Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Viveiro fue el ayuntamiento de Lugo más castigado por la represión franquista

El Progreso, 18/12/2011 | 19 diciembre 2011

Se saldó con la muerte de 31 vecinos del municipio en los años de la Guerra Civil

 

El concello de Viveiro fue uno de los más castigados por la represión franquista, que se saldó con la muerte de 31 vecinos del municipio en los años de la Guerra Civil, sobre todo entre agosto de 1936 y mediados de 1937. Así se desprende de la documentación reunida en el proyecto interunivesitario Nomes e Voces, que investiga esa represión.

El área de cultura de la Diputación rendirá hoy un homenaje a esas y a las restantes víctimas del franquismo en un acto que arrancará a las 12.00 horas en la Praza da Soidade de la capital lucense, en el que habrá un recuerdo especial para los 70 funcionarios del ente que fueron expedientados e incluso expulsados del trabajo.

El doctor en Historia Contemporánea Andrés Domínguez, investigador de Nomes e Voces, resalta que la represión fue más cruenta «en vilas prósperas como Viveiro ou Ribadeo que na capital da provincia». El equipo que integra ha documentado 31 muertes de vivarienses, casi una treintena de ribandenses y otras 22 de vecinos de Monforte (paseados, ejecutados o en la cárcel), cifra que en la ciudad del Cabe se eleva a 37 si también se contabilizan las personas que, sin ser del concello, perdieron la vida allí.

No obstante, Domínguez aclara que ese drama también afectó a zonas menos pobladas como la comprendida entre A Pontenova y A Montaña, con varias muertes en casi todos los concellos. Esa purga fue también especialmente brutal en un municipio rural como Paradela, por la beligerancia de los seguidores franquistas locales.

«Ata que caeu a Fronte de Asturias, os asasinatos foron sistemáticos. Despois pararon porque o traballo xa estaba feito, cunha sociedade diezmada e o terror xeralizado», apunta Andrés Domínguez. La consecuencia fue que «ese tecido que unía Galicia á modernidade e que viña de finais do século XIX viuse truncado», dice.

El homenaje de hoy busca honrar la memoria de todas las víctimas, aprovechando que se cumplen 75 años de uno de los episodios de esa represión, el fusilamiento en Lugo de cinco republicanos vivarienses. Fue un 17 de diciembre de 1936 y las víctimas fueron César Parapar Sueiras, teniente alcalde de Viveiro; Ángel Fraga Orosa, un maestro natural de Vilalba y militante de UGT; Ángel Varela Freixeiro, un minero natural de Palas de la CNT; Xavier Soto Valenzuela, un vigués edil de Izquierda Republicana en Viveiro, y Manuel Guerreiro Riveira, labrador y dirigente socialista de Galdo.

REPRESALIAS A FUNCIONARIOS.Aunque la cara más visible de la brutal represión son esas muertes, los promotores del homenaje recordarán también a las personas que vieron truncadas sus trayectorias profesionales al ser marginadas. Para dar testimonio de esa lacra se honrará a los funcionarios del ente depurados en 1936.

Según detalla la doctora en Historia Contemporánea de la USC María Jesús Souto Blanco en su libro ‘La represión franquista en la provincia de Lugo (1936-1940)’ (Ediciós do Castro), esa represión afectó a trabajadores de toda índole, desde archiveros, capataces, porteros o peones hasta figuras destacadas como Lois Peña Novo, fundador de las Irmandades da Fala, o el por entonces jefe de vías y obras, Antonio Fernández, ‘Antón de Marcos’, que después lideraría proyectos como Pescanova, Frigsa o Zeltia. Souto relata que las sanciones implicaron desde suspensiones temporales, de hasta de un año, hasta la pérdida del empleo. Algunos de los destituidos llegaron a pasar por la cárcel.

La persecución afectó a trabajadores de toda índole, se les apartó de sus puestos durante meses y algunos fueron destituidos

http://elprogreso.galiciae.com/nova/138559.html