Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Eslovaquia desempolva la sentencia de muerte del criminal nazi Csatáry

Terra, 27 de julio de 2012 | 29 julio 2012

Csatáry, de 96 años y uno de los presuntos criminales nazis más buscados del mundo, fue detenido recientemente en su domicilio de Budapest

El Instituto para la Memoria Histórica de Eslovaquia (UPN) confirmó hoy que existe una sentencia de muerte dictada contra László Csatáry, dictada en 1948 en ausencia por un juzgado popular de Kosice (actual Eslovaquia) por su participación en crímenes nazis. Csatáry, de 96 años y uno de los presuntos criminales nazis más buscados del mundo, considerado responsable de la deportación de más de 15.000 judíos a campos de exterminio, fue detenido recientemente en su domicilio de Budapest, donde llevaba varios meses bajo vigilancia.

El 8 de junio de 1948 Csatáry fue hallado culpable como ocupante fascista y colaborador, y condenado a pena de muerte, como castigo máximo, con la pérdida de sus derechos de ciudadanía durante quince años y la confiscación de todos sus bienes. “Se trata de una documento auténtico de aquel período, de los años 1947, 1948 y 1959”, explicó hoy a Efe Ondrej Podolec, director de la Sección de Investigación Científica de UPN. El proceso judicial contra Csatáry “fue parte de un proceso de retribución”, afirmó el experto, que era la forma como “se hacía justicia en el derecho penal de la posguerra por los delitos de los regímenes totalitarios. Se trataba de un fenómeno europeo”, añadió. En Eslovaquia, según Podolec, dicho proceso “fue específico, ya que también sirvió para, en gran medida, castigar los delitos políticos”.

El tribunal checoslovaco, que emitió en marzo de 1948 una orden de búsqueda y captura, emitió la sentencia en ausencia del criminal de guerra nazi. “El expediente (de investigación de László Csatáry), del que forma parte la sentencia, estaba en poder de la Seguridad Estatal en Kosice (sucursal de policía política comunista). En el caso de Csatáry, el juez se centró casi exclusivamente en la cuestión de sus actos inhumanos, como la persecución de ciudadanos por motivos de raza, religión o convicciones políticas.
“Al cometer esos crímenes, los testimonios recogidos hablan de que lo hizo fuera del marco de las órdenes recibidas y utilizó prácticas especialmente detestables”, glosó Podolec el contenido del expediente. Entre dichos testimonios figuran los del médico Zoltán Hofman, que acudía al campo de internamiento de judíos y calificó a Csatáry de “sádico”, y lo acusó de evitar la entrega de comida a los internados y de amenazar con cárcel a los que lo hacían. También le achacó que permitiera el traslado de judíos enfermos a los campos de concentración alemanes -hecho que también confirmó otro testigo, Fridich Alexander-, en contra de los órdenes de las oficinas alemanas, y los deportaba sin agua ni alimentos.

Hubo un atentado fallido contra Csatáry por parte de Zoltán Zurovsky, en venganza por haber mandado a su madre a los campos de concentración. El presunto criminal también persiguió a eslovacos, como es el caso de ocho miembros del Partido de Unidad Nacional Eslovaca, a los que mandó asimismo a campos de concentración alemanes.

Eslovaquia no ha decidido aún cómo procederá en esta causa, pero avanzó que hará “todo lo posible” para que Csatáry sea castigado.
http://noticias.terra.com/crimenes/eslovaquia-desempolva-la-sentencia-de-muerte-del-criminal-nazi-csatary,c7dc69ebea8c8310VgnVCM5000009ccceb0aRCRD.html