Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Gallegos sepultados en el Valle de los Caídos

Farodevigo.es, | 12 diciembre 2011

Los restos de al menos 50 combatientes gallegos, también del bando republicano, yacen en el mausoleo de Franco

 

Es el mayor cementerio de la Guerra Civil. Más de 33.000 cuerpos yacen en el Valle de los Caídos, la gran sepultura ideada por Franco para inmortalizar su victoria y honrar a los muertos de su bando. Por orden del régimen, entre 1959 y 1983 fueron trasladados al mausoleo más de 33.000 cuerpos, de los que solo 21.423 están identificados. Entre los miles de combatientes enterrados están al menos medio centenar de gallegos. Algunas familias autorizaron su traslado desde los cementerios en los que ya reposaban sus restos, otras desconocen que sus padres, hermanos o tíos están en el Valle.

ROSA PRIETO Junto a Franco y Primo de Rivera. Los restos de al menos cincuenta gallegos fallecidos en la Guerra Civil están sepultados en el Valle de los Caídos, el mausoleo que ideó el Caudillo en 1940 para inmortalizar su victoria y honrar a los muertos de su bando. Pero incapaz de llenar la enorme cripta, el régimen recurrió a fosas republicanas. Muchos de los 33.847 cuerpos que yacen en los columbarios –han podido ser identificados con nombre y apellidos 21.423– fueron “robados” para alimentar la cripta de la abadía donde el dictador se mandó enterrar, según denunciaron algunas familias en la Audiencia Nacional.

Los restos de la mayoría de los combatientes muertos en la Guerra Civil fueron trasladados a la gran sepultura de Franco tras su inauguración en abril de 1959 con la autorización de sus familiares. Otros, sin embargo, fueron enterrados en el Valle sin consentimiento alguno de sus familias, también del bando republicano. Algunas familias se enteraron hace poco de dónde yacían los restos de sus allegados. Es el caso de Teresa Balseiro, de Cervo (Lugo): “No hace ni tres meses que supe que mi hermano Pepito estaba enterrado en el Valle de los Caídos”.

Otros aún desconocen el lugar donde descansan sus padres, abuelos, hermanos, tíos… En algún monte, la tapia de un cementerio, una cuneta o el Valle de los Caídos. Y es que de los cerca de 33.900 restos trasladados al mausoleo de Franco más de 12.000 figuran en los archivos como “desconocidos”.

En las criptas y las capillas del Valle de los Caídos están enterrados los restos de al menos cincuenta gallegos, según documentos custodiados en el Archivo General de la Administración y recopilados por voluntarios de la Asociación de la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Estos documentos revelan la “relación de solicitudes de familiares de caídos” en las provincias gallegas que “autorizan su traslado al Valle de los Caídos”, en las que además de los datos del “caído” y el lugar de inhumación también detallan el nombre y domicilio del familiar que autoriza el traslado. A Coruña y Pontevedra concentran el mayor volumen de autorizaciones –16 en cada provincia–, seguida de Lugo, con 14, y Ourense con 4.

Hasta el momento, la ARMH ha recibido reclamaciones de familiares de víctimas de la Guerra Civil procedentes de Ávila y Segovia que demandan los restos de sus padres, abuelos o tíos ante una posible conversión del Valle de los Caídos en monumento de reconciliación. Por ahora, de Galicia no tienen petición alguna. “En estos casos se trata de cadáveres robados que se llevó el régimen de Franco al Valle de los Caídos sin permiso de los familiares”, apunta el vicepresidente de la ARMH, Marco González. Y es que las previsiones sobre la capacidad de los columbarios del Valle de los Caídos que hizo el Gobierno de Franco fueron erróneas por lo que finalmente exhumó fosas de republicanos para llenar los columbarios que quedaban vacíos y que, en un principio, irían destinados a los caídos del bando nacional. “No llenaban e iban a las fosas de los republicanos y se los llevaban de allí”, confirma Marco González.

Reclamaciones

Pero las primeras reclamaciones de exhumaciones en el Valle de los Caídos se han topado con un informe forense encargado por el Ministerio de Justicia que revela las dificultades insalvables que hacen imposible la exhumación. En primer lugar, por la cantidad de restos que yacen en los columbarios, más de 33.000, de los que muchos fueron inhumados con déficit de sistematización en su identificación, traslado, registro y ubicación.

Otra complicación para la exhumación está en el tiempo transcurrido, un aspecto que, añadido a la elevada humedad en el interior de la montaña y a la debilidad de la estructura de los columbarios, construidos con madera de pino, ha provocado un grave deterioro en buen número de ellos. Cada una de estas cajas alberga, por lo general, los restos de entre 1 y 14 personas. También hay que tener en cuenta las distintas posturas de los familiares de las víctimas en relación a la identificación y exhumación de los restos de un mismo columbario.

Al margen de las dificultades para la exhumación del Valle de los Caídos que apunta el informe de la comisión de expertos, algunos familiares no tiran la toalla y luchan desde hace años por recuperar los restos de padres, hermanos o tíos enterrados en la gran sepultura ideada por Franco. Entre ellos, los familiares de siete víctimas del franquismo de Ávila, fusilados en agosto de 1936, enterrados en un pozo de Aldeasaca y desenterrados 23 años después por un grupo de hombres que cumpliendo órdenes de la misma autoridad que los mató, los trasladó al mausoleo del régimen un mes antes de su inauguración.

Algunos de estos familiares visitaron el Valle y allí, a través del registro, los monjes benedictinos les confirmaron el lugar exacto en el que estaban enterrados. Según aseguran, solo volverán allí para llevarse los restos de sus familiares “otra vez a casa”.

http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2011/12/11/gallegos-sepultados-valle-caidos/604943.html