Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

«La dirección del PC apartó a los hombres que mantuvieron viva la llama del comunismo»

Lne.es, | 9 noviembre 2011

«La familia de Luis Montero nunca supo qué fue de él, hasta que Líster contó que fue Carrillo quien lo eliminó»

 

SILVIA RIBELLES DE LA VEGA Historiadora, autora de la biografía de Luis Montero

Elena FERNÁNDEZ-PELLO

Silvia Ribelles de la Vega (Oviedo, 1969) no comulga con las ideas comunistas que empujaron a Luis Montero Sabugo de la Guerra Civil española a la Francia ocupada, pasando por los campos de concentración de Mauthausen y Gurs y de vuelta a las montañas de Asturias, a organizar la guerrilla antifranquista, pero admira su valor y su heroísmo. En su exhaustiva biografía, «Luis Montero Sabugo: en los abismos de la historia» (Pentalfa Ediciones), Ribelles indaga en su misterioso final. Encontrar su tumba sería, admite la historiadora, «emocionante», tanto para ella como para el único hermano de Montero aún vivo, José Antonio, de 96 años.

-Su biografía de Luis Montero parece una novela.

-Pero es una investigación perfectamente documentada. Sólo al final, con un texto en cursiva, me permito una pequeña licencia. Nadie sabe cómo fue ejecutado Luis, cómo fue aniquilado. El resto no tiene nada de novela.

 

-¿Cómo dio con Montero?

-Lo conozco desde siempre, he oído hablar en mi casa de él. Durante tres años estudié su infancia, su trayectoria en la guerra, el exilio. Visité los lugares donde había estado, reuniendo las piezas hasta que apareció este personaje, un héroe que el partido no reconoció. Un informe decide su final, sin contar con su trayectoria anterior.

 

-Pese a la cual, por lo que cuenta en su libro, el PC lo juzga y lo condena como a un delator.

-Él llevaba meses pidiendo a la dirección que lo sacara de Asturias, que no podía aguantar el invierno, que estaba enfermo -había pasado dos años en un campo de concentración-. No estaba en condiciones de vivir en el monte, sin un médico cerca. Es detenido el 28 de enero de 1950 por la Guardia Civil. El grupo de Caxigal (el guerrillero Manuel Díez) sabía que Luis estaba detenido, tenía que haber desmantelado el refugio, pero tenía tanta fe en él que no lo hizo. Decía que antes de que Luis hablara le harían picadillo.

 

-Pero no fue así.

-Luis permaneció diez días bajo torturas, luego cayó Caxigal y la casa de los Paxumales en Blimea, aunque no se sabe si por lo que contó Montero o por los papeles que le encontraron a Caxigal. A Montero la Guardia Civil lo protegió, no le hizo consejo de guerra, redactó un informe diciendo que no existía y lo liberó. Lo último que sabemos es que el 15 de marzo sigue con vida, está en Madrid y tiene planeado un viaje a Barcelona, posiblemente para que el Partido le cruzara la frontera. Yo creo que el PC ya había decidido que lo iba a liquidar pero necesitaba saber qué quedaba en España. Ese informe existe y es la prueba de que Montero estuvo en Francia. En el 51, en el boletín del PC de Asturias, se lee «ese traidor ha pagado ante el partido con la moneda que pagan y pagarán todos los de su calaña».

 

-¿Dónde reside el heroísmo de Montero?

-Luis era un cuadro medio del PC, sale de un pueblecito de Asturias, con pocos estudios, atraviesa a nado el Bidasoa, organiza el partido en Francia, está en la dirección de la resistencia, asesta golpes a los nazis que le valen condecoraciones del Gobierno francés y en el campo de concentración al que le manda la Gestapo se convierte en secretario general del partido. Los deportados lo mencionan como un hombre de gran pericia. Cuando Francia es liberada, con novia y un piso en París, cuando podría haberse frotado las manos y lamerse las heridas, decide volver a España, a organizar la guerrilla.

 

-En su libro el PCE no sale bien parado.

-Más bien su dirección. El comunismo era ilegal en Francia y todos los dirigentes españoles huyeron a la Unión Soviética dejando abandonados a miles de militantes. A pesar de todo, esos hombres, entre ellos Montero, tuvieron el valor de reorganizar el Partido. Cuando Francia es liberada se lo entregan en bandeja a Santiago Carrillo y la Pasionaria y ellos les apartan. Fue el pago a los militantes que mantuvieron la llama del comunismo en una Europa incendiada por el nazismo. La dirección decía a los ex deportados: los que habéis sobrevivido en los campos sois unos traidores, habéis colaborado con los nazis, en la Unión Soviética os mandaríamos al paredón. Recibieron ingratitud por todas partes.

 

-La familia de Montero era falangista.

-E intentó que él se pasara al bando nacional por tres veces. Su hermano José Antonio cuenta que nunca supo qué fue de él hasta que apareció el libro de Enrique Líster, que dice que fue Santiago Carrillo el que eliminó a Luis Montero. Sus amigos comunistas nunca quisieron decir a la familia qué había sido de él.

http://www.lne.es/oviedo/2011/10/09/direccion-pc-aparto-hombres-mantuvieron-viva-llama-comunismo/1140003.html