Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Me han convencido, señores franquistas

Luis Peñalosa Izuzquiza. El Adelantado de Segovia, | 3 enero 2012

Después de leer las contestaciones sobre la oportunidad de las mociones que presentó IU al Pleno Municipal de Segovia

 

Luis Peñalosa Izuzquiza (*)

En efecto, después de leer las contestaciones a mis argumentos sobre la oportunidad de las mociones que presentò Izquierda Unida al Pleno Municipal del pasado mes de noviembre, me han convencido de que no merece la pena perder el tiempo en cuestiones tan inútiles como intentar convencer a personas que, por su radical conservadurismo y sus prejuicios heredados del franquismo, son incapaces de comprender algo tan simple como que la Constitución y demás Leyes aprobadas por el Parlamento surgido de ella, están hechas para cumplirse, aunque unas nos gusten más que otras.

En cuanto a la recuperación de nuestros callejeros, alterados durante la dictadura, para enaltecimiento de sus capitostes, tal vez sea solo un problema de ignorancia, como es el caso de Miguel Velasco, que como periodista deja mucho que desear, incluso en su forma de escribir, y desconoce, entre otras cosas, que son las Administraciones públicas, en este caso los Ayuntamientos, las que tienen que cumplir con su obligación de retirar de sus ciudades los símbolos de exaltación, personal o colectiva, del franquismo, les guste o no a algunos de sus vecinos, sin entrar en más disquisiciones que, efectivamente, pueden hacernos perder un tiempo que no nos sobra.

A estas personas les recomiendo la lectura de los libros que sobre la despiadada represión desatada por el franquismo en nuestra provincia y concretamente entre sus maestros y profesores, han publicado Carlos Dueñas, Lola Grimau y Santiago Vega, por ejemplo, y luego me cuentan si no está justificada esta Ley, de mínimos, que es la de Memoria Histórica.

Tal vez habría que recordarles que los crímenes del nazismo se cometieron por las mismas fechas y no creo que se hayan olvidado ni que permanezcan en Alemania símbolos de homenaje a sus autores. Aquí no estamos pretendiendo llevarles ante el Tribunal de La Haya por genocidio sino, simplemente que desaparezcan de nuestras calles, aunque permanezcan en la mente los franquistas agradecidos.

Respecto al obispo de esta diócesis, que, por sus declaraciones a la prensa, da la impresión de no estar muy bien informado de nuestra propuesta sobre el Cementerio Municipal, aclararle que nunca hemos pretendido poner cortapisas a la religión católica sino, únicamente darle las mismas opciones a cualquier otra confesión religiosa, o a quienes no profesan ninguna, para el uso de los inmuebles municipales, sin tener que contar para ello con su graciosa aprobación, como ocurría en tiempos predemocráticos. Le remito al articulo publicado en este medio por su homólogo protestante, Carlos Pérez de la Cruz, al que agradezco su amistad y su clarificación en este asunto desde el punto de vista de una persona religiosa como él.

También agradezco a Secundino Pérez Treceño sus opiniones y sus muestras de simpatía hacia mi persona y quiero decirle que coincido en que es mejor no dar a nuestras calles nombres de personas que puedan crear tensiones entre los ciudadanos por diferentes opiniones políticas, aunque yo creo que ese problema se da cuando regímenes dictatoriales se han implantado por la fuerza en contra de estados democráticos, como ocurrió con el franquismo.

Y en el caso del cementerio, lo único que se pretende es evitar que en un inmueble de titularidad municipal, que por lo tanto puede usarse por todos los ciudadanos para sus rituales fúnebres (no para asistir a un concierto o una obra de teatro) sin discriminación de creencias religiosas, prevalezca una en concreto, aunque sea solo en su denominación, creando malestar en el resto.

En cuanto a la contrarréplica de Jesús Postigo y el artículo de Juan José Rodríguez Conde, son solo una muestra de que no han digerido la derrota democrática de la derecha en el ayuntamiento y no aportan nada nuevo a este debate, por lo que, como ya he manifestado, no voy a perder ni un minuto en responderles y, por mi parte, doy por zanjado este asunto, no sin pedirle a Luis Pérez de Cossío que supere la tentación de organizarnos una nueva cruzada para salvarnos de nuestras malas inclinaciones marxistas.

(*) Portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida.

http://www.eladelantado.com/opinionAmplia/3969/colaboracion