Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Ha muerto Fraga, quedan más

Ahaztuak 1936-1977, 16-01-2012 | 17 enero 2012

Lo único que lamentamos de su fallecimiento es que la naturaleza nos haya arrebatado la posibilidad de llevarle ante los tribunales

 

Desde Ahaztuak 1936-1977 (Victimas del golpe de estado, de la represión o del régimen franquista) y ante la muerte de Manuel Fraga Iribarne, uno de los responsables políticos más conocidos del regimen fascista del general golpista Francisco Franco queremos señalar en primer lugar que lo único que lamentamos de su fallecimiento es que la naturaleza nos haya arrebatado definitivamente a las victimas del régimen franquista la posibilidad de llevarle ante los tribunales para responder en base a la aplicación de la legislación internacional por sus responsabilidades políticas durante dicho régimen, responsabilidades concretas por su papel en crímenes como el asesinato del comunista Julián Grimau, fusilado en 1962, de la brutal represión de las huelgas mineras de 1962 en Asturies con decenas de torturados, del asesinato de los anarquistas Delgado y Granado, agarrotados en 1963, del asesinato del anarquista Salvador Puig Antich, agarrotado en 1974, del asesinato de los cinco obreros de Gasteiz en 1976, del de Vicente Antón Ferrero ese mismo año…

En segundo lugar queremos resaltar que no ha sido solamente el lógico agotamiento de sus funciones vitales con el transcurso de los años el que ha permitido a Manuel Fraga eludir sus responsabilidades penales sobre los hechos comentados y otros muchos, sino la voluntad de permitirle hacerlo por parte de la práctica totalidad de instituciones, partidos políticos, sindicatos y representantes politicos de derecha e izquierda, mantenida hasta el mísmo dia de su muerte, algo por lo que este hombre ha sido el icono más representativo del modelo de impunidad español para con los crímenes y criminales del re?imen franquista. Por ello hemos de subrayar tambien que el día en que el modelo de impunidad español sea sentado en el banquillo para ser juzgado en base a la legislación internacionesl contra los crimenes cometidos por un régimen fascista, no solamente habrán de ser juzgados los responsables de los crimenes franquistas sino tambien todos los que han hecho posible su impunidad, los que han construido, defendido y permitido desde 1977 hasta la actualidad dicha impunidad.

En tercer lugar y de la mano de lo anterior volver a señalar lo vergonzante y una vez más esclarecedor de instituciones, formaciones políticas y sindicatos que no ahorran loas a Manuel Fraga y a su papel de democráta, cuando no lo ha sido nunca, si acaso un fascista que con algunas habilidades políticas propias y más complicidades ajenas -las de los que hoyt de alaban entre ellas- supo cumplir con lo que los intereses profundos defendidos pore el régimen franquista demandaron en cada momento: que todo estuviera atado y bien atado. En este sentido son de resaltar los encendidos elogios de la UGT y los tres dias de luto decretados por la Xunta de Galicia en memoria de alguien que como este hombre fue durante años miembro de la élite dirigente y estratega de un régimen golpista, de ideología fascista, sustentado en la represión y la fuerza de las armas, y que llenó las cunetas de Galiza y de todo el estado de cadáveres, las carceles de presos, las calles de aterrorizados… muchos de ellos socialistas y miembros precisamente de la UGT.

Por último señalar que Manuel Fraga no es ni el último eslabón del re?imen franquista como dicen algunos medios ni el último responsable franquista vivo como dicen otros. Entendemos que les puede resultar tentador intentar contentarnos y engañarnos con este señuelo ya muerto pero, al igual que cuando estaba vivo, sabemos que Manuel Fraga -por mucho que fuera el primero de esa cadena de mando que conlleva cada una de la decisiones represivas del régimen franquista y cada uno de sus crímenes- solo es, era, uno de ellos y que aún hay muchos más, comenzando por decir alguien por Rodolfo Martín Villa, otro ministro franquista aún vivo, y siguiendo por los responsables politicos de la Falange, los Gobernadores Civiles, los jefes de los cuerpos represivos, los miembros de estos cuerpos involucrados en los crimenes… y el propio Jefe de Estado actual designado por Francisco Franco para servir a los mismos Principios del Movimiento y a los mismos intereses que propiciaron tanto el golpe fascista del 18 de Julio de 1936, como la dictadura posterior y el modelo de impunidad -base de la continuidad de esos intereses y de su dominación- diseñado con la Transición y continuado hasta el día de hoy.

AHAZTUAK 1936-1977. (Victimas del golpe de estado, de la represión y del régimen franquista)