Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Adiós al último brigadista rumano

El País, | 24 octubre 2011

El pasado 16 de septiembre moría en Bucarest, a los 99 años, Andrei Micu

 

JOSÉ ANTONIO MÉRIDA

El pasado 16 de septiembre moría en Bucarest, a los 99 años, Andrei Micu. Es más que probable que el lector nunca haya oído hablar de él, incluso que le parezca poco relevante que un hombre casi cumpliera un siglo sin cesar, hasta su último respiro, de soñar con un mundo más justo. Sin embargo, puede que se despierte un tanto la curiosidad del lector si se le dice que ese hombre era el último brigadista internacional de nacionalidad rumana.

Andrei Micu nació el 24 de julio de 1912, en Rapoltul Mare (Transilvania, actual Rumanía). Carpintero de profesión, se incorporó al Partido Comunista Rumano en 1934. En agosto de 1937, junto a otros 15 voluntarios rumanos, marchó al frente de Aragón, donde se integró en la División 45, participando en numerosos combates, algunos tan enconados como los que se libraron por la toma de Zaragoza o de Teruel. En 1938, la orden de repatriación de los brigadistas le sorprendió mientras participaba en la batalla del Ebro, aunque Micu optó por integrarse en el ejército regular y permaneció en España hasta el último momento de la contienda. Exiliado en Francia, fue internado en varios campos de concentración franceses y alemanes. Logró escapar de varios pero en 1943 fue arrestado en Bucarest, se le integró en un batallón disciplinario y padeció durísimas condiciones en el frente de Ucrania. Allí fue apresado por las fuerzas soviéticas, que le repatriaron a su país tres años después de concluir la II Guerra Mundial.

Pasó sus últimos años solo y con grandes dificultades económicas, aunque sin ninguna amargura, a la espera de que, tras aprobarse en 2009 la Ley de Memoria Histórica que le otorgaba la nacionalidad española, el Gobierno español cumpliera su compromiso de asignarle una pensión. Triste recompensa para un hombre que a modo de bandera se ceñía orgulloso al cuello un cachirulo y que llevó a España en el corazón hasta su último aliento.

José Antonio Mérida fue lector en la Universidad de Iasi (Rumanía).

http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/Adios/ultimo/brigadista/rumano/elpepinec/20111022elpepinec_1/Tes