Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“Cuando haya consenso acabará el problema del Valle de los Caídos”

El País, 22-02-2012 | 23 marzo 2012

Entrevista al presidente de Patrimonio Nacional

 

ENTREVISTA CON JOSÉ RODRIGUEZ-SPITERI

RAFAEL FRAGUAS Madrid 22 MAR 2012

“El presupuesto del Museo de Colecciones Reales se verá reducido en un veinte por ciento”,

José Rodríguez Spiteri, nacido en Madrid en 1945, es el nuevo presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, la institución de titularidad estatal con fines culturales y representativos, que administra los bienes históricos de los que dispone la Corona. Al frente de 1600 funcionarios y laborales, con un presupuesto anual de 121 millones de euros en 2011, regenta uno de los departamentos de la Administración española con más amplitud de cometidos, ya que gestiona desde un legado inmueble suntuario de 19 palacios o sitios reales, conventos y monasterios, entre otros El Escorial, Aranjuez y La Granja, que atesoran en conjunto más de 135.000 obras de arte, hasta bosques, ríos y jardines cuya extensión supera las22.500 hectáreas. Diplomático de carrera desde 1972, desempeñó cargos en la India y México, así como las jefaturas de misión en Portugal y Alemania, donde fue embajador entre 1999 y 2004. Previamente había sido en 1986 jefe de Medios Operativos de la Presidencia del Gobierno, así como Director General de Política Exterior para Europa, Asia y América del Norte y asesor encargado de relaciones con la Santa Sede en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Presidente de la Fundación Pablo Palazuelo, que lleva el nombre de su tío el artista abstracto fallecido en Galapagar en 2007, José Rodríguez Spiteri es un hombre tranquilo y aplomado, andarín y lector impenitente de libros y de Prensa escrita, además de comprador privado de obra contemporánea de artistas jóvenes. Está casado y tiene dos hijas.

 

Pregunta.  Es Usted el cuarto miembro de la Carrera que encabeza la institución; parecería que, en el cargo que desempeña, priman más las funciones representativas que las culturales.

Respuesta. No lo creo. Pienso más bien que han sido situaciones circunstanciales las que han llevado a tales designaciones. Y tampoco creo que las funciones de representación sean más importantes que las demás. En mi caso, considero que probablemente ha influido mi trayectoria de servicios al Estado.

(…)

P. ¿Cuáles van a ser las ideas-fuerza de su mandato?

R. Prefiero llamarlas objetivos: terminar el Museo de Colecciones Reales; mantener el nivel de las exposiciones temporales y la calidad de la oferta cultural de los bienes históricos; por supuesto, el servicio que Patrimonio Nacional le presta a la Corona; y la gestión del Valle de los Caídos.

P. El Valle de los Caídos, en su configuración actual, es percibido por una parte importante de la población y de la clase política como un monumento cuando menos, problemático, más precisamente más como símbolo de confrontación ideológica y política entre españoles que como símbolo de reconciliación. ¿Qué opina Usted como presidente del organismo estatal que lo administra?

R. A Patrimonio Nacional le corresponde gestionar el Valle de los Caídos. Es algo atípico dentro de lo que son los bienes muebles e inmuebles que gestiona. Esta es una realidad legal que no va a tener cambio. Nos encontramos en un momento que evidencia que este asunto no reúne consenso. El único consenso existente al respecto es que no hay consenso. En línea con el informe de la comisión nombrada al efecto, como repitió la vicepresidenta del Gobierno en comparecencia del 7 de febrero, no se debe o puede hacer nada sin consenso. Hay cuestionamientos teóricos, hasta religiosos y políticos. Es una realidad que el Valle de los Caídos despierta muchas sensibilidades, todas ellas encontradas pero absolutamente respetables. Nuestra tarea, desde Patrimonio Nacional, consiste en ver qué podemos hacer desde un punto de vista técnico. Según nuestros informes, presenta importantes carencias de mantenimiento. Eso se recoge en el informe de la comisión oficial y se establece como prioridad. Hay cuestiones estructurales, como importantes filtraciones de agua que se remontan a la construcción, y otras derivadas de la necesaria restauración de los grupos escultóricos de los Evangelistas y las Virtudes. La zona de la abadía también requiere atención, así como el recinto boscoso de1300 hectáreasque circunda el valle y que compone un espacio ecológico único…Como ve, el Valle de los Caídos tiene un catálogo innumerable de tareas.

