Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Andalucía: “Con 15 años vi a Franco, el hombre que mató a mi padre”

El Plural, 26-05-2012 | 4 junio 2012

Militantes veteranos socialistas de Málaga han recordado los años de la Guerra Civil, la represión, la militancia en la clandestinidad

 

Aunque los creadores de la falsa historia insistan en que el franquismo fue una “época de gran placidez política” hay testigos fedatarios de que no fue así

JUAN LUIS VALENZUELA | 26/mayo/2012

Militantes veteranos socialistas de Málaga han recordado los años de la Guerra Civil, la represión, la militancia en la clandestinidad, cómo se afiliaron en el partido, los años de la emigración, cómo lucharon por la democracia, la ilusión del comienzo de la libertad política y la recuperación de la memoria histórica

Como bien recordaba ayer nuestro director, Enric Sopena, en su columna “Cabos sueltos”, Franco “fue un dictador sangriento y asesino”, ello a pesar de que la Real Academia de la Historia haya cerrado filas y anunciado que el perfil del ‘Caudillo’ se mantendrá incólume. El general Franco continuará por tanto, siendo, según sus corifeos, un gobernante autoritario.

“Reinventores” de la historia

Pero por mucho que lo que los creadores de la nueva y falsa historia se empeñen -al igual que el ínclito Mayor Oreja- en mantener que el franquismo fue una “época de gran placidez política”, hay testigos reales de esa historia que pueden ser fedatarios de que eso no fue precisamente así tras sufrir en “carne viva” duras vivencias personales. En el franquismo hubo represión, miserias, venganzas, crímenes y se cometieron todas las atrocidades que un cruel y pestilente régimen fascista conllevaba.

Recuerdos vivos de la negra historia

Protagonistas de ello son muchos militantes de izquierdas que, a pesar de su longeva edad, aún recuerdan sus sufrimientos y son imagen ejemplar del abrazo a una causa y a unas ideas nobles contra todo un régimen franquista que los intentó callar -a ellos o a sus padres- y que, en algunos casos, llegaron al exterminio físico. Exterminaron sus vidas sí, cercenaron su libertad física también, pero no aniquilaron sus ideas. Por eso, ahora, están ahí para dar fe de lo ocurrido y servir de testimonio presente a generaciones futuras.

Añoranza de Willy Brandt

Ese es el caso de militantes socialistas malagueños que han querido recordar hoy junto a su secretario provincial, Miguel Ángel Heredia, su dilatada vida en el Partido Socialista y han rememorado vivencias personales. Hechos que abarcan desde la terrible y dramática imagen de ver años después, aún de niño, la imagen siniestra del dictador que mandó asesinar a su padre u otras de recordar con nostalgia y cariño la figura del líder de la socialdemocracia europea y alemana, Willy Brandt, contraponiéndolo en positivo, a la actual canciller alemana, la antisocial y derechista Angela Merkel.

“Nací socialista”

Se trata de compromisos humanos, vivos y dilatados como el de Agustín Morente Jiménez, socialista de toda la vida, de 89 años, uno de los fundadores de la Agrupación Local de Mollina, En el encuentro con Heredia, Morente ha recordado el esfuerzo para levantar la Casa del Pueblo. También han acudido a la cita una militante de Marbella como Ana Ceita López, de 89 años, una mujer muy activa. “Nací socialista”, ha dicho. En la actualidad forma parte de la Ejecutiva Municipal de Marbella. Otro ejemplo femenino de socialismo es el que simboliza María Isabel Aguilar Rey, de 62 años, afiliada también en Marbella desde 1978 -carné número 7- y que también conoce la militancia en la clandestinidad. “Muchas reuniones se celebraron en el salón de mi casa”, ha dicho.

“Vi a Franco, el hombre que mató a mi padre”

José Alarcón Velasco, nacido en 1939 es del grupo fundador de la agrupación de Humilladero. Ha sido concejal en su pueblo. En sus tiempos de emigrante en Alemania, asistió a actos de Willy Brandt. Salvador Godoy, nacido en Alfarnate, tiene 82 años y milita en la agrupación de Ciudad Jardín. Es uno de los niños de la ‘Carretera de Almería’ uno de los hechos más terribles y trágicos provocados por el franquismo. Una marea humana de malagueños intentaron huir de la represión del dictador con destino a Almería. Se convirtió en toda una carnicería por parte de las tropas franquistas e italianas por cielo, mar y tierra. Este testigo directo de la denominada popularmente como “Espantá” recuerda aun como “con siete años me quedé solo en el mundo, me metieron en La Misericordia -actual Centro Cívico de la capital-. Salí con quince años”, ha relatado. “Estuve en la inauguración del Hospital 18 de Julio y vi a Franco, el hombre que mató a mi padre”, ha rememorado.

Emigración, trabajo y lucha socialista

De Almáchar ha acudido al encuentro Juan Gámez Portillo, de 78 años. Trabajador del campo desde la infancia, conoce la emigración en tierras francesas y hoy día es el presidente de la agrupación del pueblo, cuyos orígenes se remontan a principios del siglo XX. José Fernández, de 65 años, nacido en Almogía, llegó casado a Villanueva de la Concepción. Siempre ha trabajado por mantener muy presente la lucha socialista en este pueblo malagueño.

Represión y militancia socialista

Durante el encuentro con estos nueve militantes veteranos, éstos han recordado los años de la Guerra Civil, la represión, la militancia en la clandestinidad, cómo se afiliaron en el partido, los años de la emigración, cómo lucharon por la democracia, la ilusión del comienzo de la libertad política y la recuperación de la memoria histórica. Heredia les ha confesado que “el Partido os necesita porque la juventud no es el futuro, es el presente y la juventud por sí sola no es un valor”. “Por eso en nuestras agrupaciones debemos tener a nuestros jóvenes y a mayores como vosotros”.

Luchadores de ayer, testimonios de hoy

Con testigos de la historia como los de este acto y comprobando el periplo de unas vidas cargadas de esfuerzo, trabajo, lucha y pundonor, cabe preguntarse que sentimientos pueden anidar en quienes legislan a favor del copago farmaceútico para gravar la escuálida nómina de los pensionista, que corazón hay en quienes impulsan desde el gobierno los pasos hacia la sanidad privada, o reducen el Estado del Bienestar con recortes tremendos a la Ley de Dependencia o a los Servicios sociales. Se explica así que aún se recuerde con añoranza y nostalgia a Willy Brandt y que los ideales para una sociedad más justa estén ahora más vigentes como justificados que nunca. Para ello existen hombres y mujeres como los de hoy que lucharon y siguen luchando por ello. ¿Por qué le sigue molestando a algunos la Memoria Histórica?

http://www.elplural.com/2012/05/26/con-15-anos-vi-a-franco-el-hombre-que-mato-a-mi-padre%E2%80%9D/