Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

“El tiro de gracia se lo dieron en la tripa”

Cadena Ser, | 2 febrero 2012

Nietas de víctimas del franquismo cuentan en el Tribunal Supremo el calvario que vivieron durante la guerra civil

 

PEDRO JIMÉNEZ   02-02-2012

El Tribunal Supremo ha acogido la cuarta jornada del juicio que se sigue contra el magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, por un presunto delito de prevaricación cometido al haber investigado los crímenes del franquismo. Dos nietas de víctimas de la represión franquista han relatado como murieron sus abuelos. La vista apenas ha durado media hora.

Dos mujeres han declarado este jueves en calidad de testigos ante el tribunal que juzga al juez Baltasar Garzón por un presunto delito de prevaricación cometido al investigar los crímenes del franquismo. Josefina Musulén, de la asociación de la memoria histórica de Aragón y María Antonia Oliver, en calidad de representante de la asociación de Mallorca. La tercera que tenía que hacerlo, Amparo Salvador, del colectivo de Valencia, no ha podido asistir y la defensa ha renunciado a su testimonio.

Josefina ha explicado a los siete magistrados del Tribunal Supremo que los falangistas secuestraron y dieron muerte a sus abuelos el 13 de agosto de 1936. Según le contaron, a su abuela, que estaba embarazada, “el tiro de gracia se lo dieron en la tripa” y la niña que esperaba nació en el hospital pero nunca la ha conocido. Primero la buscó su padre y después ella: “Llevo 33 años buscándola”, ha dicho. Esta testigo ha subrayado que con las denuncias que presentaron en la Audiencia Nacional y que investigó Baltasar Garzón “queríamos justicia y reparación” porque los nietos de los represaliados “seguimos buscando con la misma dignidad a nuestros familiares pero sin el miedo que tenían nuestros padres”. ”

María Antonia Oliver también ha contado la historia de su abuelo que se lo llevaron preso. A su familia le dijeron un tiempo después que había sido liberado pero nunca le han vuelto a ver. “Sabemos lo que hacían”, ha advertido Oliver, “los soltaban maniatados y fuera les esperaba la falange que los llevaba directamente a la muerte”. La madre de María Antonia preguntó por él y se negó a firmar cualquier certificado de defunción pero la única explicación que recibió fue que “era un rojo cobarde que habría huido a Barcelona o que se habría marchado con otra mujer”. Esta testigo ha concluido subrayando que solo quiere cerrar heridas: “Mi abuela las cerro con la muerte y mi madre, de 87 años, quiero que las cierre antes de morir con justicia y reparación.

El autodenominado sindicato Manos Limpias y el colectivo Libertad e Identidad piden una inhabilitación de 20 años para Baltasar Garzón por el delito de prevaricación del que le acusan. La fiscalía y la defensa piden la libre absolución al no apreciar indicios de infracción penal.

http://www.cadenaser.com/espana/articulo/tiro-gracia-dieron-tripa/csrcsrpor/20120202csrcsrnac_6/Tes