Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Franco, ¿qué Franco?

Ángel S. Harguindey. Blogs El País, 22 de agosto de 2012 | 23 agosto 2012

Rupert Murdoch: “Ningún programa de ninguna de mis cadenas debe de ser más inteligente que los anuncios”

 

Los de Telecinco acaban de dar una vuelta de tuerca a la máxima conocida de Rupert Murdoch (“Ningún programa de ninguna de mis cadenas debe de ser más inteligente que los anuncios”) y aplican desde hace tiempo lo de que “ningún programa debe de ser más inteligente que el anterior”. El Nada es igual sin Franco que emitió ayer en su horario estelar (1.176.000 espectadores y un 13% de la audiencia total) lo demuestra.

Lo que sí hay que reconocerle a la cadena es el haber impuesto y conservado un estilo propio. Pueden organizar programas sobre Isabel Pantoja, el caso Malaya, la familia real o el franquismo y conseguir que todo se banalice. El método es simple: se invita a varios periodistas -básicamente de la llamada prensa rosa- (en el programa de ayer figuraban Jaime Peñafiel, Mª Eugenia Yagüe, Carmen Rigalt, Pilar Eyre, Jesús Manuel Ruiz, Paloma Zorrilla y Antonio de Olano). La guinda la puso el invitado-estrella Francisco Franco, nieto del ínclito, y el añadido de Mª Jesús Rodríguez, hija del primer trasplantado de corazón en España -y fallecido poco después-, operación realizada por el cardiólogo Cristobal Martínez-Bordiú, marqués de Villaverde y yerno de Franco. Naturalmente, cuando en una mesa redonda hay más de dos o tres invitados, el guirigay está garantizado, y más si se aplica el criterio de que el que más grita es el que más sale en pantalla.

Se emiten algunos apuntes de documentación que no aportan nada a lo ya sabido salvo unos pequeños vídeos grabados por el abuelo de Francis con su voz aflautada y poco natural y se pasa a lo importante: ¿quién vendió las abominables fotos de la agonía de Franco?, ¿por qué quiso Carmen Martínez Bordiú quitarle la custodia del hijo superviviente al duque de Cádiz?, ¿fue, o no, un error histórico el que participara en el concurso Mira quién baila?, ¿pegó no pegó Francis a una empleada del AVE en Zaragoza?…, temas que  ayudan a comprender la España sin Franco y, sobre todo, que ayudan a comprender lo importante que han sido y son los periodistas que cuentan los chascarrillos, porque esa es la otra gran aportación de Telecinco a la cultura universal: que los tertulianos se conviertan en protagonistas.

Las gotas picantes que se añadían esporádicamente al cóctel las ponía Jimmy Giménez Arnau con sus pretendidamente demoledores comentarios grabados sobre la familia Franco. Un tremendismo difícilmente verificable pero, por lo visto, muy rentable. En resumen, Telecinco consiguió su objetivo: que ningún programa sea mejor que el anterior.

http://blogs.elpais.com/tv-blog/2012/08/telecinco-franco-programa.html