Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Federación Foros por la Memoria

“La transición española se desarrolló con pistolas encima de la mesa y un permanente ruido de sables”

Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, 13/07/12 | 16 julio 2012

Entrevista a Carlos Castellanos, presidente del Foro por la Memoria de Andalucía

 

DUPO –

El presidente del Foro por la Memoria de Andalucía afirma que en la futura ley de memoria histórica de Andalucía el Ejecutivo andaluz podría encargarse de realizar las denuncias por los crímenes de lesa humanidad de las víctimas del franquismo

El presidente del Foro por la Memoria de Andalucía, Carlos Castellanos, ha declarado que la impunidad sigue existiendo en España por intereses políticos y económicos que salieron beneficiados de la guerra civil durante la etapa franquista, lo que desembocó en una transición que se desarrolló “con las pistolas encima de la mesa y un permanente ruido de sables. Por tanto, las víctimas del franquismo y los partidos democráticos tuvieron que aceptar las condiciones que imponían los golpistas, ya que existía la amenaza permanente de vuelta a la dictadura y a los años de plomo de Franco. Así, en esa transición aceptaron una política de reconciliación nacional donde las víctimas daban todo y los criminales ni siquiera llegaron a pedir perdón. Por eso sigue existiendo la impunidad en nuestro país”.

Castellanos ha realizado estas declaraciones durante el curso de verano “Memoria histórica e impunidad: Una visión multidisciplinar”, organizado por el Centro de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona. Sin embargo, más de 30 años después de la transición cree necesario romper la impunidad y el continuismo porque sostiene que vivimos en una democracia muy precaria, en la que existe una dictadura de los mercados, y si queremos avanzar hacia un mundo justo e igualitario donde todos podamos vivir, tenemos que continuar en este sentido.

Con respecto a la futura ley de memoria histórica de Andalucía, en la que actualmente está trabajando la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, el presidente del Foro por la Memoria de Andalucía ha asegurado que anteriormente al cambio del Gobierno andaluz, varias asociaciones habían estado trabajando con Izquierda Unida, a petición de esta organización política, planteando una serie de alegaciones a la ley. A su juicio, dicha ley tiene una serie de mejoras importantes, resaltando de entre ellas la propuesta de que el Ejecutivo andaluz podría realizar las denuncias a los crímenes de lesa humanidad de las víctimas del franquismo. “Obviamente es una propuesta del grupo parlamentario de IU y que ojalá el PSOE tenga la voluntad, el coraje y, sobre todo, el espíritu democrático para aprobarla. También esperamos que el grupo del PP, que aún no ha condenado el franquismo, tenga la valentía de apoyarla también”.

Castellanos ha afirmado que el objetivo principal es que la sociedad interiorice que todas las personas fueron víctimas y que el Estado realice una investigación para localizar a los desaparecidos. Según ha declarado, tan sólo en Huelva hubo más de 3.000 asesinados, aunque ha considerado que no es importante la fijación de cifras, pero sí destacar que los que cometieron estos horribles hechos fueron golpistas que actuaban contra la democracia y “asesinos, por mucho que se constituyeran en tribunales, que no eran más que un grupo de criminales que levantaban actas sobre los crímenes que cometían, constituyéndose en jueces tras un golpe de Estado. Por lo tanto, no tenían ninguna legitimidad”.

Para que se lograse la justicia con las víctimas y sus familias, Carlos Castellanos ha planteado que tal y como establece la legislación internacional, hay tres conceptos importantes: La verdad, la justicia y la reparación. Por ello, considera importante llegar a conocer la realidad de lo que aconteció durante aquellos años y que se conozca que Franco fue un dictador fascista, criminal y sanguinario. Aparte de la reparación moral, apuesta por una reparación judicial en dos líneas: La primera de ellas es que las personas que fueron víctimas del franquismo, que defendieron la legalidad de la República y fueron condenados judicialmente por los golpistas, todos esos autos tienen que ser anulados. “No se puede considerar a todas estas personas como traidores y rebeldes, bandoleros, criminales… Y otra parte muy importante es que los asesinos que traicionaron a la patria han de ser considerados en los libros de historia lo que son, y no los salvadores de la patria porque fueron asesinos. Además, los que permanezcan vivos, han de ser juzgados”, ha concluido el presidente.

http://www.upo.es/diario/2012/0713_1.htm