Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Federación Foros por la Memoria, Noticias

La caída del dictador

ADN, 30-11-2011 | 1 diciembre 2011

La mayoría de las naciones que sufrieron un régimen totalitario han resuelto el debate sobre su pasado

 

 

Redacción, ADN | Los países suelen eliminar o explicar su rastro | La mayoría de las naciones que sufrieron un régimen totaliTario han resuelto el debate sobre su pasado

El último ejemplo, muy reciente, ha ocurrido en Alemania. En la madrugada del pasado 20 de julio -una técnica muy habitual para evitar altercados- se desmanteló la tumba de Rudolf Hess en Wunsiedel, Baviera. Los restos de este ex dirigente nazi, amigo de Hitler y su escriba en Mi Lucha, se exhumaron para luego quemarlos y tirarlos en alta mar. Sin rastro de Hess. La cárcel que le alojó hasta que se pegó un tiro en 1987, Spandau, fue demolida.

A diferencia de España, donde la propuesta de la Comisión de Expertos para el Valle de los Caídos de trasladar a Franco ha provocado una gran polémica, Alemania dejó atrás el debate sobre su pasado. Los símbolos nazis están prohibidos, algunos campos de concentración se han rehabilitado como centros de memoria y otros, como varias construcciones, se derribaron.

Lo mismo ocurre en otros países. Algunos optaron por prohibir y destruir los restos que remitían a su peor pasado. Otros, por conservarlos y explicar sus circunstancias. Cada uno a su manera, la mayoría ha resuelto el tema, y casi todos lo han hecho atendiendo a las víctimas.

Cierto es que el caso del Valle de los Caídos, construido durante 18 años por prisioneros republicanos, es particular. “Europa ganó la guerra contra el fascismo. En ningún otro lugar se ha podido construir algo así”, explica José María Pedreño, presidente del Foro por la Memoria.

En Europa hay casos y casos. En Italia, que sufrió la dictadura de Benito Mussolini, no se habla de símbolos porque fueron destruidos a partir de 1943, cuando cayó el fascismo. En 1952 se prohibió su exhibición. La arquitectura del régimen permaneció, pero desprovista de simbología y el contexto, no lo evoca directamente, recuerda el escritor Paolo Rossi.

Un caso distinto y contradictorio es Rusia. El país sufrió ocho décadas de dictadura comunista, y su rastro perdura. Aunque muchas de las estatuas de sus líderes se han retirado de las plazas que ocupaban -el último ejemplo ha sido la estatua de Stalin de su pueblo natal en Georgia, aunque hoy en día no es Rusia sí era parte de la URSS-, el mausoleo de Lenin se alcanza intacto, momia incluida, en la Plaza Roja, a pocos metros del Kremlin.

Al otro lado del Atlántico también han tenido que lidiar con una situación similar. En Argentina, que en el siglo XX sufrió varias dictaduras, el centro de detención más conocido de la dictadura militar, la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), en Buenos Aires, fue reconvertido en un Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.

Chile ha seguido los pasos, aunque le ha costado más. El ex dictador Augusto Pinochet fue senador vitalicio hasta su muerte tras ser jefe de Estado. El centro de detención y tortura más conocido, Villa Grimaldi, en Santiago, también fue reconvertido en un centro por la paz.

Las claves del caso español

1.La Transición. Tras la muerte de Franco, en noviembre de 1975, las fuerzas políticaS democráticas pactan una especie de olvido, modificando las Leyes del Movimiento por la Constitución. Hubo reforma pero no ruptura con la dictadura.

2.Ley de Amnistía. Se aprueba en 1977 y perdona los “delitos de intencionalidad política” con anterioridad al 15 de diciembre de 1976. A la práctica supone que no se persiguen las desapariciones o asesinatos durante la Guerra Civil ni la dictadura.

3.Perdón. No ha habido una declaración de perdón de los políticos y cargos públicos del franquismo. El Pleno del Congreso ha sido incapaz de aprobar una condena a la dictadura por la negativa del PP. Tan sólo se llegó a condenar en la Comisión Constitucional, en 2002, pero tiene menor rango que el plenario.

4.Reconocimiento. Muchas ciudades españolas aún conservan nomenclatura de dirigentes franquistas, placas en edificios y esculturas con simbología de la dictadura. Poco a poco se están retirando de los espacios públicos, como por ejemplo, las figuras ecuestres de Franco, que se trasladan a museos.

5.Memoria. En 2007 el Congreso da luz verde a la Ley de la Memoria Histórica, que no apoyan por razones opuestas ni ERC ni el PP. La iniciativa permite abrir fosas y reconoce los derechos de los que sufrieron la violencia de los dos bandos. El juez Baltasar Garzón será juzgado en enero por permitir exhumar esas tumbas.

http://www.adn.es/politica/20111130/NWS-1497-dictador-valle-caidos-franco-totalitario.html