Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

El (ab)uso de la Guerra Civil Espańola y la Segunda Guerra Mundial en el espacio yugoslavo

Asociación Brigadistas Yugoslavos 1936-1939, | 13 noviembre 2012

Jornadas sobre memoria histórica y revisionismo celebradas en Belgrado, 12 y 13 de octubre de 2012

La reinterpretación del pasado y el revisionismo histórico

La memoria de la Guerra Civil Espańola es parte constitutiva del legado de las luchas por la libertad, tanto espańol como europeo… En el marco de la conmemoración del 75 aniversario de su inicio, la Asociación Brigadistas Yugoslavos 1936-1939 organizó en el transcurso de 2011 y 2012 una serie de actos, exposiciones, mesas redondas y proyecciones de documentales, dedicadas a este conflicto, que fue primero en la historia en el que se afrontaron directamente las fuerzas del fascismo y las del antifascismo.

La actividad final de esta conmemoración, organizada por la citada Asociación, es la mesa redonda internacional bajo el título La reinterpretación del pasado y el revisionismo histórico, que se celebra en Belgrado los días 12 y 13 de octubre de 2012. El objetivo de esta Asociación -en colaboración con la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Belgrado y con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburg- es ampliar el diálogo sobre las interpretaciones revisionistas de la Guerra Civil Espańola y la Segunda Guerra Mundial en el espacio yugoslavo, en aras de dar impulso a unos análisis más profundos de la actual relación entre el fascismo y el antifascismo en el mundo y en nuestro país.

Reinterpretar los conocimientos y valoraciones existentes a la luz de las recientes investigaciones es conditio sine qua non y modus operandi de la ciencia. En ese sentido, las nuevas percepciones/revisiones de los conocimientos existentes representan el resultado esperado y la prueba material del progreso científico. Sin embargo, la aparición del revisionismo histórico, o de la pseudo-revisión (como lo denominan algunos autores), no aporta la pluralidad en el acercamiento e interpretación, sino una lectura completamente nueva de la historia, con escasa o nula apreciación de los hechos, conscientemente marginados, callados y borrados o, muy a menudo, construidos. El revisionismo histórico es de hecho un poderoso instrumento político que, tras los grandes y duros cambios sociales, da al bando victorioso la posibilidad de distanciarse radicalmente del régimen anterior. Eliminar o torcer los “indeseables” hechos históricos sirve en realidad para legitimar a las autoridades entrantes.

Los debates en torno al pasado no se refieren sólo al pasado como tal, ni tampoco sólo a la manera de interpretarlo, sino que siempre están en función de las luchas actuales por la (re)distribución del poder político y social global, ya que “quien controla el pasado, controla el futuro, quien controla el presente, controla el pasado” (George Orwell, 1984).

Por supuesto, aquí no se trata de un pasado remoto (aunque éste también es instrumentalizado, pero su utilidad y efectos son bastante limitados), sino de un pasado no superado a nivel intelectual y emocional y que, interpretado de manera adecuada, adquiere una vigorosa potencia para manipular. El pasado que aquí tratamos y cuya interpretación es objeto de vehementes debates a la vez que de reinterpretaciones y valoraciones radicales, no es un pasado cualquiera o un suceso cualquiera. Se trata del conflicto clave y más traumático que marcó el siglo XX: el conflicto entre el fascismo y el antifascismo.

Los acontecimientos que influyeron decisivamente en la (re)modelación de los sistemas sociales de valoración y de la vida humana y que, como tales, pertenecen tanto a la memoria individual como a la colectiva, representan sin duda un desafío ineludible, deseable y estimulante para los investigadores contemporáneos. Tampoco hay duda de que, igual que existe la pluralidad de memoria, existe también la pluralidad en el entendimiento de ciertos acontecimientos del pasado. De ahí que es de suma importancia explicar el por qué, cuándo y cómo el proceso de la reinterpretación crítica del pasado se transforma, degrada y resume en interpretaciones arbitrarias e instrumentalizadas.

La Guerra Civil Espańola por un lado, y la Segunda Guerra Mundial en el espacio de la antigua Yugoslavia, por el otro, son dos acontecimientos que pese a sus características peculiares forman una continuidad histórica. Precisamente por ello son marco de referencia para un amplísimo debate sobre el revisionismo, al ofrecer abundante material de toda clase, típico para el “rediseńo” del pasado en casi todos los países europeos. Al mismo tiempo, el debate sobre el revisionismo se hace más cercano, entendible y útil para el entorno en que se celebra, por estar enfocado empíricamente en el caso espańol/yugoslavo. Es más, su valor específico reside en la posibilidad de abrir el espacio para analizar experiencias originadas o que se originarán de cara a los acontecimientos traumáticos, pertenecientes al pasado muy reciente o a la actualidad. Las contradicciones que desgarran al mundo actual, y sobre todo la insoportable desigualdad de las condiciones de vida, siguen siendo el terreno fértil para la subsistencia y proliferación de diferentes ideologías y prácticas políticas que se alimentan con desesperación, falta de esperanza y descontento. Y la historia nos enseńa que de todas ellas la más letal fue y sigue siendo la ideología del fascismo.

 

Todos los VÍDEOS del encuentro en:

http://www.teve-novine.org/revisionismo_22102012.html#20