Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El Valle de (todos) los Caídos

La Voz de Asturias, 23/12/2011 | 24 diciembre 2011

Amelia Valcárcel pide que el mausoleo franquista sea un monumento en «memoria de la Guerra Civil»

 

Juan C. Galán Gijón

Interior: domicilio de Rafael Sánchez Ferlosio. Situación: el autor de El Jarama y la filósofa Amelia Valcárcel discuten sobre el mito (o no) de Caín. Ambos se plantean si al primer homicida de la historia hay que perdonarlo u olvidarlo. Valcárcel no tiene dudas: “El concepto de perdón no existe en las culturas asiáticas. Es exclusivo de nuestra tradición cristiana”. Y así se quedó el tema.

Sin embargo, a la que fuera consejera de Cultura del Principado aquella discusión no dejaba de punzarle la sesera. Así que decidió plasmarla en un libro: Memoria y perdón . Un proceso de largos años, amasado con calma, y que acaba de ver la luz. Ayer lo presentó en el Antiguo Instituto de Gijón, invitada por la tertulia feminista Les Comadres. Con el tiempo, la obra ha tomado una nueva dimensión, todo lo más que han querido los designios que su publicación coincida con dos hechos de relumbrón y que tocan de lleno la temática del ensayo: la Ley de Memoria Histórica y el fin de ETA.

¿Perdón o memoria? “El Cristianismo se impuso a otras corrientes precisamente porque prometía saldar cuentas, perdonar todas las faltas”, señala Valcárcel. A veces hay que olvidar, pero hay cosas que no se olvidan. Por ejemplo, la reciente polémica en torno al Valle de los Caídos. Amelia Valcárcel participó de la comisión que debatió el futuro de los restos de Franco. Ahora que el deber de reserva impuesto a cada miembro del comité ha finalizado, Amelia Valcárcel habla con franqueza. “En España no hay ni un solo monumento que recuerde la Guerra Civil. Un bando conserva lápidas conmemorativas y el otro reclama la dignificación de sus muertos”, espeta. “Lo que quizá mucha gente no sepa es que en el Valle de los Caídos no sólo está enterrado el dictador, sino también 30.000 republicanos, precisamente los que construyeron el monumento con sus manos y de manera forzosa. Por tanto, no puede ser que Franco repose ahí, entre tantas y tantas víctimas de la Guerra, cuando él no fue una de ellas”, añade.

¿Cuál debería ser, pues, el destino del Valle de los Caídos? Amelia Valcárcel lo tiene claro. “La única posibilidad es que, quizá dentro de un tiempo y cambiándo su fisonomía, se convierta en el primer monumento en memoria de la Guerra Civil. De otro modo, seguirá siendo algo detestable”, asevera la filósofa astur-madrileña que, desde la lejanía, también pidió respeto a los avilesinos y al Niemeyer.

http://www.lavozdeasturias.es/culturas/Valle-Caidos_0_614338647.html