Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

San Fernando: Borrar o dejar la historia

La Voz Digital, | 14 octubre 2012

Las referencias franquistas en las calles de la Isla pueden salir caras


C. CHERBUY | SAN FERNANDO.

La amenaza de Valderas de negar subvenciones a las ciudades con símbolos a la victoria de Franco toca de lleno a San Fernando y reabre un viejo debate

El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha reabierto en San Fernando un viejo debate, al plantear en el Parlamento andaluz que los ayuntamientos que se nieguen a retirar los símbolos franquistas puedan ser sancionados en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y, por ejemplo, no puedan recibir subvenciones de la administración.

Una decisión que toca de lleno a La Isla, ya que en la ciudad aún permanecen monumentos y nombres de calles que precisamente exaltan la victoria de los franquistas. Una de las más evidentes está situada en pleno corazón de la ciudad, en medio de la plaza del Rey, la estatua de Varela. El monumento, según acuerdo de la junta impulsora, es la culminación de la intención «de rendirle reconocimiento oficial y público, del cariño y admiración que San Fernando siente por él, y como tributo por sus heroicos servicios a España con motivo del glorioso Movimiento Nacional», según página 3 y 13 del libro actas de la Junta ‘Pro Monumento a Varela’.

Pero, el problema surge cuando se entra en sus razones artísticas en relación al autor de la obra, Aniceto Marinas García, entre cuyas obras más conocidas caben citar: Monumento a Velázquez, 1899 (Puerta principal del Museo del Prado, en Madrid); Monumento a Eloy Gonzalo ‘Cascorro’, 1902 (Plaza de Cascorro, en Madrid) y Monumento a Las Cortes de Cádiz, 1913 (Plaza de España, en Cádiz).

Entonces surge la discusión entre los que consideran que se debe quitar la imagen o que se debe conservar, ya que más allá de significados se ha convertido en una estampa cotidiana de la ciudad. Claro que si Izquierda Unida cumple de manera directa con las amenazas, San Fernando no tendrá más remedio que quitar el monumento para conseguir partidas económicas que alivien la situación de sus arcas, ya que Valderas, equiparó el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica con estar al día con la Seguridad Social, a la hora de conceder o negar subvenciones.

Nombres de calles
A ello hay que sumar la cantidad de calles que hacen mención a personajes claramente identificados con el régimen. Sin embargo, el cambio de nombre afectaría a miles de isleños que tendrían que realizar las oportunas gestiones para actualizar la dirección. Es el caso de los 837 vecinos de la calle General García de la Herrán, que va desde Rosario hasta el Cementerio. Miguel García de la Herrán fue un general en la reserva que se unió al golpe de Sanjurjo en Sevilla y actuó como segundo al mando de la sublevación. La defensa para mantener el nombre se basa en considerar que García de la Herrán solamente prestó ayuda y colaboración sin que se le pudiera considerar autor del delito de rebelión militar, asimismo se aduce que al estar en la reserva, García de la Herrán era un civil y no un militar por lo que debería juzgarse como tal. La calle Héroes de Baleares está dedicada a los fallecidos el día 6 de marzo de 1938, que fueron hundidos por la Escuadra republicana en la batalla del Cabo de Palos. El cambio de nombre afectaría a 403 vecinos.

Curioso es el caso de la calle Hermanos Laulhé, pues recuerda el fallecimiento de los hermanos Juan, Antonio, Carlos y Remigio Laulhé Alegret en la Cruzada de la Liberación, que viene también a hacer constar la dedicatoria de la calle por tal motivo el 31 de mayo de 1940. Aunque en este caso no estaría afectado el parque Almirante Laulhé, al estar dedicado al padre de éstos, Gobernador Civil de la provincia de Cádiz entre 1923-1925.

El 27 de octubre de 1936, al mando del comandante José Pujales Carrasco, varios efectivos inician su marcha hacia el frente de Madrid y el 1 de noviembre intervienen en la primera acción de guerra, ocupando las localidades de Brunete, Villamantilla y Villanueva de Perales. En la ciudad existe la calle General Pujales que cuenta con 268 vecinos.

La calle Batalla del Ebro, ubicada en la zona de la Casería, recuerda la batalla que convirtió al Ebro en un río de sangre, que duró 113 días y que deparó cifras estimativas de 17.000 muertos. Tras la batalla se recogieron más de 60.000 toneladas de restos metálicos. La calle nace en Magallanes y muere en Juan Sebastián Elcano, contando en la actualidad con 281 vecinos.

Son solo algunos ejemplos ya que existen muchas más calles. Si la Junta mantiene lo expuesto por Valderas, entonces San Fernando se enfrenta a dos posibilidades: o no consigue subvenciones o elimina todos estos elementos.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20121014/san-fernando/borrar-dejar-historia-20121014.html