Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Memoria / Valdenoceda

Francisco Pimentel. La Voz de Ronda, 09.06.2012 | 11 junio 2012

En Valdenoceda no fusilaban, los dejaban morir de hambre

 

En Valdenoceda no fusilaban los dejaban morir de hambre. “Valdenoceda fue una prisión de exterminio adonde mandaban a los presos de otras cárceles a morir” dijo Isaac Arenal uno de los pocos supervivientes de aquel penal, en Marzo de 2010, cuando entregó los restos de algunos de sus compañeros republicanos a sus familiares. La agrupación recuperó con ayuda de forenses y arqueólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y una subvención de 120.000 euros del Gobierno de Zapatero a 112 presos. Ya ha entregado a21 asus familias identificados por su ADN. Ernesto Sempere otro superviviente de aquel penal, decía: ?Mis mejores sueños estaban protagonizados por algo tan simple como una barra de pan. Soñaba con pan. ¿Cuánta hambre puede tener una persona para que sus mejores sueños sean un simple trozo de pan??

De la asociación de familiares de los presos nos ha llegado un comunicado cuyo resumen es: ?Nuestra agrupación se constituyó en 2005 cuando ya éramos suficientes familias para solicitar subvenciones que nos permitieran realizar las exhumaciones e identificar los restos. Sabiamos de al menos 151 enterramientos en un solar aledaño al cementerio parroquial de Valdenoceda donde las autoridades del penal mandaban enterrar a los fallecidos casi todos como consecuencia del hambre.

Con ayuda de la Sociedad de Ciencias Aranzadi solicitamos tres ayudas al Gobierno Central. Con la primera conseguimos exhumar 112 cuerpos y quedaron 39 bajo las tumbas recientes, ya que desde 1989 aquella parcela situada al lado del cementerio parroquial forma parte de él y los nuevos enterramientos del pueblo se realizaron encima. La segunda para identificar los restos. Para eso, los antropólogos de la Universidad Autónoma que colaboran con Aranzadi realizaron un estudio antropológico previo y solicitaron ADN a los descendientes localizados y empezaron las identificaciones. A día de hoy se han identificado 21 restos. El último el de David Ruiz está enterrado bajo el último nuevo enterramiento del pueblo y no le hemos podido sacar. Conseguimos un diente de su mandíbula porque la cabeza era lo único visible de su cuerpo y pudimos cotejar su ADN con el de su hijo que aún vive.

Estas dos ayudas han sumado 120.000 euros. La segunda, la de las identificaciones, aún nos permite trabajar, ya que el laboratorio que colabora con nosotros todavía continúa trabajando. La tercera ayuda que solicitamos por un importe de 58.200 euros era para levantar los enterramientos recientes, sacar de debajo los restos de los presos que aún quedan allí e identificarlos. Además procederíamos a enterrar de nuevo a los lugareños colocar bien sus tumbas y adecentar el cementerio. Se trata de una labor muy delicada puesto que hay que convencer a los familiares de las personas enterradas hace pocos años de que nos dejen levantar la tumba de su ser querido con nuestro compromiso de que será restaurada en su lugar. Eso nos permitiría sacar de allí los restos de los 39 presos que están debajo. Esa labor de convencimiento no se hace en unos meses. Es lenta y las familias necesitan todas las garantías. Se trata de un tema muy delicado. La demora en esta exhumación nos ha llevado a superar los plazos. Nuestra asociación presentó alegaciones pero han sido rechazadas.

Esta misma semana el Gobierno nos ha hecho llegar un nuevo escrito por el cual no sólo nos piden los 58.200 euros que nos concedieron, sino que nos exigen intereses de demora por un total de 3.927,55 euros. En estos momentos los familiares nos estamos organizando para reunir ese dinero y devolver al Gobierno de Rajoy lo que nos exige. Pero no podemos evitar una sensación de derrota, de sentir que la exhumación de los 39 que quedan allí debajo nunca pueda ser posible.

En estos momentos en los que los especuladores financieros son aplaudidos y se destinan miles de millones de euros a ayudas a los bancos, en los que directivos de cajas de ahorros arruinadas consiguen salir llevándose muchos millones de euros, se olvida el derecho de unas personas a poder enterrar a su padre o a su abuelo dignamente con los suyos. Devolveremos los 58.200 euros más los 3.927 euros de intereses que nos exigen. Pero nunca conseguirán ni que perdamos la MEMORIA, ni que dejemos de pedir JUSTICIA ni que dejemos de exigir REPARACIÓN?.

Francisco Pimentel

Asociación Memoria Histórica de Ronda

asociacionmemoriahistoricaronda@yahoo.es