Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Murieron al alba

María Torres. 27-09-2011 | 28 septiembre 2011

El dictador ignoró, como siempre, cualquier petición de clemencia, y convocó una manifestación de adhesión a su divina crueldad en la Plaza de Oriente

 

27 DE SEPTIEMBRE DE 2011

Papá, mamá… me ejecutarán mañana, quiero daros ánimos. Pensad que yo muero pero que la vida sigue. Cuando me fusilen mañana pediré que no me tapen los ojos, para ver la muerte de frente. Que mi muerte sea la última que dicte un tribunal militar. Ese era mi deseo. Pero tengo la seguridad de que habrá muchos más. Mala suerte! una semana más y cumpliría 25 años. Muero joven pero estoy contento y convencido” (José Humberto Baena, fragmento de la carta enviada a su familia horas antes de ser ejecutado)

En el amanecer del sábado 27 de septiembre de 1975, cinco jóvenes, militantes antifranquistas, dos de ellos pertenecientes a ETA (Ángel Otaegi Txiki y Juan Paredes Manot) y tres al FRAP (José Humberto Baena Alonso, José Luis Sánchez-Bravo Solla y Ramón García Sanz) perdieron la vida ante los últimos pelotones de fusilamiento del generalísimo Franco, caudillo de España por la gracia de dios, con el apoyo unánime de todos los ministros de su “gobierno”. Antes de ello habían sido torturados brutalmente. Los verdugos: guardias civiles y policías voluntarios.

Hoy velaré toda la noche

solo y en silencio

Hoy velaré toda la noche

Mañana matarán a Daniel

Mi camarada.

(Manuel Blanco Chivite. Víspera del fusilamiento, escrito la noche del 26 al 27 de septiembre de 1975).

Solos, sin una palabra de despedida, fueron fusilados. El único civil que presenció la ejecución de tres últimos, fue el párroco de Hoyo de Manzanares, quien después relató los escalofriantes hechos de aquella madrugada: “Además de los oficiales y guardias civiles que participaron en los piquetes, había otros que llegaron en autobuses para jalear las ejecuciones. Muchos estaban borrachos. Cuando fui a dar la extremaunción a uno de los fusilados, aún respiraba. Se acercó el teniente del pelotón y le dio el tiro de gracia, sin dar tiempo a que me separara del cuerpo. La sangre me salpicó”.

Apenas faltaban dos meses para la muerte del dictador, pero éste quiso dejar su sello homicida hasta el último momento. Se celebraron cuatro Consejos de Guerra, cuatro simulacros  en Barcelona, Burgos y dos en Madrid. Juicios sumarísimos que dieron como resultado  once penas de muerte. Seis de ellas fueron conmutadas.

El abogado Christian Grobet, observador de la Liga Internacional de los derechos del Hombre, estuvo presente en los consejos de guerra celebrados en  Madrid, bajo la presidencia de los entonces coroneles Francisco Carbonell Cadenas de Llano y Ricardo Oñate de Pedro. Este es un extracto de su informe sobre lo que presenció en los mismos:

“El que suscribe no puede por menos que comprobar una vez más que los derechos elementales de la defensa, es decir, el derecho que tiene el acusado a ser juzgado con equidad ha sido menospreciado en España de la manera más grosera”

“El que suscribe nunca ha tenido, desde que asiste a procesos políticos en España, un sentimiento tan acusado de asistir a tal simulacro de proceso, en definitiva una farsa siniestra, sobre todo si pensamos en la suerte que se reserva a los acusados”.

Naciones Unidas y gobiernos europeos solicitaron el indulto para los condenados, las ciudades de Europa se llenaron de protestas, se intentó asaltar embajadas, boicotear intereses españoles, vetar la entrada en la Alianza Atlántica, se solicitó la expulsión de la ONU y el gobierno mexicano rompió con el régimen, no sin antes echar del país al embajador franquista. Tuvo lugar una huelga general en el país vasco y las ciudades españolas no se quedaron atrás en cuanto a paros y protestas.

El dictador ignoró, como siempre, cualquier petición de clemencia, y convocó una manifestación de adhesión a su divina crueldad en la Plaza de Oriente, a la que acudió acompañado del entonces príncipe Juan Carlos. Fue, afortunadamente, su última aparición pública.

http://www.youtube.com/watch?v=s8eVccxb3SM&feature=related

http://ensenadaderiazor.blogspot.com/2011/09/murieron-al-alba.html