Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Piden que Millán Astray no vuelva a ser hijo predilecto en A Coruña

Público, | 2 septiembre 2011

La Comisión pola Recuperación de la Memoria Histórica registrará hoy en el ayuntamiento coruñés una petición para acabar con los vestigios franquistas

 

PATRICIA CAMPELO Madrid 02/09/2011

El ayuntamiento de A Coruña dispone de 20 días para recurrir la sentencia que obliga a restituir el título de hijo predilecto de la ciudad al general franquista José Millán Astray. Por ello, la Comisión pola Recuperación de la Memoria Histórica (CRMH) presentará el viernes una propuesta de moción a todos los grupos municipales para contestar el auto judicial que devuelve honores al que fuera jefe de prensa de la dictadura y procurador en Cortes nombrado por Franco.

En cumplimiento de la ley 52/2007 de memoria histórica, la anterior corporación (PSG- BNG) retiró esta distinción a Millán Astray. La hija del militar recurrió esta decisión —consensuada en el pleno municipal—y, el pasado julio, la titular del juzgado de lo Contencioso- Administrativo número 3 de la ciudad le dio la razón en parte [también solicitó recuperar la estatua de Millán Astray y volver a dar nombre a la plaza, pretensiones que la jueza sí desestimó].

Ahora, la CRMH se afana en buscar la voluntad política de los grupos municipales pero sobre todo del Partido Popular, quien ostenta el gobierno de la ciudad desde las pasadas elecciones. El alcalde Carlos Negreira ya anunció que se basaría en cuestiones “jurídicas” apartadas de la “politización” a la hora de decidir si recurrirían la sentencia. Con el mismo argumento, el PP de A Coruña declinó enfrentarse a la sentencia señalando que la argumentación de la jueza era “clara y contundente”. Los motivos que se señalan en la sentencia para obligar al ayuntamiento a devolver el título honorífico a Millán Astray se basan en una cuestión de plazos: la distinción se la concedió el consistorio en un pleno celebrado en 1922 y, por tanto, la jueza estima que aquí no cabe aplicación de la ley de memoria histórica.

“Es una cuestión de voluntad política que no se puede camuflar bajo el ropaje de cuestiones jurídicas”

Esta interpretación, en cambio, no es “razonable” para la Comisión pola Memoria Histórica. El presidente de la entidad, Manuel Monge, sostiene que la norma “obliga a retirar los honores a todas aquellas personas implicadas en el golpe militar de julio de 1936”. “Es una cuestión de voluntad política que no se puede camuflar bajo el ropaje de cuestiones jurídicas”, subraya.

En la línea de “tolerancia cero con el franquismo” que defienden, la  propuesta de moción que van a registrar hoy contiene una serie de puntos en los que se incluye una condena oficial de la dictadura, la retirada del único escudo franquista que queda en la ciudad —en el mismo edificio del ayuntamiento, el palacio María Pita— y de los retratos de los primeros regidores tras la sublevación militar “por su participación en la represión”, según el texto de la propuesta. De esta manera, la Comisión trata de hacer efectivos los acuerdos a los que llegó la Comisión de expertos encargada de identificar los vestigios franquistas en la ciudad y cuyas resoluciones se acordaron cumplir en un acuerdo plenario hace dos años.

El franquista díscolo que adoraba la muerte

José Millán-Astray y Terreros (A Coruña 5 de julio de 1879 -1 de enero de 1954). Fundó la Legión en 1920 y formó parte de la élite de militares duros del régimen junto con Mola, Sanjurjo, Alonso Vega o Yagüe, planificadores  del golpe de Estado contra el gobierno de la República, en julio de 1936.

Millán Astray participó activamente en los movimientos internos que culminarían, el 29 de septiembre de1936, con la proclamación de Francisco Franco como caudillo, jefe de Estado y Generalísimo. Más tarde fue nombrado responsable de Radio, Prensa y Propaganda de la dictadura, contribuyendo a ensalzar la figura de Franco como “salvador invencible de la patria”.

Fue célebre el altercado que mantuvo con el entonces rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno, el 12 de octubre de 1936, con motivo de la celebración de la llamada Fiesta de la raza. Millán Astray, presente en el acto, gritó: “¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!”. El discurso que pronunciaba Unamuno decía lo siguiente:

“Este es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece útil el pediros que penséis en España. He dicho”. [Testimonio recogido por Hugh Thomas en La Guerra Civil Española].

Meses antes, Millán Astray pronunció un encendido discurso en la plaza María Pita, en A Coruña el 6 de septiembre de 1936, que remataba así: “Muera el nacionalismo separatista. Los judíos moscovistas querían encadenar España para convertirnos en esclavos, pero hemos de luchar contra el comunismo y el judaísmo. ¡Viva la muerte!”.

En 1941, con 62 anos, anuló su primer matrimonio y se volvió a casar con Rita Gasset, casi 30 años más joven que él. Cuando esta quedó embarazada, fue tal el disgusto de Franco que mandó a la pareja a vivir a Lisboa para evitar el escándalo.

Datos recabados por la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica de A Coruña.

http://www.publico.es/especiales/memoriapublica/394210/piden-que-millan-astray-no-vuelva-a-ser-hijo-predilecto-en-a-coruna