Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

“Yo sobreviví a Mauthausen”

In Sevilla, 06-05-2012 | 7 mayo 2012

Supervivientes andaluces del genocidio nazi

 

SEVILLA. “La muerte era un maestro en Alemania”, escribió Paul Celan. “Ellos tienen un imperativo moral que forma parte del Juramento que hicieron tras la liberación de los campos: recordar a tantos compañeros torturados y asesinados, honrar su memoria y dedicar sus vidas a mantener vivo el grito ¡Nunca más! Siguen siendo militantes antifascistas”, explica Ángel del Río Sánchez, profesor de Antropología Social en la Universidad de Sevilla.

Ángel es co-guionista del documental “Memoria de las cenizas”, estrenado en el CICUS el pasado sábado 5 de mayo. La película recoge el emotivo encuentro con cinco supervivientes andaluces al horror nazi: Virgilio Peña y Alfonso Cañete, cordobeses de Espejo y Montalbán respectivamente; Eduardo Escot, de Olvera; José Marfil, de Málaga, y Juan Camacho de Gádor (Almería). “Todos residen en Francia, salvo Juan Camacho, falleció hace dos años en Montevideo (Uruguay), el último destino de su largo peregrinaje como exiliado desde1950”. Muchos de ellos estaban organizados en entidades de ex deportados en el exilio. “Ha habido casos, como el de Juan Camacho, que a sus 87 años viajó desde Uruguay hasta la sede de la Amical de Mauthausen en Barcelona para decir: “yo sobreviví a Mauthausen””.

“Les persigue cierto sentimiento de culpabilidad por sobrevivir, porque a lo mejor no compartieron un trozo de pan o una patata que robaron…”, explica Ángel. “A veces dicen que los buenos, los mejores, salieron por las chimeneas de los hornos crematorios”. Ciertamente, no era lo mismo trabajar en la cocina o la barbería que en la cantera. “Los deportados se preguntan siempre por qué han sobrevivido ellos y no otros compañeros que veían más fuertes”. La otra cara de la tragedia eran los familiares sumidos en la incertidumbre y la angustia, algo que aún permanece inédito, a juicio del profesor. “Mientras en toda Europa las víctimas del nazismo son ampliamente reconocidas, en España hay muchos familiares que desconocen que un ser querido acabó en un campo de exterminio”. Recuerda que buena parte de los más de mil deportados andaluces que fueron asesinados en los campos de concentración son para sus paisanos y descendientes “desaparecidos” de la Guerra Civil.

“Los testimonios sobre la tragedia totalitaria vienen de parte de las víctimas, raras veces de parte de los culpables”, apunta Norman Manea, que sobrevivió a los nazis y a los campos de concentración comunistas. “A la más conocida historia de aquellos soldados de la División Azul que fueron a Rusia a combatir contra el “enemigo rojo” y acabaron siendo sus prisioneros, está la más desconocida de aquellos republicanos españoles que acabaron igualmente en el Gulag”, señala este antropólogo. “Soldados de la República y exiliados políticos que acabaron en la Unión Soviética por distintos motivos, después de la guerra de España, fueron víctimas de la represión estalinista”. Ángel desconoce si hay algún superviviente andaluz y matiza que, en general, el número fue mucho menor que el de la deportación a los campos nazis. “Aunque la naturaleza del Gulag es esencialmente distinta  a la de los campos de exterminio nazis, sí existe una médula común en ambos sistemas concentracionarios de explotación y humillación.”

“No se puede escribir poesía después de Auschwitz”, sentenciaba el filósofo Adorno. “Aunque parezca mentira, hubo algunos deportados que hicieron poesía, como el catalán Amat Piniella”, responde Ángel del Río, también delegado en Andalucía de la Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo en España. “Tal vez era la única forma de soportar el proceso de deshumanización al que estaban sometidos, la sola aproximación al fenómeno de los campos te genera tormento y angustia”. “Memoria de las cenizas” es un trabajo de Intermedia Producciones. Ha sido dirigido por Eduardo Montero, co-guionista junto a Ángel del Río. Mariano Agudo se encargó de la producción ejecutiva.

A juicio de sus promotores, el documental se plantea como un mensaje para estar siempre en alerta ante las nuevas formas de discriminación y exclusión social cada vez más extendidas. “Con el universo concentracionario nazi parecía que se había tocado fondo, pero visto lo sucedido desde 1945 hasta nuestros días todo queda en entredicho”, asegura Ángel. “Andalucía no se podía permitir prescindir del testimonio desgarrador de cinco de sus hijos para la historia del genocidio nazi”. La fecha del 5 de mayo conmemora la liberación del campo de Mauthausen, convertido en el emblema de la deportación republicana y antifascista que afectó a más de 10.500 hombres y mujeres. Más dos tercios no lograron sobrevivir.

Leslie J. López

http://www.insevilla.com/ciudad/yo-sobrevivi-a-mauthausen#more-1293