Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Videos de Memoria Histórica

Documental: “L’Operació Garzón contra l’independentisme català”

| 17 septiembre 2012

El Tribunal Internacional de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó al estado español en 2004 por estos hechos

 

El documental “Operación Garzón contra l’independentisme català” recuerda la campaña represiva contra el movimiento independentista de los Països Catalans durante la cual fueron detenidas más de 60 personas. Muchas fueron víctimas de torturas a manos de las fuerzas de seguridad del estado español con la connivencia del juez instructor Baltasar Garzón. El Tribunal Internacional de Derechos Humanos de Estrasburgo condenó al estado español en 2004 por estos hechos

 

 

20 AÑOS DE LA OPERACIÓN GARZÓN.

Estos días, en muchas ciudades y pueblos dels Països Catalans,  recordamos el veinte aniversario de la denominada “Operación Garzón” con el objeto de denunciar, nuevamente, la persecución política que el estado español realizó en 1992, en el contexto de los Juegos Olìmpícos de Barcelona, contra más de 60 personas acusadas de pertenecer a la organización “Terra Lliure”.

El instructor de aquella operación, el juez Baltasar Garzón, ahora condenado a 11 años de inhabilitación por las escuchas en el caso Gürtel, decretó la incomunicación de las personas detenidas en las dependencias de la Guardia Civil, periodo durante el cual  fueron torturadas. El juez sin embargo, ignoró las torturas a pesar de que ante el declararon haber sido maltratadas. El magistrado, a pesar del estado evidente de maltrato de los detenidos y de sus denuncias, solo tuvo en cuenta las declaraciones extraídas bajo tortura por parte de la Guardia Civil para instruir un sumario que implicó a decenas de personas. Doce años después de aquella persecución, en 2004, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, dictó sentencia condenatoria contra el Estado Español por no haber investigado las denuncias de torturas, obligándole a indemnizar a las víctimas.

Todos estos hechos, ahora narrados y explicados por las propias víctimas en el documental l’Operació Garzón contra l’independentisme català” ponen de manifiesto, 20 años después, la impunidad que de la que disfruta el aparato político, policial y judicial español que en aquellos momentos organizó esta razzia represiva, impunidad alimentada desde las posiciones políticas cómplices, cuando no fomentadoras, de aquella operación represiva contra el independentismo catalán.

Es la impunidad de la que igualmente disfrutan las personas responsables, las  colaboradoras, las empresas y las instituciones implicadas en el genocidio franquista. El estado español es el único que tras una dictadura militar fascista de 40 años con centenares de miles de víctimas, el único que no ha procesado ni pedido responsabilidades a ninguna de las personas implicadas.

Desgraciadamente, esta impunidad continúa siendo visible dentro de las comisarías, centros de detención, CIE y cárceles del Estado Español donde se ha seguido y se sigue practicando la tortura y el maltrato. Durante el año 2011 se tuvo conocimiento de 280 situaciones en las que se produjeron torturas y maltratos que afectaron a 853 personas. Estos datos implican un incremento moderado del número de situaciones respecto del año 2010 (con  251 casos), y un espectacular aumento en en cuanto al número de personas afectadas (en el 2010 hubo 540). Este aumento responde básicamente a que la mayoría de los casos son consecuencia de  las agresiones policiales durante las movilizaciones sociales en la calle, agresiones que este año hemos podido vivir muy de cerca en las calles de Valencia durante los hechos de la “Primavera Valenciana”

Ante esta situación, las personas y organizaciones firmantes de este manifiesto queremos expresar nuestra más firme solidaridad con las personas represaliadas durante la Operación Garzón, y condenamos todas las formas de tortura que aún hoy, veinte años después de aquellos hechos, ejerce el estado español a través de sus cuerpos represivos, amparados en leyes y jueces que impiden su erradicación.

Qué en el futuro podamos mirar a los ojos de quienes sufrieron la tortura y poder decir que igual que hicieron ellos, nosotros continuaremos luchando!

Valencia, 10 de septiembre de 2012