Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

La risa de los culpables

Carlos Rivera. Córdoba, 01/02/2012 | 5 febrero 2012

Deberían estar sentados, al menos, en el banquillo dela Historiapor haber amparado o por justificar retrospectivamente los crímenes del franquismo

 

 

CARLOS Rivera

Tiene uno la sensación de que la guerra civil que uno, gracias a los dioses, no llegó a conocer, parece haberse prolongado como una guerra virtual y que de nuevo están ganando los nacionales no sólo porla Españavestida de azul con su camisita y su canesú sino porque todo el personal de referencia del franquismo sociológico está a la que salta imponiendo sus fueros y recordándonos que han recuperado el patrimonio de la patria de la que se creen los legítimos “okupas”. Y una de las patitas que enseñan debajo de la mesa de la realidad nacional es la dela Justicia. Comoconcepto y como parte. Los juicios a Garzón, como ejemplo. Eso, a nivel ético y estético es un contrajuicio o una obscenidad que aunque tuviera legal, que no legítima, justificación, está siendo observada como un escándalo histórico en todo mundo concebido como Estado de derecho y que aquí todavía hay quien confunde con Estado de derechas.

Aprovechando que las tinieblas de la maldita economía no nos dejan tomar resuello, el mundo judicial no sólo está cabreando al siempre cabreado Ruiz Mateos sino a los que creímos que los jurados populares eran el cumplimiento de uno de nuestros sueños americanos con relación ala Justiciacomo concepto. ¿Se acuerdan ustedes de la película Coacción a un jurado ? Pues algo ha debido de ocurrir en torno al juicio a Camps. Por internet ha circulado en esos días el rumor de que un político del PP de Valencia se había hospedado en el mismo hotel en el que se hospedaba el jurado y que yo suponía que ese alojamiento sólo se daba como parábola ética en las películas americanas. Que puede ser coincidencia, lo sé, pero ¡vaya casualidad!.

Que no sé si será cosa quela Justiciaestá siempre dispuesta a manifestarnos su poder pero vaya espectáculo de juicios y jueces y acusados, sin que ninguno de estos últimos sean de Lheman Brothers, que a alguno de estos, incluso, los hacen ministros de España. Y que en lo de la crisis, habiendo como hay cuerpo del delito, es un cuerpo tan diversificado y abstracto que la culpa ha resultado ser nuestra, de los clasmedia , obreros y pensionistas que, según dicen, durante años y años hemos estado despilfarrando sin medios económicos. Cuerpo del delito que en el caso de la pobre chica Marta del Castillo nos ha lastrado a todos el peso de su no aparición, lo que justifica las críticas contra la sentencia ajustada a ley y el desconsuelo de los padres de la chica asesinada, pero no justifica y tiene mal cariz que esa circunstancia tan penosa haga retroceder ala Justicia, por instinto primario, a los tiempos dela Santa Inquisición.Lo que no podemos evitar es que sí pueda retroceder a los tiempos dela Justiciasólo para quien pueda pagarla, que eso es lo que pretende Gallardón, el más derechista, como es sabido, de todos los derechistas del gobierno. Un gobierno que, como buen gobierno de derechas, todo lo cuantifica y cualifica en términos económicos, de balances de pérdidas y ganancias, ya sea enla Justiciacomo enla Educacióny en los Asuntos Sociales. Eso es gobernar para todos. Para todos los que puedan pagarse una vida sin sobresaltos económicos.

Y hete aquí que con alevosía e incumpliendo una promesa de honor electoral, han subido los impuestos. Pero no con equidad. Como no hay equidad enla Justicia, casi siempre dominada por el estamento más conservador del país. Lo que permite que ejerzan la acusación contra Garzón los que deberían estar sentados, al menos, en el banquillo dela Historiapor haber amparado o por justificar retrospectivamente los crímenes del franquismo. Crímenes que nadie logra entender, fuera de España, que sigan quedando impunes y que se considere el juicio a Garzón como un nuevo ajuste de cuentas conla Historia, como si aquella lejana guerra no hubiera terminado. Y es cosa que hiela la sangre que cuando muchos de los descendientes de los vencidos han colaborado a pintar de azul el mapa que gobiernan los descendientes de los vencedores, nos llegue desde el fondo dela Historia, como un sarcasmo, la risa de los culpables.

*Poeta

http://www.diariocordoba.com/noticias/opinion/la-risa-de-los-culpables_693290.html