Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La cripta de la vergüenza

Pilar Rodríguez. Diario Progresista, | 9 diciembre 2011

Es básico para una sociedad en democracia, no mantener los restos mortales de un dictador para adoración y erosión del sistema

 

VIERNES, 9 DE DICIEMBRE DE 2011   PILAR RODRÍGUEZ

El Valle de los Caídos, monumento de la vergüenza. Un campo de concentración, que hizo agonizar a republicanos durante dieciocho años de trabajos forzados y en malas condiciones. La “joya” del franquismo, construida con un fin, la división de España.

A nadie deja indiferente la controversia de mantener allí los restos del dictador, un tema que toca la sensibilidad de una sociedad. Pero existe un tema más delicado, dar descanso eterno a los que están allí enterrados en contra de su voluntad, y descanso espiritual a los familiares de los mismos.

Es básico para una sociedad en democracia, no mantener los restos mortales de un dictador para adoración y erosión del sistema. Los alemanes, y aliados, no hubieran consentido tal atrocidad con Hitler, de hecho sus restos mortales, fueron custodiados hasta 1970 en Magdeburgo, año que a petición de Yuri Andrópov, fueron destruidos.

En 1940, bajo decreto, se determina la construcción del Valle de los Caídos, para perpetuar la gloriosa Cruzada. La Basílica, cobija en la cripta, los restos identificados de 33.847 caídos en el frente. En cambio, en las retaguardias, se encuentran un número aproximado de 40.000 republicanos sin identificar.

Los republicanos encarcelados, fueron obligados a la construcción del monumento de la vergüenza, con el pretexto del recorte de condenas, los presos eran trasladados a San Lorenzo de El Escorial para, o bien, construir y regresar a la cárcel, o morir ante las precarias medidas de seguridad para una construcción faraónica con medios primitivos.  De un día de trabajo, se descontaban dos de pena, el número de trabajadores que redimieron la pena fueron 46 presos.

La comisión de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos propuso en un informe aprobado sin unanimidad, que los restos del dictador debían ser exhumados y trasladados a otro lugar. José Antonio Primo de Rivera, puede ser reubicado dentro de la Basílica para estar en igualdad de condiciones con los demás enterrados allí.

El informe, subraya la posibilidad de retirar del recinto las connotaciones ideológicas y políticas. Esto sólo será posible, si en él, únicamente permanecen los restos de los muertos durante la guerra.

Conservar un monumento de estas características, es fomentar los odios y la humillación del bando perdedor. Prolongar este drama, es mantener la indecencia que Franco mantuvo durante 40 años de régimen.

Todos y todas tenemos ideas (variadas), de lo que se debe hacer con El Valle de los Caídos. Debemos buscar una solución para cerrar heridas. Las primeras medidas a tomar deben ser, el traslado del cuerpo del Dictador fuera de allí, y recuperar los restos de los NO identificados.

El recuerdo no será olvidado, pero las heridas deben cerrarse.

http://www.diarioprogresista.es/articulo.asp?idarticulo=7483