Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La insufrible frivolidad de la “progresía” española

Elomendia.com, | 31 enero 2012

“Todos con Garzón”. ¿Se puede imaginar una consigna más impresentable para aglutinar a las fuerzas progresistas en el estado español?

 

“Todos con Garzón”. ¿Se puede imaginar una consigna más impresentable para aglutinar a las fuerzas progresistas en el estado español? Parece difícil, pero es lo que hay. La progresía española anda revoloteada en defensa de Garzón, convertido en víctima del sistema al que nunca ha dejado de pertenecer y para el que, como él mismo no se cansa de repetir, desea seguir trabajando. Y cobrando, claro, porque no vayamos a olvidar que una de las acusaciones que pesa sobre el ahora convertido en paladín de las izquierdas españolas y la memoria histórica tiene que ver con el cobro de grandes sumas de dinero y supuestos favores a Botín.

Garzón es un mal juez. Doy fe. Es un mal profesional, carece de escrúpulos, se ha vendido a todos los postores y sólo en tiempos de saldos –como los que ahora atraviesa- acepta los gritos de apoyo de gentes despistadas con banderas republicanas. Ha sido protagonista en la persecución de ideas políticas. ¿Qué podemos decir sobre las torturas y este juez que no haya sido escrito ya, con lágrimas o hasta con sangre en alguno de los casos?

Es el mismo Garzón, no lo olvidemos, que tiraba o dejaba de tirar del hilo de los GAL según su conveniencia. Garzón que pasó de mendigar un puesto en el PSOE a cargar contra este mismo partido cuando sus ambiciones no se vieron satisfechas. Garzón, feliz rodeado de policías y jueces provenientes del franquismo, ¿perseguidor del franquismo? El mismo franquismo reconvertido en monarquía constitucional gracias a las claudicaciones del PCE, cuyos líderes han tenido que correr ahora a comprar nuevas banderas republicanas, porque a las viejas, en su día, les pintaron de rojo la barra inferior.

La memoria histórica de los crímenes del franquismo está de moda. Por eso los mismos que le cerraron el camino cuando era necesario recuperarla para empujar hacia una verdadera ruptura con el franquismo, trafican ahora con ella para lograr réditos políticos y electorales. Es triste, pero es lo que hay.

Sólo una progresía de postín puede encumbrar a un tiparraco como Garzón. Garzón nunca ha pretendido ajustar cuentas con el franquismo y su legado. De hecho, él mismo es un producto del franquismo, que ha perpetrado sus hazañas en un instrumento represivo heredado del franquismo.

Garzón se ha visto envuelto en la telaraña de juegos sucios que él mismo ha alimentado durante tanto tiempo. Querer ser estrella crea agravios. En esa maraña de favores, amenazas, chantajes, ventas y compras, nada puede encontrarse que se parezca a la dignidad de alguien perseguido por sus ideas. Sólo una progresía sin principios, sin horizonte y sin hoja de ruta puede caer tan bajo.

Hacer héroe a Garzón no sólo no es un triunfo de la memoria histórica, sino la evidencia de que su recuperación es una asignatura pendiente de la progresía española.

http://elomendia.com/2012/la-insufrible-frivolidad-de-la-%E2%80%9Cprogresia%E2%80%9D-espanola/