Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

El origen franquista del Partido Popular

Eco Republicano, 30.1.12 | 1 febrero 2012

El Partido Popular no hace sino responder a sus auténticos orígenes

 

Cuando el Partido Popular se manifiesta radicalmente contrario a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica; cuando los Ayuntamientos bajo su égida se niegan o dificultan la recuperación de los restos, dispersos en cunetas, de los asesinados por el franquismo; cuando Magistrados afines persiguen al Juez Garzón por haber intentado aplicar el principio de Justicia universal, teóricamente en vigor en España, el Partido Popular no hace sino responder a sus auténticos orígenes.

En efecto, las raíces de los fundadores del PP se hunden en aquel genocidio (141.951 ejecuciones, en su mayoría acabada la guerra civil, cientos de miles de encarcelados, trabajos forzados, depuraciones masivas, unos 30.000 niños robados, legislación explícitamente persecutoria, etc.); cuando a sonados dirigentes de ese partido se les escapa que los 40 años ‘fueron un modelo de placidez’; cuando el fundador del mismo, y Presidente de Honor, nunca dió en vida, una explicación por los crímenes de Vitoria y Montejurra…el Partido Popular no hace sino responder a lo que lleva grabado en sus genes fundacionales.

Su origen, sin solución de continuidad, está en los ‘Siete Magníficos’, tal cómo en las primeras elecciones democráticas fueron conocidos sus líderes, a saber: Gonzalo Fernández de la Mora, Manuel Fraga Iribarne, Licinio de la Fuente y de la Fuente, Laureano López Rodó, Cruz Martínez Esteruelas, Federico Silva Muñoz y Enrique Thomas de Carranza, los seis primeros ex Ministros de Franco y el último ex Director General de Cultura Popular. (Cada uno aportaba una sigla, pendiente de legalización, pero posteriormente se fusionaron, como veremos).

En su ‘Manifiesto’ de 10 de Octubre de 1.976, ya bajo la sigla conjunta de ‘Alianza Popular’, se decía, entre otras cosas: ‘Afirmamos nuestra actitud constructiva (…) pero no admitimos que quienes han contribuido poco o nada al desarrollo español de las últimas décadas pretendan enjuiciar al país entero desde una actitud gratuita (… ). Rechazamos toda ruptura y exigimos respeto para la obra de un pueblo durante casi medio siglo. (…) Nos oponemos a la legalización de los grupos comunistas,(…) o separatistas.(…).Apoyaremos la Monarquía, clave de (…)las Leyes Fundamentales. (…).Nos oponemos a que se abra un período constituyente (..)’

¿Está claro?

Pues bien, esos Partidos pendientes de legalización, hasta entonces en coalición, se fusionaron para pasar a ser la tan conocida y poco exitosa Alianza Popular, después Partido Popular.

Un informe oficial del Registro de Partidos Políticos, fecha 11/X/2.011, nos dice que ‘una vez consultados los antecedentes que constan en el Registro (…) el primer asiento realizado fue efectuado con fecha 29 de abril de 1977, y es el acta notarial nº 1863 de 21 de abril de 1977, de constitución y estatutos de la formación denominada Partido Unido de Alianza Popular (PUAP). Fue inscrito el día 4 de Mayo de 1977. El citado partido cambió su denominación por acuerdo adoptado en el IX Congreso Nacional celebrado el 20 de enero de 1.989, por la de PARTIDO POPULAR (PP)’.

Conste, pues, que no obstante la retórica desplegada respecto a la presunta ‘refundación’ llevada a cabo por dicho Congreso del 89, ello no es así. Cambió la denominación, se renovaron cargos y se actualizaron, como hacen todos los Partidos, los Estatutos.

Pero lo más digno de tener en cuenta: la personalidad jurídica del Partido Popular es la misma que la de Alianza Popular, y por vía de fusión, es sucesora en línea recta de los famosos Siete Magníficos, cada uno con su sigla.

Por lo que, como hemos visto, la hoja registral de Alianza Popular y del Partido Popular es única: no hay cancelación y nueva inscripción, lo que hay es un asiento dónde simplemente consta el cambio de nombre.

Y es que, guste o no a los dirigentes, afiliados o simpatizantes peperos, desde el Derecho Romano acá, hay que estar a quod tabulae dicent…

 

RESIDUOS FRANQUISTAS: “LOS SIETE MAGNIFICOS”.

Gonzalo Fernández de la Mora

(Barcelona, 30 de abril de 1924 – Madrid, 10 de febrero de 2002) Miembro del Consejo Privado de don Juan de Borbón desde 1959, progresivamente se fue acercando al círculo de poder franquista y fue nombrado subsecretario en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

En 1970 Fernández de la Mora ascendió al rango de ministro plenipotenciario de primera clase dentro de su carrera diplomática, tras haber ocupado, en el Ministerio de Asuntos Exteriores, los puestos de subdirector general de Relaciones Culturales, director de Cooperación Cultural (1963), subsecretario de Política Exterior y subsecretario de Asuntos Exteriores. Entre 1970 y 1974 fue Ministro de Obras Públicas durante el final de la dictadura franquista. Suya es la frase “España no necesita constitución porque es un Estado perfectamente constituído“.

