Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Agenda

“No enterraron cadáveres, enterraron simiente”. Acto de Memoria en la fosa común de “La Tejera” (Araba)

Ahaztuak 1936-1977, 6-9-2011 | 8 septiembre 2011

Sábado 10 de septiembre, a las 12:30. Curva de La Tejera

 

El próximo sábado un acto de memoria en la fosa común de “La Tejera” será nuevamente un dedo acusador contra el modelo de impunidad español y todo aquello que lo amparó y lo sigue sustentando.

El puerto de “La Tejera” es una pequeña altura alavesa que nos espera en la carretera que desde Gasteiz nos acerca a Gesaltza, unos pocos kilometros antes de llegar a esta localidad.

En una curva de este puerto, no muy diferente a otras de otros caminos o carreteras de Euskal Herria, o de otros lugares geográficos de la Peninsula, el 3 de Septiembre de 1936 tres personas -dos hombres y una mujer- fueron asesinadas y enterradas en una fosa comun preparada dias antes para tal efecto por sus asesinos.

Esas tres personas eran Primitivo Fernandez de Labastida Urruchi y el matrimonio formado por Florentino García Valencia y Mónica Barrón del Val. Los tres  labradores. El primero de 35 años vecino de Santa Gadea del Cid  y los segundos de 47 y 45 años y vecinos de Villanueva de Soportilla, pueblos ambos de la provincia de Burgos y no excesivamente distantes de este lugar. Mientras el matrimonio no dejaba descendencia, Primitivo dejaba una hija de diez años y a su mujer embarazada que daria a luz a otra hija diez y seis dias despues de su muerte. De Florentino y Mónica no conservamos ni una foto que nos muestre los rostros que albergaron sus sueñospoco pero si sabemos que el recuerdo que albergan aquellos que les conocieron habla de ambos como “buenas personas, gente honrada que solo sabían hacer el bien sin mirar a quien”. De Primitivo, “Primi”, como sus familiares y amigos le llamaban, sabemos que era hombre interesado por el conocimiento y la cultura, que ayudaba en sus labores al Secretario de Ayto. de su pueblo, que tocaba la guitarra, que cantaba mucho y bien y que era tambien un hombre enamorado de la lectura y de la naturaleza.

Los tres fueron parte de los miles de hombres y mujeres victimas de la oleada represiva desatada en toda la geografia peninsular a partir del 18 de Julio de 1936, fecha en que se produce el golpe militar contra el gobierno de la II República, el cual habia sido democraticamente elegido en las urnas por la ciudadania del estado español el 14 de Abril de 1931. Los meses inmediatamente posteriores a ese alzamiento militar fueron testigos de una inmisericorde represión contra las personas afines al gobierno republicano: de ello dan testimonio las entre 350 y 400 personas que engrosan la lista negra de los asesinados en Alava en ese periodo de tiempo, cifra en la que se incluyen tanto las vidas truncadas de vecinos de este territorio como las de otros de territorios limitrofes, como es el caso de las tres personas asesinadas y enterradas aquí, a quienes rendimos homenaje y cuya memoria recuperamos y reivindicamos.

Una noche -la del 3 de Septiembre de 1936- la oscuridad acompañó hasta las puertas de las casas de Primitivo, de Florentino y Mónica los pasos de varios miembros de los “escuadrones de la muerte” que formados en las filas golpistas abrian paso a la Nueva España de los alzados en armas. En este caso serían requetés del pueblo de Tuesta y de otros pueblos aledaños, hombres cuyos nombres, aunque no los mencionemos, aún se recuerdan. Dos coches, prestados para el trabajo   por sus tambien conocidos dueños, traerían hasta aqui a los tres para ser despues asesinados.

El secuestro, la desaparición y la muerte de estas tres personas se da en un contexto político y social muy concreto. Algunos meses antes –en Febrero de 1936- el Frente Popular, coalición que aglutinaba a fuerzas políticas progresistas y de izquierda, habia sido el vencedor de las elecciones que se habian celebrado en el estado español. Ese triunfo reverdeció unas ansiadas expectativas de cambio, de un reparto más equitativo de la riqueza, del derecho para todas las personas a la educación, a la salud, del voto femenino, del derecho al divorcio, de la separación Iglesia-Estado…. que movilizó a amplios sectores sociales, a los trabajadores y los campesinos, junto a los partidos y sindicatos de izquierda en los que estos se organizaban y representaban, en pos de unas reivindicaciones sociales y laborales tantas veces demandadas y nunca antes atendidas.   El temor a los posibles cambios que ello acarrearía en el secular esquema de dominación sobre el que se asentaban sus privilegios haria que los beneficiarios de ese modelo –caciques , terratenientes, Iglesia…- junto con  amplios sectores del estamento militar, una cavernaria derecha y partidos fascistas como Falange Española y de las JONS y los carlistas-requetés, optaran por fraguar lo que meses más tarde sería la sublevación militar contra la República.

