Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Gerardo Iglesias: «La transición española sólo fue modélica en su impunidad»

La Nueva España, | 17 enero 2012

El ex secretario del PCE exige que se reparen «los daños de la dictadura» por «el futuro de la democracia»

 

Ch. NEIRA

«Por qué estorba la memoria», que lleva por subtítulo «Represión y guerrilla en Asturias, 1937-1952» y que es el primer libro del que fue secretario general del PCE, Gerardo Iglesias, no plantea preguntas sino más bien respuestas en su portada. Ese «Por qué» no interroga, da paso a los motivos por los que la memoria estorba. Lo explicó ayer, sin tapujos y a las claras, su autor en un Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA hasta la bandera. El trabajo de investigación de Gerardo Iglesias sobre los guerrilleros asturianos, «los fugaos», sirve en especial, y ayer el autor puso ahí el acento, en exigir «que se reparen los daños» cometidos «por la dictadura, por el Estado fascista», y que se haga «por el bien de nuestra democracia». Las leyes de amnistía de 1977 «mal entendidas» como leyes de punto final son, resumió, «el problema político de fondo». «Más de treinta años de democracia después los crímenes de la dictadura permanecen impunes y en el olvido», protestó. Por eso, concluyó Iglesias, «la idea de la transición española como una transición modélica es un sarcasmo, porque sólo fue modélica en impunidad».

En la actualidad, denunció Iglesias, «todavía hay miedo a hablar», cosa que no hubiera pasado, razonó, «si se hubieran esclarecido los hechos». Así, el autor de «Por qué estorba la memoria» negó la idea de que uno y otro bando, víctimas y verdugos, vencedores y vencidos, renunciaron a partes iguales en la Transición. «De una parte», aseguró, «renunciaron a no seguir gobernando a tiros; de la otra, renunciamos a la bandera republicana, aceptamos la monarquía y a silenciar a nuestros muertos frente a las otras víctimas, a las que Franco ya se encargó de rendir honores». «Qué Estado es éste», se preguntó alarmado a modo de cierre, «que no fue capaz de deshacer lo que hizo el Estado fascista». Gente como «los fugaos» a los que él ha dedicado el libro, añadió, «merecen algo de justicia y algo de reparación, porque lucharon por defender, primero, y restablecer, después, un régimen legalmente constituido frente a uno fascista».

Antes de las consideraciones políticas de fondo, Gerardo Iglesias había arrancado su intervención explicando las partes de su «Por qué estorba la memoria». La primera, en la que se expone «el terrible escenario de violencia y muerte que sucede tras el fin de la guerra de trincheras y que los vencedores llevan a cabo en aplicación de una política preconcebida y planificada. Había que destruir al enemigo y en consecuencia se acometió la muerte de civiles con una orgía de sangre en todos los pueblos». Ése es el paisaje en el que «sin apoyos ni contactos con el exterior» muchos (y Gerardo Iglesias se ha parado a estudiar a los comunistas) se esconden, se echan al monte, desaparecen y tratan de sobrevivir y de llevar a cabo las acciones que pueden.

La segunda parte del libro reúne 22 historias trágicas de los que «se enfrentaron al nuevo poder con heroísmo y una generosidad incomparables». Gerardo Iglesias aclaró que tan sólo eliminó algunas de las acciones más desagradables en estos relatos. Por lo demás, se limitó «a contar las cosas tal y como sucedieron». No negó que en estas historias él mismo, con sus vínculos familiares, su proximidad al asunto, está involucrado: «Yo no pongo distancia, no disimulo mis simpatías por quienes libraron esta lucha, pero estas simpatías no restan un ápice de verdad a lo que cuento».

Por último, ya en las preguntas, Iglesias deseó que el Estado español pueda llegar a hacer esa revisión y ese juicio al franquismo y que no tenga que venir ningún organismo de fuera e imponerlo.

http://www.lne.es/club-prensa/2012/01/17/gerardo-iglesias-transicion-espanola-modelica-impunidad/1185231.html