Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Agenda, Artículos y Documentos

Katiuskas en la aviación republicana

Maite Montroi, Rusia Hoy, 29-12-2011 | 30 diciembre 2011

La muestra puede visitarse en el castillo de Montjuïc de Barcelona hasta el próximo 21 de enero

 

29 de diciembre de 2011

La muestra, que puede visitarse en el castillo de Montjuïc de Barcelona hasta el próximo 21 de enero, lleva por título “Aviadores de la República” y pretende rendir un merecido homenaje a los miembros de las Fuerzas Aéreas republicanas -también conocidas como “La Gloriosa”- que combatieron en la Guerra Civil en defensa del gobierno democrático de España.

Muchos de estos pilotos, observadores, ametralladores, armeros, mecánicos, soldados, etcétera, pagaron su apoyo al gobierno legítimo de la República con su vida, con la reclusión en un campo de concentración o con el exilio y no fue hasta la presidencia de Felipe González cuando recibieron el reconocimiento como militares profesionales.

La exposición -organizada por la Asociación de Aviadores de la República (ADAR) con el apoyo de la Fundación AENA, el Ayuntamiento de Barcelona y Memorial Democràtic- se remonta al golpe de estado de julio de 1936 y explica que solamente 215 pilotos de las fuerzas aéreas se mantuvieron fieles al gobierno de la República, mientras que 185 no tomaron partido y 175 con gran experiencia aeronáutica se sumaron a los golpistas.

Ante la inferioridad técnica, material y humana, el gobierno de la República pide apoyo primeramente a Francia, pero el ejecutivo de París se muestra muy reticente y envía la ayuda con cuentagotas. Tampoco es suficiente el apoyo que llega de Méjico, así que, el presidente Francisco Largo Caballero acude a la URSS. Stalin accede a ayudar a la España republicana y comienza de este modo la “Operación X”.

La aportación soviética –a pesar de ser inferior a la que Italia y Alemania brindaron al bando fascista- fue fundamental y casi la única que recibió el gobierno de la República. La URSS envió a España –y el ejecutivo de Largo Caballero pagó religiosamente por ello- 772 pilotos de combate (además de técnicos aeronáuticos) y 648 aviones (cazas Polikarpov RZ, R-5, Tupolev SB-2) a partir de noviembre de 1936. En los talleres de Reus, Sabadell o Alicante, se fabricaron o montaron aviones Polikarpov I-15 y RZ con material soviético. Además, 800 pilotos republicanos viajaron a la Unión Soviética para recibir instrucción aérea

Con todo ello, “La Gloriosa” pudo frenar el avance de las tropas franquistas y consiguió algunas victorias importantes, como la batalla del Jarama. Sin embargo, a partir del verano del 37 la ayuda de la URSS se ralentiza y en septiembre de 1938 se retiran de la contienda, eso sí, habiéndose dejado la vida 93 combatientes soviéticos.

Cuando se acaba la Guerra Civil, la cuarta expedición de pilotos republicanos está en la URSS recibiendo su formación. Muchos de ellos deciden quedarse y más tarde se integran en la fuerza aérea soviética para luchar contra la invasión alemana en 1941. En cambio, a los que reclaman volver a casa les espera un infausto destino: el Gulag. No lo pasan mejor los que se quedan en España y, al perder la guerra, son enviados a los campos de refugiados del sur de Francia. A ellos acude una delegación de la URSS que les ofrece asilo político y algunos lo aceptan.

De este modo, los aviadores supervivientes de la Guerra Civil que formaron parte de las primeras fuerzas aéreas democráticas –ya que hasta entonces se trataba de un cuerpo especialmente elitista, no todo el mundo podía permitirse tener un avión- quedan diseminados por España, África, Europa y la URSS, básicamente.

Visitar los espacios de la Aviación Republicana

Las fuerzas aéreas republicanas se establecieron en 1938 en la comarca del Penedès (provincia de Barcelona). Los que no tengan suficiente con la exposición del castillo de Montjuïc tienen que saber que, actualmente, se conservan en el municipio de Santa Margarida i els Monjos diversos refugios antiaéreos, algunos de los cuales se pueden visitar; el acuartelamiento del Serral y el cuerpo de guardia de Mas Granell; los espacios relacionados con el montaje de aviones o la cárcel del castillo de Penyafort. Además el campo de aviación de Santa Margarida i els Monjos fue uno de los aeródromos más importantes de Cataluña, base de los aviones de caza Polikarpov I-15 Chato y Polikarpov I-16 Mosca. Es de visita más que recomendable el Centro de Interpretación de la Aviación Republicana y la Guerra Aérea. Más información en www.aviacioiguerracivil.com.

http://rusiahoy.com/articles/2011/12/29/katiuskas_en_la_aviacion_republicana_15068.html