Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos, Noticias

Un experto asegura que el franquismo usó el terrorismo como acción política

El Diario.es, 25/11/2012 | 26 noviembre 2012

Eduardo González Calleja ha publicado “El laboratorio del miedo. Una historia general del terrorismo”

 

EFE – Madrid

El profesor Eduardo González Calleja, autor de la primera historia global del terrorismo escrita en castellano, considera que el franquismo empleó en muchas ocasiones la intimidación y la violencia, es decir, el terrorismo, como modo de actuación política.

Así lo explica en una entrevista con Efe este profesor de la Universidad Carlos III de Madrid con motivo de la publicación de su libro “El laboratorio del miedo. Una historia general del terrorismo”, centrada, entre otros asuntos, en la violencia política en la Europa contemporánea y de la España de los siglos XIX y XX.

El autor sitúa el origen del terrorismo en la aparición del estado y del poder. De hecho, arranca su libro en el siglo I después de Cristo, en la época de los sicarios y, más adelante, de los asesinos del mundo árabe.

“Desde el momento en que aparece una estructura de poder, llamémosle Estado, y hay grupos que pretenden apuntalarlo o subvertirlo empleando el miedo como modo de actuación política, podemos hablar de terrorismo”, explica González Calleja.

¿Hay terrorismo en España antes de ETA?. El autor asegura que hay terrorismo desde el último cuarto del siglo XIX, el de carácter anarquista, y cita como ejemplo el asesinato, en 1897, de Cánovas del Castillo, uno más de los casos de terrorismo que se produjeron, a su juicio, en el mundo en esa época, cuando se mató “a un presidente de EEUU, otro de Francia, un rey en Italia o a Sisí Emperatriz”.

Entre esa época y ETA también se producen otras acciones terroristas en España, relata el autor, como las que ejecuta de forma “puntual” la Falange durante la II República o algunos movimiento subversivos durante el franquismo.

Así, cita algunas actividades de la resistencia antifranquista, como las guerrillas urbanas de Barcelona y Madrid, o el maquis en el campo, que algunas veces tuvieron “un componente intimidatorio que se las sitúa cerca del terrorismo”.

González Calleja concibe también el terrorismo “no sólo como algo que realicen las organizaciones de carácter subversivo, sino también el Estado”.

“De hecho -dice-, en el mundo contemporáneo el terrorismo surge desde el Estado, como fue el terror revolucionario francés del jacobinismo”.

Y centrándose en España, el autor no duda en afirmar que “el franquismo empleó en muchas ocasiones la intimidación y la violencia, el terrorismo, como modo de actuación política”.

También los GAL, como en su día lo fueron otros grupos que surgen en el entorno de la Policía antes de la llegada al Gobierno del PSOE, pueden considerarse un tipo de terrorismo de Estado.

No cree el autor que los movimientos actuales de protesta y antisistema que se desarrollan en España pueden derivar hacia el terrorismo, sino hacia manifestaciones violentas o tumultuarias.

Para crear un grupo terrorista, recuerda el profesor, hace falta “una especie de articulación política, un ideario y una organización clandestina muy perfeccionada que no está al alcance de cualquiera en estos momentos”.

No obstante, explica que ETA, los GRAPO o las FRAP nacieron de ciertos movimientos de protesta juvenil, estudiantil o cultural, ya que fueron algunas minorías de esos movimientos las que derivaron en esas organizaciones terroristas.

Cree González Calleja que España asiste al fin de ETA porque, entre otras cosas, la banda es consciente de que son “más un obstáculo que una ayuda para el progreso y la evolución del movimiento político abertzale, que precisamente está obteniendo los mejores resultados electorales de su historia.

Reconoce que el terrorismo ha pasado a un segundo plano en la preocupación de los españoles, que ya consideran a ETA un “problema menor”, pero avisa del peligro que entrañan las organizaciones vinculadas a Al Qaeda.

“Puede que hayamos pasado una época de terrorismo doméstico, típicamente español que poco a poco está desapareciendo. Pero existe un terrorismo de carácter global del que España no está libre. No lo genera, pero lo sufre”, resalta el experto. Sagrario Ortega

http://www.eldiario.es/politica/experto-asegura-franquismo-terrorismo-politica_0_72792737.html