Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

La cárcel enmudece por «La voz dormida»

Laopinióndemalaga.es, | 12 noviembre 2011

Los presos pudieron disfrutar ayer del filme del director sevillano Benito Zambrano

 

CARMEN ROMERA. BENALMÁDENA. El centro penitenciario de Alhaurín de la Torre vivió ayer una jornada especial dedicada al cine. Gracias a la colaboración de la prisión con el Festival Internacional de Cortos y Cine Alternativo de Benalmádena (Ficcab), los internos pudieron disfrutar de la película La voz dormida, del director sevillano Benito Zambrano.

Los cerca de 140 presos y presas que acudieron al salón de actos quedaron sin palabras y no tuvieron más que aplausos para el realizador, ganador del Premio Nacional de Cine Ciudad de Benalmádena del presente festival.

Durante las casi dos horas que dura la cinta, los internos disfrutaron de una historia que refleja la vida de los presos políticos de la época de la posguerra, principalmente de las mujeres. Y aunque las cárceles no eran como las de ahora ni los delitos por los que se inculpaban tampoco, los presos de Alhaurín se vieron en algunas escenas representados, «principalmente por lo difícil que es estar en prisión», tal y como indicaban algunos de ellos al final de la proyección. Momento en el que se encendieron las luces del salón y apareció en escena Benito Zambrano para mantener un coloquio con ellos y responder a las preguntas de los más interesados.

Pero antes, el director quiso poner en situación a los que acababan de disfrutar con su filme, «aunque la película se defiende sola», según dijo.

La voz dormida «refleja la posibilidad de hacer un sueño realidad, la República, con la que acabó un golpe de Estado, apoyado por la Iglesia y los más ricos, además de ser llevado por Franco», explicó el cineasta, al tiempo que lamentó «la crueldad que había hacia las mujeres, por no aceptar que se revelaran».

Este, sin duda, fue uno de los argumentos que más emocionó a las internas de Alhaurín, quienes incluso preguntaron al director si cree que las mujeres tienen más fuerza vital para aguantar situaciones más adversas. «Los historiadores de la época aseguran que ante la tortura, las mujeres aguantaban más. Sin duda, en un país donde se las tenía humilladas, sufrieron mucho», opinó Zambrano.

El director de Solas aprovechó para defender que éste «fue un periodo muy importante en la historia de España, que influyó mucho y de la que aún queda mucho por contar».

Ayudar a comprender

Los agradecimientos de los presos fueron multitudinarios, tanto en personas jóvenes como entre los más mayores. Los primeros dieron las gracias a Zambrano «por hacer películas como esta, que ayuda a comprender una parte de la historia» que ellos no pudieron vivir.

Por su parte, los más veteranos se mostraron satisfechos por tener la oportunidad de «disfrutar de una historia así, que hace 50 años no se podría ni haber llevado al cine».

Otros presos se interesaron por las directrices políticas de la cinta, preguntando incluso al director si considera que la película podría influir en la decisión de voto para las elecciones generales del 20 de noviembre.

«No es la intención de la película, ya que nosotros teníamos la fecha de estreno para octubre, antes de que se diera la noticia del adelanto de las elecciones», aseguró el realizador.

Aunque no es la primera vez que Zambrano proyecta una de sus películas en una prisión; ya que, entre otras, estuvo en Alhaurín con Solas; la experiencia fue muy positiva para él.

«Me encanta comprobar cómo, en los últimos momentos de la película, la gente reacciona con las escenas más duras. Además, los he visto muy conectados, con aplausos sinceros, y ganas de preguntar y saber», dijo. Además, consideró que «es una buena experiencia para los presos, ya que todo el trabajo que se haga para que tengan una vida normal, dentro de sus limitaciones, puede ayudarles a la reinserción».

http://www.laopiniondemalaga.es/cultura-espectaculos/2011/11/11/carcel-enmudece-voz-dormida/463196.html