Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Sevilla: Retiran el escudo del instituto San Isidoro

ElCorreoWeb.es, | 16 agosto 2012

El águila franquista se aferra

 

El águila imperial franquista clavó ayer sus zarpas más de lo esperado en la fachada del instituto San Isidoro de la calle Amor de Dios, y no permitió que los operarios que lo habían desincrustado de la fachada lo bajaran como estaba previsto. “Pesa más de 200 toneladas”, explicaron los operarios, que barajaron llamar a una grúa o partirlo en trozos para el descenso.

El águila imperial franquista clavó ayer sus zarpas más de lo esperado en la fachada del instituto San Isidoro de la calle Amor de Dios, y no permitió que los operarios que la habían desincrustado de la fachada la bajaran como estaba previsto. “Pesa más de 200 toneladas”, explicaron los obreros, que barajaron llamar a una grúa o partirlo en trozos para el descenso.

Los albañiles comenzaron a retirar el escudo, como había solicitado la asociación de padres del centro, sobre las 7,30 de la mañana. Para ello habían colocado la noche anterior un andamio de12 metrosde altura, expresamente para quitar la losa. Pero la retirada no iba a ser una labor de trámite, como habían previsto: el símbolo franquista, uno de los pocos que quedaban en edificios oficiales de Sevilla, sobresalía unos tres centímetros de la fachada pero estaba incrustado entre ocho y12 centímetrosdentro de la pared -según explicó el encargado de la obra-, por lo que llevó varias horas arrancarlo de allí.

Y pesaba tanto que, al no poder bajarlo entero, al final de la mañana se llegó a barajar incluso partirlo en trozos más livianos.

La retirada del “aguilita”, como la llamaban con sorna algunos trabajadores del instituto, fue seguida con mucha expectación: “la gente se paraba a hacer fotos con el móvil”, explicaban los obreros, cansados de pedir a los viandantes que cruzaran a la otra acera en vez de quedarse embobados mirando el andamio, con riesgo que de que les cayera un pedrusco encima.

El símbolo franquista se retiraba bajo el paraguas de la Ley de Memoria Histórica, aunque para impulsarlo había hecho falta “una asamblea general de los padres, pasada por consejo escolar y apoyada por las firmas de una veintena de profesores, un tercio de los del centro”, según explicó José Luis Pérez, miembro de la asociación de padres y madres (AMPA). El hombre se pasó media mañana comprobando que, efectivamente, el escudo se retiraba tras sus muchos esfuerzos, y mostró su satisfacción por este “hecho alegre”. La delegación de Educación corre con los gastos del descendimiento.

Los empleados de oficina del instituto San Isidoro, de las pocas personas que se encontraban en el centro al haber acabado ya el curso, eran los primeros en asombrarse por el interés que había levantado el azulejo y su retirada. Algunos comentaron que “no molesta porque está tan alto que nadie se da cuenta de que está ahí si no se le dice”. La dirección del centro, en cambio, no quiso pronunciarse.

 

Pasado el mediodía, tras haber conseguido sacar la placa con su aguila, su yugo y sus flechas, enterita y sin dañarla más que “en una esquinita” que se fracturó, los albañiles comprobaron que pesaba “más de 200 kilos” y era imposible bajarla del andamio. Tuvieron que buscar una grúa con capacidad para llegar a semejante altura, pero la que consiguieron no podía llegar antes de las 15.30 horas, cuando el centro ya estaría cerrado y no podrían dejar la losa dentro. Tenían además sus dudas, porque parecía que haría falta cortar el tráfico en Amor de Dios para tan compleja operación.

Los trabajadores barajaron fracturar el escudo en varios trozos para poder bajarlo, aunque finalmente optaron por dejarlo sobre el andamio hasta hoy para retomar las labores de bajada. A media tarde, seguía sobre el andamiaje.

Tras conseguir que se retirara el recuerdo de “una época tan oscura”, la AMPA pedirá ahora ante el consejo escolar que se aproveche el 6 de diciembre, Día de la Constitución, para dar unas charlas “voluntarias” a los alumnos en las que explicarles el significado del escudo retirado de su fachada “y de la simbología del franquismo” en general. José Luis Pérez aprovechó para lamentar que el PP se abstuviera en la junta de distrito en la que se acordó retirar tan pesada losa, “en todos los sentidos”.

Otros reductos de la dictadura. El del instituto San Isidoro no era el único símbolo franquista que aún lucían los centros educativos sevillanos: en la fachada del colegio de educación especial Virgen de la Esperanza, de la Ronda Histórica, hay uno igual. Y la Universidad de Sevilla se debate entre quitar o no el que luce el Rectorado. A eso se suma una decena de centros que conservan nombres de personalidades del régimen de Franco.

http://www.elcorreoweb.es/sevilla/062255/aguila/franquista/aferra