P. ¿Cómo y cuándo piensa acometerlas?

R. Poco a poco. Vamos a empezar a restaurar el via Crucis para que pueda ser utilizado en esta Semana Santa. Con los técnicos de Patrimonio Nacional estudiaremos a qué concederemos prioridad en función de las disponibilidades presupuestarias: una de ellas es, por supuesto, la de las filtraciones de agua, que tuvo su origen cuando el arquitecto del complejo, Diego Méndez, recubrió la bóveda de la cripta excavada en la montaña con tres estratos de hormigón, acero y granito, pese a lo cual resultaron perforadas por el agua.

P. ¿Qué sucede con los grandes grupos escultóricos?

R. Sucede que fueron hechos con materiales muy distintos, desde piedra a restos de escombro de la propia obra revestidos, cuya evolución sigue distintos cursos en función de su propia naturaleza y su interacción, también con respecto a agentes externos como el sol o la lluvia.

P. ¿Hay riesgo para el público bajo los Evangelistas o las Virtudes?

R. No, porque el acceso al público lo mantenemos cerrado. Así no lo puedo abrir. Probablemente ahora mejoremos la seguridad del grupo escultórico de La Piedad -en el dintel de entrada- , pero no se va a desmontar ni a colocar en su lugar una reproducción. Prefiero gastar más dinero en ver cómo acabamos con las filtraciones de agua.

P. ¿Han afectado las filtraciones a los enterramientos?

R. Sí, se han visto muy, muy afectados, tanto, que algunos restos no permiten su identificación. Está escrito en los informes.

P. ¿Hubo negligencia para llegar a ese estado?

R. Creo que no, porque las filtraciones datan del origen mismo de las obras, pero su hallazgo y sus efectos sobre los enterramientos a izquierda, derecha y a lo largo del eje de la basílica es reciente.

P. Entonces, en su origen, se proyectó mal.

R….

P. Francisco Franco no puede ser considerado caído en la Guerra Civil. ¿Cómo se explica su sepultura en el Valle?

R. La única explicación reside en el momento histórico en el que tuvo lugar su muerte, momento en el que no hay consenso en torno a qué hacer. La abadía es soberana sobre todo lo que ocurre en el Valle.

P. ¿Por qué?

R. En virtud de los acuerdos firmados con la Iglesia católica.

P. Son preconstitucionales.

R. Fueron ratificados con el Vaticano en 1979. En todo caso, no es el momento, quizá más adelante se pueda abordar. Lo cierto es que se han producido situaciones de una tensión extraordinaria.

P. El abad admitió, a preguntas de este diario, que si la familia de Franco no se oponía, ni él ni su comunidad impugnarían la salida de los restos del dictador de la basílica y del Valle de los Caídos. ¿Contempla esa posibilidad?

R. En el momento en que haya consenso, alguien tendrá que tomar la iniciativa contando con la familia y con la comunidad benedictina. Si hay consenso, se acabó el problema: la vicepresidenta Saénz de Santamaría fue muy explícita en su comparecencia ante el Senado.

P. ¿Cuál es hoy su opinión al respecto?

R. La idea de Patrimonio Nacional es que vamos hacia una normalización de la situación en el Valle de los Caídos y que más adelante estudiaremos otras cuestiones siempre con la palabra consenso como referencia.

P. Usted sabe que consenso total sobre este asunto es imposible.

R. Es complicado, pero no lo descarto. Lo importante es ver hasta dónde quieres llegar.

P. ¿Hasta dónde quiere llegar Usted en este asunto?

R. Eso no se lo voy a contar ahora. Quizá más adelante.

(…)

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/22/madrid/1332436617_546842.html