Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

España y Guatemala: semejanzas políticas

Luis Morales. Prensa Libre, | 11 marzo 2012

Los diarios de Guatemala presentan con frecuencia noticias acerca del hallazgo de cementerios clandestinos

 

 

POR LUIS MORALES CHÚA

Los diarios de Guatemala presentan con frecuencia noticias acerca del hallazgo de cementerios clandestinos y se desarrolla un trabajo intenso por parte de expertos dedicados a establecer el origen de esos enterramientos, identificar los restos encontrados y contribuir, científicamente, en procesos contra los culpables. Al mismo tiempo muchos programas y noticieros online generados en diferentes países están repletos de noticias, comentarios y entrevistas con familiares de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales atribuidas al franquismo, en España

Prensa Libre publicó el 1 de febrero pasado un despacho de la agencia francesa de noticias France Presse (FP), fechado en Madrid, el cual principia así: “La noche del 21 de septiembre de1936, ami madre se la llevaron a declarar pero la mataron por el camino, mataron a 27 hombres y tres mujeres”, declaró María Martín López, de 81 años, ante el Tribunal Supremo, como testigo en uno de los procesos contra el juez Baltasar Garzón.

La información continúa en los siguientes términos: “Tenía seis años la última vez que vio a su madre, Faustina López González, y desde entonces, su familia lucha porque se les permita recuperar sus restos, enterrados en una fosa común que han localizado en la pequeña localidad de Pedro Bernardo, en Ávila”.

“Siempre mi padre, hasta que murió, en 1977, escribió a las autoridades locales para intentar recuperar el cuerpo, y finalmente le dijeron: ‘Márchate, déjanos en paz, no nos reclames, no vayamos a hacer contigo lo que hicimos con ella’, declaró la anciana”.

Como María, esposos, hijos y nietos de unos 114 mil desaparecidos durantela Guerra Civil(1936-39) y la dictadura franquista (1939-75) acudieron —añade la publicación citada— a partir de 2006 con sus denuncias al célebre juez, en un intento de conocer la verdad y recuperar los restos de sus seres queridos.

“El juez, de 56 años, era juzgado a petición de dos grupos ultraderechistas que lo acusan de vulnerar una ley de amnistía de 1977 al intentar investigar estos casos. El magistrado, mundialmente conocido por la detención de Augusto Pinochet en 1998 en Londres, acabó renunciando a la investigación en 2008 por oposición de la fiscalía”.

Veinte días después de la publicación de Prensa Libre, el juez Garzón fue suspendido 11 años de la carrera judicial, y quizás nunca vuelva a ser juez. La sentencia no es por las investigaciones de los horrendos crímenes del franquismo, sino por haber ordenado grabar, en el interior de una prisión, conversaciones de abogados defensores con procesados por hechos de corrupción que afectan al actual partido gobernante.

Por las investigaciones de los crímenes del franquismo fue incoado a Garzón proceso aparte, que le habría causado otra suspensión de 20 años, si hubiese sido condenado, como pedían sus acusadores. Sin embargo, el 27 de febrero pasado el Tribunal Supremo lo absolvió expresando en la resolución que el juez Garzón “no es culpable de excederse en sus competencias como magistrado al investigar los crímenes del franquismo”.

El juez ha sido defendido en España por grupos políticos e intelectuales españoles y, en algunos momentos, hasta porla Fiscalía, y fuera de España por numerosas personalidades. Entre las mejores defensas deben ser incluidas la del diario estadounidense The New York Times y la del londinense y conservador Financial Times, dos de los diarios más conocidos mundialmente, y más influyentes.

El primero considera el proceso “un preocupante eco perturbador del pensamiento totalitario de la era de Franco y una ofensa a la justicia y a la historia”. El segundo dice que el proceso “tiene todos los visos de un intento, guiado por motivaciones políticas, de desacreditar e inhabilitar para el ejercicio de su profesión a un valiente funcionario público que ha luchado contra terroristas y contra escuadrones de la muerte amparados por el Estado (español), contra la corrupción y la tiranía. No tiene ningún fundamento y proyecta una imagen muy poco favorable del sistema judicial español”.

http://www.prensalibre.com/opinion/Espana-Guatemala-semejanzas-politicas_0_661733847.html