Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Artículos y Documentos

Una mujer que nunca pudo celebrar su cumpleaños

Infocosta Tropical, 4-11-2012 | 6 noviembre 2012

La aparición de los restos de 7 almuñequeros fusilados en el año 47, nos trae la historia de Clemen

 

 

En las historias de las guerra siempre hay vencedores y vencidos, buenos y malos, víctimas y verdugos. Pero cuando las guerras son entre vecinos de unos y otros bandos, las sospechas, la venganza, la denuncia y la traición, se convierten en protagonistas crueles de las vidas de personas culpables o inocentes en mayor o menor medida, pero en la mayoría de los casos, injustas e innecesarias.

Hace ya muchos años, a Clemen, una niña de Almuñécar, su madre siempre le contó que a su hermano (tío de la niña) se lo llevaron detenido en octubre del 47 junto a otros ocho vecinos de Almuñécar, acusados de ser colaboradores de la guerrilla. Según recuerda, su madre le decía con mucha tristeza y un dolor nunca superado, que se llevaron a los nueve al cuartel y allí los torturaron. Después los llevaron hasta “La Galera”, desde donde liberaron a dos de ellos, y al resto, ya mal heridos a palos, se los llevaron a la sierra y los mataron.

65 años después, durante una exhumación ajena a estos fusilados, llevada a cabo por la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica, se han podido hallar los restos de estos 7 almuñequeros represaliados del franquismo, en una fosa común situada junto a la iglesia de La Inmaculada del municipio granadino de Pinos del Valle.

En el parte emitido por la Guardia Civil el día de autos, dijeron que la muerte se había producido tras un enfrentamiento entre los “guerrilleros” y los agentes de la benemérita, pero la versión real de lo sucedido, en la que todos coinciden, es que fueron objeto de una redada, y posteriormente, víctimas de terribles torturas ocurridas durante los interrogatorios que les hicieron para que delatasen a sus compañeros.

65 años después

Esta historia se reabre el pasado mes de agosto, cuando la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica llevaba a cabo la búsqueda de dos hermanos de Pinos del Valle, ambos agricultores de 27 y 23 años, así como la de un padre y a su hijo fusilados el 24 de mayo del 47. Los encargados de la exhumación descubrieron de forma fortuita una fosa contigua en la que había varios cuerpos, concretamente, los de los siete vecinos de Almuñécar detenidos en una redada llevada a cabo en un local, acusados de ser bandoleros, colaborar con la guerrilla y atacar a la Guardia Civil en octubre de 1947.

Según cuenta la familia de uno de los fusilados, todo fue fruto de un chivatazo, y los usaron como escarmiento. Querían evitar que se reunieran de forma clandestina para escuchar una emisora de Radio ilegal afín a la guerrilla, Radio Pirenaica, que había en una habitación situada en la parte superior de lo que era el antiguo Cine Pasapoga.

El historiador José María Azuaga, relata que en las investigaciones llevadas a cabo, tras conversaciones con algunos de los que participaron en las acciones militares que sucedieron por esas fechas, supo que el teniente de la Guardia Civil recibió la misiva de su superior, el general Julián Lasierra Luis, quien literalmente le ordenó: “Coge a 10 y los fusilas” con el fin de dar un escarmiento. De esos diez sospechosos catalogados como “peligrosos”, finalmente fusilaron a 9 porque salvaron a uno que estaba bien recomendado. A los otros se los llevaron en la noche del 9 al 10 de octubre al cuartel de Almuñécar donde fueron interrogados y torturados. El día 19 los trasladaron a la Sierra y los fusilaron. Sus cuerpos los enterraron en una fosa común en Pinos del Valle, donde han sido encontrados – por casualidad- 65 años después.

Los 7 almuñequeros fusilados, cuyos nombres ya han sido hechos públicos, son: Antonio Bonillo Barbero, Andrés Arnedo Carrascosa, Antonio Olivares Cervilla, y Francisco Díaz López, “Bolloco”. También mataron entonces a Blas Pintor Guerrero, vecino de El Cerval, a José María Márquez Rivas y Antonio Arellano. Los otros dos hasta completar la lista de nueve detenidos, escaparon o los dejaron escapar. (Aunque aparecen en los informes, omitimos sus nombres ya que estos no han sido desvelados públicamente hasta la fecha)

El primer cumpleaños de Clemen

Y aquí es donde aparece la protagonista de nuestra historia. Clemen, una niña que tuvo la desgracia de nacer en el mismo día en el que pocos años antes habían fusilado al hermano de su madre, razón por la cual nunca pudo celebrar su fiesta de cumpleaños. Esa era una fecha repleta de recuerdos desagradables y muy tristes. Su madre, siempre de luto, le decía que no podía celebrarlo porque estaría faltando a la memoria de su hermano fallecido al que no había podido dar santa sepultura, razón por la que esta niña nunca tuvo una fiesta con tarta, ni sopló las velas, ni recibió regalos, ni pudo disfrutar de un día tan especial para ella. Algo que al principio fue una decisión de su madre, pero que con los años ella también tomaría.

Francisco Díaz López, “Bolloco”, era el tío de Clemen García Díaz, quien este año, una vez recuperado su cuerpo y viendo cumplido el deseo de su madre, ha decidido celebrar por primera vez una emotiva fiesta de cumpleaños rodeada de su familia y amigos más queridos.

En ambos bandos hubo víctimas, vencedores y vencidos.

Estos siete almuñequeros fueron algunos de los muchos que cayeron durante y después de una Guerra Civil que nunca debió acontecer y que trajo la tristeza, dolor y luto a demasiadas familias, por la muerte de tantos y tantos seres queridos.

Aún hoy, algunos de ellos recuerdan con tristeza aquellos dramas personales protagonizados por todos los que perdieron sus vidas en pos de una España mejor.

http://www.infocostatropical.com/noticia.asp?id=45886&id_area=2&area=Secciones&id_secciohttp%3A%2F%2Fwww.infocostatropical.com%2Fnoticia.asp%3Fid=45886&id_seccion=19&seccion=Sociedad