigie para trasladarla a un almacén municipal en virtud de lo acordado en el pleno municipal del año anterior y en aplicación del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, algo a lo que se opuso el PP que ahora gobierna en María Pita. La plaza fue remodelada y ya no queda rastro alguno del que fuera jefe de prensa y propaganda del régimen franquista, pero Millán Astray ha vuelto a ser protagonista este verano en la ciudad herculina.

Una sentencia del 1 de julio obliga al ayuntamiento a devolver al militar la distinción de hijo predilecto, retirada también en virtud de la Ley de Memoria Histórica. Argumenta que fue concedida en 1922, catorce años antes de la sublevación militar del 36 y, por tanto, no es de aplicación la ley. A pesar de que el consistorio coruñés tiene potestad para dejar sin efecto este honor, el alcalde Carlos Negreira, que llegó a decir de Astray que era “un coruñés de pro”, no ha movido ficha. Amparado en un informe de sus servicios jurídicos, que no ha hecho público, decidió no recurrir dicha sentencia al no haber “visos de prosperar”.

A ello se suma la existencia de un fallo judicial anterior del que el gobierno local no dio cuenta a la opinión pública. El fallo, de 28 de abril, da por buena la decisión del anterior gobierno bipartito de retirar el título de hijo predilecto al teniente coronel así como de eliminar su nombre del callejero y la estatua en su honor.

Es la contestación a un recurso interpuesto por la asociación de Veteranos de la Legión, que pedían la restauración de los símbolos ya que no tienen potestad para solicitar que se le restituya la distinción de honores, “algo para lo cual sólo está legitimada la familia de Millán Astray”, según matiza Vicente Fernández, presidente de dicha asociación.

La sentencia fue emitida dos semanas antes de las elecciones del 22-M y el ejecutivo local asegura que supo de su existencia la semana pasada, pero que el gobierno bipartito la conocía desde entonces y “la ocultó en un cajón”. Los tres grupos de la oposición cargaron contra el gobierno de Negreira por “ocultarla intencionadamente a la ciudadanía”. El ayuntamiento tiene de plazo hasta el 20 de septiembre para personarse en la causa pero el gobierno de Negreira ya ha dicho que “el debate político sobre esta cuestión está zanjado”. Acatarán la decisión que tome el TSXG que deberá aclarar el conflicto de contradicción entre ambas sentencias.

Una dudosa aplicación de la ley

Menos conformidad manifiesta la familia del militar. Su hija, Peregrina Millán Astray, se querelló contra el ayuntamiento herculino al entender que no se podían retirar todos los honores a su padre en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Su abogado, Ignacio Menéndez, aclara que la distinción se basa en los méritos del militar al frente de la Legión, de la que es creador y que “no fue un golpista”, ya que “está demostrado que el 18 de julio de 1936 Astray estaba en Argentina y no tomó partido en la guerra”.

Por ello, Menéndez considera que tampoco es de aplicación la ley en la retirada de la estatua y del nombre de la plaza ya que estas distinciones “fueron realizadas sólo para conmemorar el 50 aniversario de la Legión”. De ahí que la familia haya recurrido la última sentencia que no avalaba la restitución de la simbología. En ésta se especifica que la estatua y la plaza se concedieron a Astray también “como fundador del Cuerpo de Caballeros Mutilados por la Patria”, creado en 1937 para atender a combatientes del bando nacional, por lo que aquí sería de aplicación la ley de Memoria Histórica.

Menéndez confía en que la estatua se restablezca aunque “si no puede ser en la plaza que se envíe al Museo de la Legión”. “No tenemos intención de defender el icono”, matiza. Confiesa también que la familia de Millán Astray “sabía desde el principio que este pleito tenía un gran componente político y mediático”.

Para Vicente Fernández, presidente de la asociación de Veteranos de la Legión, el Ayuntamiento de A Coruña “ha hecho siempre una interpretación sesgada de la ley” y tramitó todo “política y tendenciosamente”. Demandaron desde 2009 que se restituyese la estatua del militar y su nombre a la plaza retirados por “los ignorantes de la comisión municipal”, ya que estos símbolos no se pueden incluir en el artículo 15 de la ley al hacer referencia a hechos anteriores al 1936. “Esto no le pasaría desapercibido al más elemental jurista sin odio y rencor político”, asegura Fernández.

Una situación sin precedentes

La Comisión para la Recuperación de la Memoria Histórica participó en la comisión designada en 2009 por el ayuntamiento herculino para la aplicación de la ley del mismo nombre y que decidió retirar medio centenar de emblemas franquistas. Su presidente, Manuel Monge, no ve “voluntad política” para retirar títulos como el de Astray y además considera que se trata de una estrategia del alcalde para “contentar a nostálgicos del franquismo”.

Para Monge, ésta es “una situación sin precedentes en Europa”. Argumenta que “es como si en Alemania se rindiesen honores a Goebbels, ministro de propaganda de Hitler, al igual que Astray lo fue de Franco”. “Los partidos de derechas europeos no defienden a Hitler o a Mussolini”, sostiene Monge, que además considera probado que Astray “conjuró junto Franco” el golpe militar de 1936. Por todo ello, la Comisión presentó ya una propuesta de moción para que los grupos la debatan en el próximo pleno.

Posiciones encontradas en la calle

Mientras, las opiniones de los transeúntes que pasan por la plaza que un día acogió la estatua del militar oscilan entre los nostálgicos de la efigie, los indiferentes o los contrarios a la restitución. “No deberían haberla quitado porque la historia es la historia”, asegura un vecino testigo de agresiones al monumento. “Debe ser hijo predilecto porque fundó la Legión y no era un militar corrupto”, apunta otra.

“A posteriori hizo mucho para desmerecer este título” cree Ignacio González. Calificaciones de “golpista o criminal” por parte de otros muchos coruñeses que coinciden en que el ayuntamiento “tiene potestad para sacar o poner el título” pero que el actual alcalde “no está por la labor”.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/09/02/galicia/1314995085.html