Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Memorias de un campesino republicano. Caparroso 1936

La Librería de Cazarabet, | 6 junio 2012

De Gerardo Guerra. Edición de Pedro M. Monente

 

304 páginas

21,00 euros

Pamiela

 

 

Caparroso 1936

Gerardo Guerra (Caparroso, 1894-1977) fue un trabajador infatigable, solidario con los humildes como él, al que le tocó luchar por lo que en su tiempo era más sangrante: la situación desesperada de los campesinos sin tierra. La lucha por la justicia dio sentido a su vida y no ahorró ningún esfuerzo para conseguir un reparto justo de las tierras comunales, lo único que podía traer pan y esperanza a los campesinos desheredados. Ese no era su único empeño. Consideraba la educación como el instrumento más eficaz para que los hijos de los humildes salieran del estado de postración en el que vivían. Él mismo había aprendido a leer por su cuenta y terminaría escribiendo estas memorias, testimonio de primera mano sobre la Guerra Civil española, en la que resultaría represaliada buena parte de su familia y de la que saldría con una condena a muerte, luego de escapar a Francia, regresar a Barcelona y terminar en la prisión de Valencia.

 

Al testimonio de Gerardo Guerra ha añadido su nieto, Pedro M. Monente, datos, documentos y comentarios que ilustran tanto los anhelos de la República como el bárbaro reinado del terror en los pueblos de Navarra tras la sublevación.

Gerardo Guerra (Caparroso, 1894-1977)

Se ha dicho, no sin razón, que la República dio la mejor generación de intelectuales que ha conocido España. Por fortuna, dio también gentes como Gerardo Guerra, que desde una dignidad irreductible lucharon por la justicia social hasta que la barbarie de 1936 los calló por las armas. Gerardo Guerra fue un campesino autodidacta que desde la política –fue concejal de Caparroso y se relacionó con las figuras más destacadas de la izquierda navarra de su tiempo: Julia Álvarez, Ricardo Zabalza, Jesús Monzón…–, el sindicalismo –militó en UGT y colaboró a menudo en la revista ¡¡Trabajadores!!– e incluso desde los juzgados –fue jurado mixto y más de un juez le manifestó su respeto–, siempre desde la fe en la palabra, defendió las ideas de progreso y el entendimiento. La sublevación militar del 36 y la larga dictadura que siguió a ella quisieron callar para siempre a gentes como Gerardo Guerra. Hoy, estas Memorias de un campesino republicano que ven finalmente la luz, nos devuelven su voz.

 

LA LIBRERÍA DE CAZARABET

c/ Plana Sancho, 17

44564 – Mas de las Matas (Teruel)

www.cazarabet.com/lalibreria