El alzamiento militar no triunfó de forma rápida, como los golpistas pretendían, y la resistencia popular hizo que se diese una confrontación militar entre aquellos y las fuerzas leales al legitimo gobierno de la República   que duró casi tres años. En Burgos, lugar de donde procedian Primitivo, Florentino y Mónica, y tambien en Araba, lugar geográfico donde fueron asesinados y enterrados, el golpe triunfó desde el primer momento y no hubo por lo tanto frente de guerra. Por ello es aún más claro que los tres fueron vilmente asesinados, victimas de esa planificada estrategia represiva que se dirigió contra cualquiera que hubiera desempeñado algún cargo público con la República, contra cualquiera que hubiera desarrollado actividad política o sindical alguna, o simplemente contra cualquiera que mostrara simpatia por los aires de libertad, de cultura libre, de justicia social, que la Constitución republicana recogia en sus enunciados.

A finales del mes de Junio del pasado año 2010 y tras varios fines de semana de busqueda, voluntarios de Ahaztuak 1936-1977 junto con familiares de Primitivo Fernández de Labastida y vecinos de Salinas de Añana/Gesaltza y de varios pueblos de Ribera Alta conseguimos dar con la ubicación concreta de la fosa y con los restos de los hasta ese dia tres desaparecidos. Una semana despues miembros y colaboradores de nuestra asociación junto con técnicos de Aranzadi procedimos a la exhumación de la fosa para posteriormente realizar el proceso de identificación de los restos que nos confirmó las identidades de Primitivo, Florentino y Mónica. La exhumación fue realizada presidida por una pancarta que rezaba “No enterraron cadáveres, enterraron simiente”, frase del politico y escritor gallego Castelao que recogimos en referencia simbólica a las personas que como ellos creyeron en unos valores de Libertad, de Igualdad y de Fraternidad, y buscaron un modelo social y político donde esos valores pudieran desarrollarse y fructificar, algo que pagaron con sus vidas, pero que hoy -setenta y cinco años despues de aquellos hechos- volvemos a recuperar junto a sus restos y su memoria para honrarlos y para llevarlos a la práctica, siguiendo el camino que a ellos les fue cortado, para que esa simiente que ellos fueron fructifique más temprano que tarde en una esplendorosa cosecha.

Ese día, hace un año, Primitivo, Florentino y Mónica dejaron de ser desaparecidos, sus cuerpos fueron recuperados y hoy reposan ya en los pueblos de donde fueron arrancados por la fuerza aquella triste y negra noche de Septiembre de 1936.

Sin embargo miles como ellos, en Euskal Herria y en toda la Península, aún continúan -para verguenza y deshonra de un Estado y unas instituciones que lo permiten-  desaparecidos.

El próximo sábado, 75 años despues del golpe de estado del 18 de Julio de 1936, 75 años tambien despues de su secuestro, desaparición y asesinato, y un año despues de haber sido sus restos hallados y recuperados en esta fosa común de “La Tejera”, desde Ahaztuak 1936-1977 realizaremos en este lugar a las 12:30 h. un Acto de Memoria y en el marco del mismo colocaremos una  placa que recordará los hechos que aqui ocurrieron, porqué ocurrieron y tambien a aquellos que los protagonizaron, señalando este lugar de forma explicatica y pedagógica pero cintundente como un lugar de memoria y reclamando y reivindicando su carácter de prueba de un hecho de genocidio y de un crimen de lesa humanidad, crimenes que no prescriben y que exigimos sean investigados de forma no parcial, no sólo técnica, sino tambien judicial.

En el homenaje, junto a los familiares de los tres asesinados y las personas que formamos Ahaztuak 1936-1977 estarán tambien presentes familiares de otras personas desaparecidas y de otras victimas del régimen franquista que hermanados en la memoria de los nuestros y en la reivindicación del fin de la impunidad para los crimenes del franquismo llegarán de otros puntos de Euskal Herria y tambien del Estado español.

Invitamos a la ciudadania alavesa en particular y a la de toda Euskal Herria en general a tomar parte en este acto.

AHAZTUAK 1936-1977

http://ahaztuak1936-1977.blogspot.com