Manuel Fraga Iribarne

(Villalba, 23 de noviembre de 1922 – Madrid, 15 de enero de 2012) Su primer cargo político relevante fue el de Ministro de Información y Turismo, que ejerció desde el 10 de julio de 1962 hasta 1969. Formó parte, por tanto, del IX Gobierno nacional de España (1962-1965) durante la dictadura franquista. En 1975 fue nombrado vicepresidente y ministro de Gobernación (cargo equivalente al actual de Interior) del gobierno de Carlos Arias Navarro. Bajo su mandato en el Ministerio en 1976, acuñó la frase «La calle es mía», tras el intento de la oposición de manifestarse el Primero de Mayo, al cual se negó. En esta época también se producen incidentes con las fuerzas de seguridad del Estado: los Sucesos de Vitoria (1976), donde la Policía Armada mató a tiros a 5 obreros al salir de la Iglesia de San Francisco de Asís e hirió a más de 100 personas o la llamada «Operación Reconquista» o sucesos de Montejurra, con dos muertos y varios heridos tiroteados por militantes de la extrema derecha internacional que acudieron a España. También fue presidente de la Junta de Galicia entre 1990 y 2005.

Licinio de la Fuente y de la Fuente,

(Nacido en Noez, Toledo, el 7 de agosto de 1923)

Durante la dictadura franquista, fue designado Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento de la provincia de Cáceres (1956 – 1960) y Posteriormente fue designado Ministro de Trabajo (1969 – 1975) bajo la presidencia de Luis Carrero Blanco, durante la dictadura de Francisco Franco.

En el periodo 1974-1975 asumió las funciones de Vicepresidente del Gobierno, siendo Presidente Carlos Arias Navarro. En 1976, aprobada la Ley de Reforma Política fundó el partido Democracia Social.

Laureano López Rodó

(Nacido en Barcelona, el 18 de noviembre de 1920 – † Madrid, 11 de marzo de 2000). Miembro del Opus Dei, está considerado como uno de los principales propulsores de la política económica de desarrollo de los años sesenta en España. Su carrera política estuvo muy vinculada a la persona del almirante Luis Carrero Blanco. En 1956, es nombrado Secretario General Técnico de la Presidencia de Gobierno por Carrero Blanco.

En junio de 1973 al ser nombrado Carrero Blanco Presidente del Gobierno, se convierte en Ministro de Asuntos Exteriores, cargo en el que sólo estuvo unos meses, debido al asesinato de Carrero en diciembre de aquel mismo año. Entre 1974 y 1975 es embajador en Viena. En las últimas Cortes franquistas formó un grupo parlamentario, el Grupo Parlamentario Regionalista.

Cruz Martínez Esteruelas

(Nació en Hospitalet de Llobregat, Barcelona, 4 de febrero de 1932 – † 17 de septiembre de 2000).

Fue un destacado falangista. En la dictadura franquista, fue nombrado Ministro de Educación y Ciencia del gobierno de Arias Navarro el 3 de enero de 1974, durando su mandato hasta el 12 de diciembre de 1975, habiendo sido con anterioridad Ministro de Planificación del Desarrollo. Se le recuerda por ser el impulsor de la Ley de Selectividad y partidario de la teoría de las élites

Durante su etapa de ministro de Educación, cargo en el que cesó tras la muerte del dictador Franco, ordenó el cierre de la Universidad de Valladolid debido a la fuerte oposición política universitaria que se vivía en aquel entonces contra el régimen franquista. Se opuso a la legalización del Partido Comunista.

Federico Silva Muñoz

(Nació en Benavente, Zamora, el 28 de octubre de 1923 – † Madrid, 12 de agosto de 1997)

Desde joven perteneció a la Asociación Católica Nacional de Propagandistas, de la que llegó a ser secretario general. En la dictadura franquista, fue Ministro de Obras Públicas, desde el 7 de julio de 1965, hasta abril de 1970. Tras dimitir como Ministro franquista, ocupó posteriormente la Presidencia de CAMPSA. En la Transición, conformó la terna de candidatos a sustituir a Carlos Arias Navarro. Desde Alianza Popular intentó tender puentes entre Manuel Fraga y Blas Piñar. Colaborador habitual del desaparecido diario El Alcázar, su teléfono fue uno de los que mantuvieron algún contacto con los militares sublevados en la intentona golpista del 23-F, según trascendió en las diligencias instruidas por el fallido golpe de Estado de 1981.

Enrique Thomas de Carranza

(Nacido en Madrid, el 4 mayo de 1918 – † Madrid, el 16 Marzo de 2005).

Durante el franquismo fue Gobernador Civil de Toledo. Jefe de la Censura franquista durante los años sesenta y primeros setenta. Ocupó el cargo de presidente de los combatientes franquistas (Hermandad Nacional de Combatientes).

Así mismo, fue Director General de Cultura Popular y Espectáculos del Ministerio de Información y Turismo.

Lideraba el partido conservador Unión Social Popular (U.S.P.) que posteriormente se uniría a Alianza Popular.

http://ecorepublicano.blogspot.com/2012/01/el-origen-franquista-del-partido.html