Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Que lo sepan ellos y no lo olvidemos nosotros. El inverosímil verano del 36 en Cataluña

| 2 julio 2012

De Miquel Izard

 

392 páginas        21 x 15 cms.

22,00 euros. Virus

 

Aquel inverosímil verano del 36 no por esperado resultó menos sorprendente para toda la sociedad catalana y para los que desde fuera de Cataluña pudieron seguir de cerca unos acontecimientos que se desencadenaron de manera trepidante.

El golpe de Estado del general Franco hacía tiempo que se incubaba. De eso eran conscientes tanto los que de una u otra manera simpatizaban o colaboraron con el mismo, como el movimiento obrero que, organizado principalmente en la CNT, salió a la calle no para defender las conquistas sociales que la República no le quiso dar, sino para avanzar hacia una sociedad sin clases y sin desigualdades sociales tras conseguir la derrota del fascismo.

La rabia inicial se transformó en furia creadora y, de la noche a la mañana, las convenciones sociales, las formas de producción, las estructuras de decisión y la vida cotidiana anterior saltaron por los aires, y Cataluña entera se puso manos a la obra para construir una sociedad sobre las bases de la libertad y la justicia social para todos y todas.

Al contrario de lo que se puede leer en tanta historiografía oficial, no fue Barcelona y no fueron los «murcianos» los únicos protagonistas de la revolución social, fue el conjunto de obreros y campesinos de toda Cataluña los que salieron a la calle y tomaron el futuro en sus manos.

La obra colectivizadora en las fábricas y el campo, la expropiación de locales de la burguesía y de la Iglesia para escuelas, comedores y hospitales —además de para locales de sindicatos, partidos y asociaciones—, la creación de comités municipales y de defensa se extendió por toda Cataluña, de manera espontánea, sobrepasando muchas veces a las propias organizaciones obreras y borrando de un plumazo las relaciones de poder anteriores.

También la represión sobre fascistas, algunos elementos de la burguesía o sus colaboradores y sobre el clero se dejó sentir en todo el país, pero ni ésta fue tan ciega, ni tan numerosa, ni fue obra sólo de incontrolados o de miembros de la CNT. Y, sobre todo, no fue Barcelona donde hubo proporcionalmente más muertos, sino en algunas zonas rurales donde el caciquismo y la Iglesia habían jugado un papel especialmente represivo, como nos demuestra Miquel Izard en su abrumador trabajo: una radiografía de los seis primeros meses de revolución social en Cataluña, a partir de las noticias de la época y los escritos dejados por sus protagonistas y observadores de todo el espectro político —tanto los partidarios como los críticos—, en aquel lejano y extraordinario verano del 36 que unos se esfuerzan por recordar, mientras otros se empeñan en enterrar.

Ver:  http://www.viruseditorial.net/pdf/que_lo_sepan-baja.pdf

 

Índice

Prólogo:

La revolución o el jardín de las delicias, Xavier Diez 7

Introducción:

De la revolución a la jubilación 17

I. Y van roncas las mujeres empujando los cañones 21

Quién derrotó a los alzados en Barcelona 27

Revolución o desbarajuste 29

Guerra o revolución 35

II. Los antecedentes. Dios qué buen vasallo, si hobiere buen señor 39

III. El día en que Cataluña asesinó la iniquidad 49

Alzamiento y derrota 51

El día después 56

IV. Ustedes han tenido tres años de esperanza, nosotros ni eso 63

Volver a las andadas 81

V. Hampones, soldadesca medio desnuda, ferroviarios extremistas y limpiabotas sin alma 83

Aprovechados, quintacolumnistas, burócratas y saboteadores 92

VI. Quien compra un beso se pone al nivel de la mujer que lo vende 101

VII. Paz a los hombres, guerra a las instituciones 117

Episodios municipales 120

El Comitè Central de Milícies Antifeixistes 131

Derecho y policía 139

VIII. Del Barrio Chino al paseo de Gràcia 149

IX. Los franquistas combatían para ganar una guerra, los rojos para conquistar el futuro 157

Iconoclastia religiosa 163

Clara decisión de destruir la injusticia heredada 171

Ética y costumbres inéditas 177

X. Una trocha inaudita que llevaba a una quimera 183

Prácticas solidarias y refugiados 188

Distribución de bienes de consumo 194

Libertarios y nacionalistas 200

XI. Donde libertad, paz y trabajo sean los puntales del orden social 207

Agricultura y pesca 215

Un proyecto anarquista, social y ecológico 220

Transformaciones por localidades 227

Comercio, banca y finanzas 231

XII. El olvido es una forma de complicidad 235

Salud y beneficencia 235

Enseñanza 242

Transportes y teléfonos 250

Prensa, propaganda y radio 254

XIII. Ocio y cultura 259

Artes, arquitectura, bibliotecas y museos 260

Espectáculos, toros y deportes 264

Edición e impresión 269

XIV. Demasiada sangre 271

Baile de cifras 274

Denuncias 283

Desquites y desagravios 289

XV. Confesores, cruzados y penitenciarios 303

Dislates y esperpentos 305

Precedentes 308

Depuración, purificación o martirio 315

Eclesiásticos muertos 334

Sobre los ejecutores 336

Anomalías y rarezas 347

Muertos de Franco 353

Colofón 357

Bibliografía 361

Siglas 386