Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

¿La justicia fue justa con el juez Baltasar Garzón?

El Telégrafo-Ecuador, | 12 febrero 2012

Hay un mensaje contundente: si intentas hacer justicia con los crímenes que en su momento no fueron investigados, y menos aún juzgados, quedas marcado

 

Al juez Baltasar Garzón el Tribunal Supremo de Justicia de España lo inhabilitó   once años, por haber ordenado las escuchas en el caso conocido como Gürtel. La petición inicial, solicitada por la parte acusadora, ascendía a 17 años por los delitos de prevaricación y vulneración de garantías constitucionales, por actuar contra el derecho a la defensa de los acusados. Además, fue  condenado a una multa de 6 euros al día durante 14 meses: un total de 2.520 euros. En concreto, la  sentencia dice que Garzón no justificó las razones por las que ordenó las escuchas.

Y la reacción no se hizo esperar: la plataforma “Solidarios con Garzón” realizó ayer mismo una manifestación a favor del magistrado bajo el lema “Contra la vergüenza de una inhabilitación injusta”. En las redes sociales, un gran porcentaje de españoles rechazó la sentencia por considerar que es una retaliación a la lucha desarrollada por Garzón a las dictaduras de Francisco Franco y Augusto Pinochet. De hecho, varios juristas señalan que por ese supuesto delito (las escuchas) ningún juez ha sido sancionado.

Por tanto, hay un mensaje claro y contundente: si te metes con todos esos poderes, si intentas hacer justicia con los crímenes que en su momento no fueron investigados, y menos aún juzgados, mucho más cuando se trata de figuras de una corriente y toda una ideología, quedas marcado para toda la vida. Y ahora España y el mundo sabe la consecuencia de eso.

La justicia española en este caso no ha sido justa y, como dicen los abogados de Garzón, la apelación implicará también una acción política. Como es obvio, una figura como el juez Baltasar Garzón no ha hecho su carrera pensando solamente en un ascenso de cargo o un aumento de sueldo, sino también para resarcir injusticias históricas, dentro y fuera de su país. Más allá de lo jurídico, esta sanción no deja de sentirse como un señalamiento moral y político hacia quien buscó justicia.

http://www.telegrafo.com.ec/index.php?option=com_zoo&task=item&item_id=29291&Itemid=27