Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Segovia: El PP se opone por razones prácticas, de coste e históricas a cambiar los nombres franquistas de las calles

El Norte de Castilla, 30.11.11 | 1 diciembre 2011

El grupo del PSOE apoya la propuesta de IU para iniciar el expediente

 

M. A. López | Segovia

El pleno del Ayuntamiento de Segovia ha acordado esta mañana iniciar el expediente para cambiar los nombres de la época franquista del callejero de Segovia, entre otros el de la céntrica avenida de Fernández Ladreda. La propuesta del concejal de Izquierda Unida, Luis Peñalosa, ha salido adelante con el apoyo del grupo socialista y el voto de calidad del alcalde, ante el empate a doce votos y la ausencia por enfermedad del concejal José Llorente. Idéntico destino ha tenido la otra moción de IU para que el cementerio del Santo Ángel de la Guarda cambie esta denominación por la de Cementerio Municipal.

El grupo municipal del PP se ha opuesto al cambio de denominación del callejero «no por motivos ideológicos sino prácticos», dado el coste que supondría para los vecinos y empresas en un momento delicado por la crisis económica, y también por razones históricas, según ha expresado la concejala popular Azucena Suárez.

Con su moción, Peñalosa pedía que se cumpla la Ley de Memoria Histórica y el acuerdo de gobernabilidad firmado con el equipo socialista. Entre los argumentos que ha expuesto en el pleno el concejal de IU ha citado que mantener estos nombres de personajes protagonistas directos del golpe militar de 1936 y la posterior represión franquista, como los generales Serrador, Varela y Fernández Ladreda, supone un agravio para las personas que han sufrido de forma directa o indirecta aquellas circunstancias y, además, ya han sido cambiados sin más complicaciones los nombres de la avenida de José Antonio por el de Constitución y de la plaza de Franco por Plaza Mayor.

Para el PP, sin embargo, además de razones prácticas y económicas para mantener estos nombres hay otras históricas. Azucena Suárez ha indicado que su oposición a la propuesta de IU «no es por motivos ideológicos, sino prácticos y de sentido común», porque se trata de calles muy pobladas y comerciales, y por eso se ha preguntado si Peñalosa había consultado a vecinos y comerciantes, además de si ha tenido en cuenta el coste económico de una decisión como ésta.

Para el PP, cambiar los nombres de las calles no es un asunto relevante y sí lo es la prioridad de reactivar la economía y crear empleo. La concejala del PP ha manifestado que «no hay que crear más problemas» y, por contra, «hay que respetar la historia nos guste o no». En este sentido, ha recordado que el general Fernández Ladreda fue ministro de Obras Públicas en 1945 y, entre otras cosas, abrió la avenida de la Constitución, impulso la electrificación del ferrocarril entre Madrid y Segovia y mejoró la red de abastecimiento de la ciudad, a la que siempre recordó con cariño y por lo que fue nombrado hijo adoptivo de Segovia.

En su turno de réplica, Peñalosa ha dicho que «la historia hay que conocerla y ensalzar lo que haya que ensalzar, pero no porque algo sea historia simplemente hay que respetarlo; lo que hay que respetar es a las personas que conocieron y sufrieron la represión franquista». En este sentido, el concejal de IU ha puesto el ejemplo de que se pusiera en el País Vasco el nombre de un etarra a una calle, «que sería igual de rechazable».

Peñalosa ha mantenido sus argumentos y ha dicho que lo que hace el PP es «poner pretextos» porque en este partido quienes se agarran a mantener la memoria franquista lo hacen porque «la desconocen o son unos nostálgicos».

El turno de intervenciones lo ha cerrado el alcalde, Pedro Arahuetes, quien ha explicado que lo que se aprobaba era el inicio del expediente y no directamente el cambio de nombres, aparte de que la decisión no es irrevocable ni irreversible y de que, tras estudiar todas las posibles incidencias legales, el asunto volverá al pleno para que se adopte «la decisión más oportuna».

Igual suerte ha corrido la otra moción de IU, debatida antes y en la que Peñalosa ha planteado que el cementerio del Santo Ángel de la Guarda pase a llamarse Cementerio Municipal de Segovia, además de que la capilla pueda ser utilizada para actos civiles de despedida de los difuntos o de cualquier otra confesión religiosa, ya que según el portavoz es un local municipal más. Peñalosa ha defendido así la aconfesionalidad de los ayuntamientos establecida en la Constitución.

A propuesta del portavoz socialista, Javier Giráldez, la moción supondrá la apertura de un expediente que determine la posibilidad de cambiar el nombre del camposanto. Mientras que la concejala del PP Mercedes Sanz ha explicado la oposición de su grupo porque, en primer lugar, no se ha comprobado si existe un acuerdo entre el Ayuntamiento y el Obispado que condicione el uso de la capilla, por lo que adoptar una decisión que pudiera derivar en un litigio legal sería «temerario».

En su condición de historiadora, Sanz ha argumentado que el nombre de Santo Ángel de la Guarda se refiere a la ermita del siglo XVIII que ya daba nombre al monte donde se edificó el cementerio en el siglo XIX. Según ha explicado, la aconfesionalidad del Ayuntamiento «ha de tener sus límites» y respetar la «historia con mayúsculas» de la existencia de la ermita en el lugar «hace más de trescientos años».

También ha cerrado el turno de intervenciones el alcalde, quien ha reconocido que se desconoce la incidencia legal de un posible acuerdo con el Obispado, aunque para determinarlo se iniciará el expediente que permitirá establecer la existencia de cualquier limitación para ampliar el uso de la capilla y cambiar el nombre del cementerio.

http://www.elnortedecastilla.es/20111130/local/segovia/opone-razones-practicas-coste-201111301507.html