Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

Valle de los Caídos: Parque temático del fascismo

Federación Estatal de Foros por la Memoria, 19 de noviembre de 2011 | 20 noviembre 2011

Por la desacralización del recinto y el traslado de los restos del dictador. GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

Un año más el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y el Foro Social del Guadarrama se han concentrado a las puertas del Valle de los Caídos para exigir al Estado español que pongan fin a la pervivencia del Valle, auténtico parque temático del fascismo internacional y símbolo de la impunidad fascista en España. Apoyaba la convocatoria la Coordinadora Antifascista de Madrid.

Unas 200 personas se han concentrado a las puertas del mausoleo del dictador Francisco Franco, para denunciar la falta de espíritu democrático de las autoridades y su miedo a actuar de forma contundente y clara en el Valle de los Caídos, que es el único monumento de exaltación del fascismo que queda en Europa.

El nombramiento de una Comisión de Expertos por parte del ministro de la Presidencia del último gobierno, Ramón Jáuregui, para, supuestamente, decidir el futuro del Valle de los Caídos, ha demostrado no ser más que una cortina de humo con el fin de dilatar aún más una solución justa con todas las víctimas del franquismo, incluidas las que están enterradas allí.

En ese sentido, las asociaciones han pedido la desacralización de la basílica, el traslado de la orden religiosa custodia del Valle y el desmantelamiento de la gran cruz.

Los símbolos religiosos que Franco mandó construir no representan el Cristianismo sino el más ortodoxo nacional-catolicismo. Desde esa ideología, el Estado franquista bendijo la ejecución de miles de hombres durante la dictadura, y sometió a trabajos forzosos a miles de defensores y defensoras de la legalidad democrática republicana, muchos de los cuales terminaron enterrados junto a la tumba del dictador.

El Presidente del Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, Miguel Muga, ha esgrimido que no se puede consentir, ni por un día más, que se emplee la religión para legitimar la existencia del Valle: “El Valle no es un monumento cristiano sino un símbolo deprimente de la bochornosa complicidad de la Iglesia con la dictadura franquista. Su pervivencia sigue perpetuando las consecuencias de esa nefasta complicidad político-religiosa del pasado.”

Otra de las demandas realizadas ha sido que los restos de Franco y de Primo de Rivera, fundador de Falange, sean exhumados y entregados a sus familias inmediatamente.

Muga, ha apelado a la responsabilidad que, en el marco del derecho internacional, tiene el Estado español de garantizar verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo: “El Valle no puede ser un  “lugar de todos”, como ha dicho el Ministro Jáuregui. El Estado debe reconvertirlo en un Memorial donde recordar y homenajear a las víctimas del franquismo, y no a sus verdugos. Los restos  de Franco y Primo de Rivera tienen que salir del Valle, independientemente de cuál sea la voluntad de sus familias o del Vaticano. Este no es un asunto privado, que corresponda al ámbito familiar, sino un asunto de gran trascendencia pública. Es insultante que se financie con nuestros impuestos la tumba de alguien que dio un golpe de Estado, planeó el exterminio de centeneras de miles de personas e instauró una dictadura que se prolongó durante 40 años.”

De todos los grandes monumentos construidos como símbolos por los regímenes fascistas del siglo XX, solamente el Valle de los Caídos sobrevive. La Cancillería del Reich en Berlín o la gran cruz gamada del estadio de Nuremberg fueron destruidas y luego reutilizados sus restos en monumentos erigidos para recordar a sus víctimas o celebrar su derrota.

Hace unos meses, el gobierno alemán de Ángela Merkel demolió la tumba del lugarteniente de Hitler, Rudolf Hess, incineró sus restos y los arrojó al Báltico, para impedir que el enterramiento se convirtiera en un lugar de memoria y peregrinación neonazi. Al mismo tiempo, el Gobierno español anunciaba su pretensión de negociar el futuro del Valle de los Caídos con el Vaticano.

“El problema fundamental aquí es que la democracia emergente de la Transición no surgió como fruto de una condena expresa del fascismo y del nazismo, como sí lo hicieron el resto de democracias europeas en las que España, generalmente en lo económico y lo político, se mira como espejo. Las autoridades políticas y judiciales deberían tomar ejemplo de nuestros vecinos y acabar de una vez por todas con todos los símbolos fascistas que tanto sufrimiento han causado y siguen causando.”, ha remarcado José María Pedreño, Presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria.

Pedreño ha recalcado que “aunque se quiera enmascarar la historia, Franco fue un dictador fascista del tamaño de Adolf Hitler. Es inadmisible que todavía hoy se permitan concentraciones de exaltación de su persona a las puertas de un monumento que él mismo mandó construir y que se disfrace como una misa católica.”

Entre las reclamaciones de las asociaciones reunidas en el Valle de los Caídos también están: que se investigue el número y el origen de los miles de personas allí sepultados para que se sepa cómo se construyó aquel osario y cuál es su origen; que el Valle sea retirado de la propaganda turística de la Comunidad de Madrid, que actualmente lo incluye en la llamada Ruta Imperial; y que se investigue a las empresas y grandes fortunas que se lucraron con la construcción del Valle y el empleo masivo de trabajadores forzosos.

En definitiva, el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, el Foro Social de la Sierra de Guadarrama, la Federación Estatal de Foros por la Memoria y Coordinadora Antifascista no han exigido más que coherencia democrática y valor para poner fin de una vez a este gigantesco homenaje a la dictadura que hoy por hoy es el mayor símbolo de su impunidad. Por higiene democrática y por respeto a la dignidad de las víctimas del franquismo.

 

Madrid, 19 de noviembre de 2011