Agenda
Artículos y Documentos
Federación Foros por la Memoria
Noticias
Videos de Memoria Histórica
Home » Noticias

Ha fallecido Adelina Kondratieva

| 16 diciembre 2012

Intérprete y traductora del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de la República en Albacete, en la Guerra Civil

Ayer ha fallecido en Moscú , Adelina Kondratieva, (Abramson) traductora de ruso que participó en la Guerra civil española. Era la secretaria de la asociación de veteranos soviéticos en la Guerra civil española y de la asociación Archivo Guerra y Exilio (AGE) que preside Dolores Cabra.

Las últimas veces que vino a España, repartió medallas de compañeros fallecidos, porque alli las medallas no se las queda la familia sino que las asociaciones de veteranos las imponen a nuevas personas que según ellos las merezcan.

Que la tierra te sea leve camarada.
Foro por la Memoria de Guadalajara
Adelina Abramson, casada Kondratieva.
Intérprete y traductora del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de la República en Albacete, en la Guerra Civil.

Nacida en Buenos Aires en los años 20, de padres rusos emigrados. Su padre Benjamin, huye de los zares en 1910 por una condena a muerte y recala en la República Argentina. Allí residen hasta 1932 en que toda la familia se traslada de Buenos Aires a Rusia para participar, con gran ilusión, en la construcción del Estado socialista.

En agosto, junto con su madre y su hermana Paulina de 17 años, llegan a Berlín en el barco alemán Carp Arcona. El padre fue en otro viaje. A fines de agosto de 1932, llegan a la URSS. Se acoplaron con dificultades. Paulina de mecanógrafa, su padre, Benjamín, traductor en Editorial Progreso de Moscú. En 1932 se llamaba Editorial de Trabajadores Extranjeros, en 1939 pasó a denominarse Ediciones en Lenguas Extranjeras.

Adelina ingresa con 14 años en la escuela soviética. Quiso ingresar en la Unión de Juventudes Comunistas de la URSS. Necesito 3 solicitudes. A la primera negativa, se le indicó que las razones eran considerarla “hija de un trostkista con agravante de haber nacido en Buenos Aires”. En sus argumentos expuso que las posibles culpas de los padres no las tendrían que pagar los hijos. Esto por desgracia era muy contrario a la doctrina Stalin. Le costó dos solicitudes más. A la tercera la admitieron, suponemos que de la necesidad se hizo virtud, y aprovechando que sabía otro idioma, ese idioma era el español y se iba a necesitar gente para España…pues concedido!.

Adelina con su padre Benjamín, y con identidad falsa, salen en 1937 con rumbo a España, en enero, para participar en la lucha contra el fascismo. Después de sus vicisitudes en varias fronteras consiguen llegar a Barcelona y de allí a Valencia. Adelina, entonces tiene 17 años y por sus conocimientos de español, se le asigna un oficio de intérprete y traductora en Aviación, en el Estado Mayor de la Fuerza Aérea de la República, con sede en Albacete.

En 1938 regresa a Moscú, y confiesa en sus memorias recogidas en el libro Mosaico Roto, que a pesar de una pequeña crisis, casamiento y divorcio, ingresa en la Facultad Obrera para adultos, lo que aquí equivaldría a la instrucción secundaria.

En abril del 1941, estudia italiano en la Facultad Militar del Instituto de Idiomas Extranjeros, consiguiendo ser traductora militar de italiano, necesaria para interpretar a los prisioneros italianos en la Segunda Guerra Mundial, especialmente en los interrogatorios. Choca con sus superiores por el mal trato que se daba a los prisioneros.

Al final de la guerra se reincorpora al Instituto Militar de Idiomas.

Fecha crucial en su vida fue el 18 de marzo de 1951, cuando es detenido su padre, con 63 años. La acusación es de trostkismo, que le persiguió toda la vida. Adelina, le acompañó en su detención, ante el estupor de su padre, por orden del mayor que le detuvo.

De su padre Benjamín no consiguieron ninguna confesión. Todas las acusaciones, nos cuenta Adelina, fueron refutadas. Consiguió lo que se llamaba una condena ¡leve!: cinco años de gulag con destierro subsiguiente, sin poder vivir en ninguna ciudad importante.

Adelina continuó su vida, tras muchas vicisitudes, por “ser hija de detenido y además extranjera” como jefa de cátedra de español en el Instituto de Pedagogía.

En la actualidad, colabora activamente con AGE, de la que es Socia de Honor y Vocal de su Junta directiva, y se relaciona con los españoles de Moscú y participa en las diferentes actividades de Archivo, Jornadas de Guerrilleros, Organización de la Asociación, y Actos de todo tipo tanto en Moscú como en Madrid. Su vitalidad y energía son encomiables.

http://www.nodo50.org/age/adelina/adelina.htm