Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“No renunciaremos a sacarlos de ahí”

Público, | 30 noviembre 2011

El padre de Fausto fue fusilado en 1936 y llevado al Valle 23 años después

 

ELENA HERRERA MADRID 30/11/2011

El padre de Fausto Canales, Valerico Canales Jorge, fue fusilado el 20 de agosto de 1936 en Aldeanueva (Salamanca). Era un hombre humilde. En verano trabajaba de segador y en primavera e invierno, cuando no había faena en el campo, se dedicaba al ferrocarril. Pertenecía a la Casa del Pueblo, quizá por eso, cuentan sus familiares, una camioneta de falangistas paró en la puerta de su casa al poco de empezar la guerra. Era la hora de la siesta. Se lo llevaron y no volvió jamás.

Su hijo Fausto, que lleva 11 años intentando recuperar sus restos, cuenta que “lo fusilaron en una cuneta y luego lo llevaron a un pozo cercano”. Pero ni en esta tumba indigna Valerico, que fue enterrado junto a otros jornaleros de su pueblo, pudo al fin descansar. En marzo de 1959, Fausto se enteró de que una “comitiva oficial” había desenterrado los restos de su padre y de las otras personas que habían sido sepultadas con él y que se los habían llevado al Valle de los Caídos.

“Nos costó mucho encontrar a alguien que hubiera presenciado la exhumación”, cuenta. La ayuda de un vecino de un pueblo cercano posibilitó que Fausto y su familia dieran con la boca del pozo en el que décadas atrás, unos falangistas habían tirado el cuerpo de su padre. “Encontramos un cráneo, algunas vértebras e incluso un dedal. Se notaba que la tierra había sido removida, pero aún así fue una emoción enorme”, asegura.

Entonces, junto a otros descendientes de represaliados, Fausto creó la Agrupación de familiares proexhumación de republicanos del Valle. El informe de la comisión de expertos, que concluye que es imposible devolver a sus familias los restos de los republicanos enterrados junto a Franco en el Valle de los Caídos, no ha sorprendido a Fausto, aunque sí le ha decepcionado. En cualquier caso, avisa: “No renunciaremos a sacar de ahí a nuestros familiares. Es importante que este espacio se democratice, que cambie de faz y que sea un lugar para la memoria”.

http://www.publico.es/espana/409715/no-renunciaremos-a-sacarlos-de-ahi